ENTREVISTA AS

La joven tenista chilena que sueña con ser la número uno y ganar el Australia Open

Martina Pavissich tiene solo 14 años, pero ya asoma como la esperanza chilena en el tenis femenino. En AS, contó sobre sus inicios y la presión que recae sobre ella.

0
La joven tenista chilena que sueña con ser la número uno y ganar el Australia Open

A fines del año pasado, Martina Pavissich logró llegar a la final del ITF J5 de Lima. El torneo era para jugadoras de hasta 18 años, pero Martina compitió con 14. Dando cuatro años de ventaja se hizo notar, y con su increíble actuación sumó sus primeros puntos para el ranking mundial junior.

"Ni yo me creí el haber llegado a la final. Siento que podría haber hecho un poco más ahí, porque entré con mucho respeto ante la otra jugadora, la cual conocía de antes y sabía que jugaba muy bien", cuenta a AS sobre esos días.

Esa es la mentalidad de la joven promesa chilena. Una que apunta alto y aspira a ser el revelo de Daniela Seguel y Alexa Guarachi en el corto plazo. "En Chile hay buenas jugadoras. Alguien si o si saldrá jugado bien de esta generación, y de las más grandes también".

- ¿A qué edad y cómo empezó a jugar tenis?
- Partí jugando a los cinco años en el Club Manquehue. Yo estaba en el jardín infantil y un día fui a ver a uno de mis hermanos jugar tenis con sus amigos. Así fue como partí de a poco en el 2011

- ¿Practicaba otros deportes en ese momento?
- En ese momento no, pero en el 2014 empecé a jugar hockey en mi colegio. Estuve entre el hockey y el tenis, pero al final me decidí por este último.

- ¿Por qué el tenis?  
- Yo estaba en la escuela, donde era más recreativo, pero de repente me querían subir al grupo avanzado, que era más de competencia y ese tipo de cosas. Eso era lo que yo quería.

- ¿Se acuerda de sus primeras experiencias en torneos?
- Mí primer torneo fue con gente de otros clubes y me fue súper bien. Me emocioné harto. Después partí con un torneo de Tenis 10, en los Andes, y me fue muy mal. Perdí con todas y me frustré mucho. Me acuerdo de que me ponía a llorar siempre y hacía show por todo.

- ¿En qué momento se dio cuenta de que el tenis era lo tuyo?
- Me dí cuenta cuenta hace poco, cuando en el 2018 ganamos el sudamericano junto a Antonia Vergara y Consuelo Alarcón. Jugué muy bien en ese torneo y ahí pensé que podría llegar a ser profesional. Después de esa competencia también tuve algunos problemas, no me fue muy bien en una gira y me 'bajonié' un poco. Al siguiente año fui en abril a un torneo COSAT en Paraguay. Sin esperarlo, lo gané y ahí me motivé más.

- ¿Quiénes componen su equipo de trabajo?
- Mi entrenador es Carlos Marchant, con el que entreno en el Club Sirio Unido, donde también está mi otro profesor Daniel Rosales. Mi preparador físico es Pablo Polanco; mi kinesiólogo es Benjamín; mi nutricionista Carlos Jorquera y mi profesora de yoga se llama Jeniffer Zaramano. Todos me han ayudado muchísimo y siempre quieren ver lo mejor de mí.

Martina Pavissich con su subcampeonato en Perú.

Los estudios y la pandemia

- ¿Cómo es el tema de compatibilizar el deporte con los estudios?
-
El año pasado fue tranquilo porque tuvimos las clases online y tampoco competí. Ahora estoy en un colegio de deportistas, pero antes estuve en uno normal y era difícil. Me costaba porque quería que me fuera bien en el colegio y el tenis. Me frustraba cuando debía llegar de una gira y ponerme a estudiar para una prueba. No entendía nada. Era difícil, pero el colegio se portó muy bien.

- ¿Cómo sobrellevó el tema de pandemía y el encierro? 
- Fue difícil porque al principio estuve muy floja, no hacía el físico que me mandaban o trabajaba cosas nada que ver. Lo tomé como un relajo. Tenía una gira de cinco semanas por Europa a la que había clasificado y también un Sudamericano, pero se cancelaron ambos. Con eso quedé mal. Hablamos con mi preparador físico y me dijo que no nos podíamos bajonear con esto. Ahí fue cuando cambié el switch y pensé que debía verlo por el lado positivo. En ese sentido me sirvió mucho, porque también me alimenté mejor y bajé de peso, algo que me complicaba anteriormente. Me empecé a sentir mejor. Fue un año difícil, pero por lo menos me sirvió para aprender y aprovechar el tiempo para jugar.

- Actualmente ocupa el puesto número uno del ranking COSAT en menores de 14 años y muchos la nombran como la esperanza del tenis femenino en Chile, ¿cómo lleva toda la presión y expectativas?              
- Al principio me puse muy nerviosa, sobre todo porque el año pasado tuve que jugar una gira en el verano, ya como la número uno del ranking. Fui a esa gira con muchos nervios, porque quería que me fuera bien y lograr clasificar a Europa. Estaba tan nerviosa que no podía sacar, pero igual me fue súper bien y me relajé. Ahora siento que ya no tengo tanta presión encima, porque voy a empezar a jugar en la gira COSAT en 16 años y también torneos ITF para menores de 18, y yo recién tengo 15 años.

