ENTREVISTA AS

La figura de Wanderers que termina contrato: "Me ilusiono con dar el salto"

El lateral Matías Fernández podría estar jugando sus últimos duelos en los caturros y ya analiza lo que será su futuro. Habló de sus inicios y de la Roja.

La figura de Wanderers que termina contrato: "Me ilusiono con dar el salto"
SEBASTIAN CISTERNAS/PHOTOSPORT SEBASTIAN CISTERNAS/PHOTOSPORT

Matías Férnandez (25) debutó con Santiago Wanderers en 2015 y, desde entonces, ha sumado 65 partidos con la institución. Así, se ha convertido en una de las principales figuras del torneo nacional y una de las razones que hacen soñar a Wanderers con una clasificación a la Copa Sudamericana.

En conversación con AS Chile, el nacido en Valparaíso cuenta sus objetivos de cara a este año, sus inicios en el profesionalismo y las perspectivas para lo que viene en su carrera.

- Este torneo ha sido figura en Wanderers, ¿seguirá en Valparaíso o analizará algún ofrecimiento de otro club?
- Quiero esperar que termine el campeonato y ver qué ofertas llegan o analizar lo de Wanderers que también está. Voy con calma, porque cuando uno quiere mucho algo al final no llega. Las cosas se dan solas cuando uno trabaja bien y estoy tranquilo en ese sentido.

- ¿Y ha tenido acercamientos con Wanderers?
- Hay conversaciones, pero nada concreto todavía. Yo he pedido que no se hable mucho del tema porque estamos jugando cosas y prefiero ver mi futuro al final de campeonato. No pienso en lo que puede pasar después, solo en los partidos que quedan.

- ¿Cree que es el momento de dar el gran salto en su carrera?
- Mi presente es Wanderers y me queda contrato hasta final de campeonato. Quiero dar lo máximo y seguir con el mismo nivel. Este campeonato me ha servido para darme cuenta de que puedo dar mucho más. He jugado en varias posiciones y creo que eso me ha ayudado mucho en mi juego. Uno se ilusiona con dar el gran salto, pero quiero lograr algo con el club, quedarnos en primera y ahí ver qué pasa.

 - ¿Se ilusionan con una clasificación internacional?
- El primer paso es asegurar la permanencia y obviamente que con los resultados que se van dando partido a partido, uno se ilusiona con clasificar a una Copa Sudamericana. Pero hay que estar con los pies sobre la tierra y primero asegurar la permanencia. No soy mediocre, quiero mucho más.

- ¿Y la Roja?
- Lo único que quiero es representar al país, pero voy con calma, todavía me quedan muchos partidos para llegar a ese nivel. Ojalá se me dé, estoy trabajando para conseguir eso en algún momento.

- ¿Algún referente dentro de la posición?
- A mi me encantan los laterales brasileños, como por ejemplo Dani Alves. Veo mucho la posición de lateral y los brasileños son un ejemplo para seguir en ese puesto.

Inicios en el fútbol y el descenso en 2018

- Debutó como profesional el 2015, ¿cómo fueron sus inicios en Santiago Wanderers?
- En Wanderers estoy desde los 10 años, es decir 15 años en total. En mi inicios en el primer equipo me costó mucho jugar, porque antes no era como ahora, era mucho más difícil que te tuvieran en cuenta. Fue difícil subir al plantel y poder jugar.

- ¿Cómo vivió el tema del descenso en 2018?
- Fue duro. Me pilló siendo joven y uno lo siente más porque es de casa. Ver sufrir a la gente, a tú familia, es un cúmulo de cosas. Yo tenía 22 años, entonces me pilla en un momento en el que quizás no entendía muchas cosas y la pasión de la gente uno la empieza a sentir propia. Veníamos de obtener la Copa Chile, entonces uno no espera que después de haber ganado una final se descienda de esa forma, en penales y con un gol a último minuto. Fue todo muy trágico lo que pasó ese año y ese día del descenso.

- ¿Esa Copa Chile es su recuerdo más lindo en el fútbol?
- Si, obviamente. La Copa Chile y el ascenso, esas dos cosas las viví muy de adentro. He vivido malos y buenos momentos en el club. Wanderers es un equipo súper sacrificado y las cosas cuestan el doble, como en la ciudad misma.

-¿Qué importancia ha tenido su familia en su carrera futbolística?
- Mi familia lo es todo. Yo creo que para el futbolista la familia y la gente querida es nuestra contención. Siendo una figura pública, sobre la que todos pueden comentar cosas, de repente la mayoría de las veces recibes malos comentarios y puteadas, y las personas que están ahí contigo son tu familia. Yo tengo una hija de dos años y es mis ojos. De repente tengo un mal día, llego a la casa, la veo a ella y se me pasa todo.

- Para finalizar, ¿cómo se ve de acá a dos o tres años?
- Sé que puedo dar mucho más de lo que estoy dando ahora y puedo llegar mucho más arriba. En eso se basa mi trabajo, ir escalando de a poco. Obviamente que me imagino estando en clubes grandes, en el extranjero y llegar a la selección, es por lo que uno trabaja.