TENIS

La revelación de Massú sobre sus abuelos en Auschwitz

El histórico tenista nacional contó episodios desconocidos de su vida en una entrevista que le otorgó a la Federación Internacional de Tenis.

La revelación de Massú sobre sus abuelos en Auschwitz

Nicolás Massú, uno de los mejores coach de la temporada 2020, habló con el sitio oficial de la Federación Internacional de Tenis y habló de su vida familiar, recordó los logros en Atenas 2004 e hizo un balance de su año como coach de Dominic Thiem en el circuito de la ATP.

Acerca de sus abuelos, el "Vampiro" sorprendió contando que “vivieron la Segunda Guerra Mundial, estuvieron en Auschwitz. Después de la guerra emigraron a Chile. Fue mi abuelo quien me metió en el tenis; durante muchos años me apoyó, llevándome hacia y desde el club. Mi abuela tiene 94 años y todavía tiene tatuado el número del campo de concentración en la muñeca. Me explicaron lo que habían vivido, así que tengo esa fuerza de ellos. Si pueden sobrevivir a eso, ¿cómo no puedo sentirme positivo cuando juego al tenis para ganarme la vida?".

 Respecto de su carrera como tenista, Massú reconoció que "tuve la suerte de tener entrenadores que siempre fueron muy positivos. Debes comprender lo que el entrenador te está diciendo, el mensaje que contiene. Mis primeros entrenadores siempre me decían: 'Hay que poner la pelota al otro lado de la cancha, sin errores'. Conocía mis fortalezas y debilidades. Siempre trabajé para mejorar".

Respecto a su mentalidad, dijo que “cuando trabajas y sueñas, puedes lograrlo. Para nosotros, los sudamericanos, es difícil, no tenemos muchos torneos locales, así que tenemos que viajar lejos de casa, de nuestras familias. Pero desde que era joven, traté de mantener una actitud positiva y ser más duro mentalmente que mis rivales. Siempre quise ganar".

Recordando los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, el ex tenista nacional reconoció que fueron "las mejores dos semanas de mi carrera. Siempre quise hacer historia en el deporte. Vi Los Ángeles en 1984 cuando tenía cinco años y en Sidney 2000 llevé la bandera de Chile, fue inolvidable. Aún así, no pensé que cuatro años después iba a ganar dos medallas de oroA veces me pregunto cómo me las arreglé para convertirme en el único tenista masculino que ha ganado dos oros en los mismos Juegos Olímpicos".

Sobre su relación con Thiem, Massú contó que "uno de los objetivos era mejorar sus resultados en pista dura y hoy en día no sé si tiene mejores resultados en tierra batida o dura. Tiene un gran nivel en ambas superficies, pero necesitamos mejorar en hierba. Es un jugador talentoso y muy trabajador. Es muy joven, así que veo un futuro brillante. Sabe que puede ganar más. Espero que en la nueva temporada pueda seguir jugando un tenis sólido".

El nacido en Viña del Mar finalizó la entrevista con una frase que no dejó de llamar la atención: "Estoy muy motivado; Yo amo lo que hago. Estoy loco por el tenis".