Su despegue y el tenis chileno

- ¿Qué dice su familia sobre el objetivo de ser profesional?                     
- Mis papás y mi hermano siempre han sido muy importantes. Ellos confían mucho en lo que hago y están súper contentos. No son de estar pendientes de mis resultados porque saben que entreno bien y me apoyan. Si no me gustara, me sacarían. Mi papá y mamá me llevan a todas partes y siempre están pendientes de lo que hago. De repente se molestan si voy a una gira y no entreno nada.

- Para la gente que no la ha visto jugar, ¿cuáles son sus puntos fuertes y débiles dentro de la cancha?                                                                                              
- Mi revés es mi mejor golpe, por lejos. También soy de disfrutar mucho en la cancha. A veces me enojo, pero lo se controlar bien. Soy de luchar siempre, no tiro los partidos si voy perdiendo. También soy tranquila e inteligente para jugar, como por ejemplo a la hora de tomar decisiones en la cancha. Sobre los puntos débiles, algo que tengo que mejorar es que nunca doy el 100% en los partidos. Si me toca jugar con una niña de nivel seis por así decirlo, yo voy a jugar en nivel siete, nunca lo haré en 10. Tengo buen servicio, pero de repente me pongo nerviosa y hago muchas doble faltas. La derecha va a ir mejorando.

- ¿Tiene contacto con las tenistas más grandes, tipo Daniela Seguel, Fernanda Brito o Alexa Guarachi?                                                                                    
- Con Daniela Seguel entrené una vez y también nos hemos escrito harto. Me cae muy bien y la encuentro muy buena persona, alguien esforzada y que le gusta mucho el tenis. Es un muy buen ejemplo para mí. No he visto mucho a la demás, pero encuentro que son muy buenas. Cuando las veo entrenar se les hace muy fácil.

Sus gustos dentro y fuera de la cancha

- ¿Su superficie favorita?
- Yo juego en arcilla, pero me gusta mucho más el cemento. Es más rápido.

- ¿Quién es su referente en el tenis?                                                                                   
- Me gusta mucho Elina Svitolina (5° WTA). Es muy agradable y no se ve como alguien seria. Tiene mucho talento y se le hace muy fácil.

- ¿Y en el tenis masculino?                                                                                                           
- Me gustan Djokovic (1° ATP) y Shapovalov (12° ATP)

- ¿Cómo es Martina Pavissich fuera de la pista de tenis?                                                       
- Soy enojona y tengo poca paciencia. Cuando estoy con amigos en general soy tranquila. Me gusta escuchar música y estar con familia. No hago tantas cosas porque me prefiero estar tranquila y no andar paseando por muchos lados. Mis pasatiempos son tocar el piano, ver Netflix, jugar con mis perros, escuchar música y jugar nintendo con mi hermano.

- ¿Qué música le gusta?                                                                                                               
- Me gusta el pop en inglés. Mis artistas favoritos son Shawn Mendes y Ed Sheeran.

Las dificultades

- Ser tenista en Chile y Latinoamérica en general es muy caro, ¿cómo ve el tema de los recursos?                                                                                                                                        
- Por suerte hasta ahora con mi familia lo hemos llevado bien. Tengo recursos, pero de verdad necesito apoyo. Las giras son muy caras y también tengo dos hermanos, entonces mis papas tienen que ver el lado de ellos y no solo por mí. Es duro. Aparte de las giras está el kinesiólogo, el físico, el nutricionista y hasta mi colegio. Todas esas cosas son caras. De repente desde la federación nos dan algo, pero también es duro para ellos porque por ejemplo el año pasado no pudieron sacar mucho dinero.

- ¿Qué es lo más difícil de apuntar al profesionalismo?
- El tema de las comidas me cuesta. De repente ando con mucha ansiedad y me cuesta, pero de igual forma lo he mejorado en comparación a otros años. También el confiar en mi mismo. En vez de que otra gente me diga que puedo lograr cosas, me falta decirlo yo mismo. El creer en mí.

- ¿Y el salir con amigas o que la inviten a otras cosas?
- Cuando más chica me afectaba, pero ahora no soy de salir mucho. De repente tengo amigas que me invitan a salir los fines de semana. Tampoco es que me interese mucho. Al fin de cuestas es el camino que yo elegí. Me gusta jugar y lo paso bien en la cancha.

Su futuro

- ¿Cuáles son sus objetivos para 2021 y también para más adelante?                                    
- Mi objetivo es tratar de clasificar a Europa en esta gira que haré ahora y quedar más o menos en el lugar 650° del ranking ITF. A largo plazo quiero ser la número uno y ganar un Grand Slam.

- ¿Qué Grand Slam le gustaría ganar?                                                                                        
- Australia Open, por lejos.

- Muchas y muchos tenistas optan por estudiar en Estados Unidos mediante becas, ¿se lo ha planteado alguna vez?                                                                                                             
- Si me lo he planteado, incluso este día tuve una charla con una jugadora más grande. Si no se me dan los resultados, voy a buscar la beca deportiva en Estados Unidos.