SUPERCLÁSICO

El peor problema de Colo Colo

Las lesiones han golpeado con asiduidad a los volantes en un puesto clave del Cacique, gatillando un inesperado cambio táctico. Ante la U, se avizora que pasará lo mismo.

Por si los inconvenientes de Colo Colo no fueran pocos, en las últimas semanas ha debido enfrentar otra importante contrariedad en su afán por escapar del descenso. Los tres hombres en condiciones de actuar como único volante ofensivo coincidieron en encontrarse lesionados, lo que obligó al DT Gustavo Quinteros a innovar en la organización posicional, Esto puede ser un factor a tener en cuenta para el Superclásico.

Uno tras otro

Primero fue Matías Fernández quien protagonizó la deserción inicial. Ante Antofagasta, el '10' de los albos, ese día en el Calvo Bascuñán, volvió a padecer una lesión muscular. Tuvo que dejar el encuentro, tras una buena acción individual que concluyó en el gol del triunfo de Gabriel Costa durante el primer tiempo.

A continuación, Jorge Valdivia se convirtió otra vez en baja en el Cacique. Algunas molestias físicas le habían impedido actuar con regularidad y su presencia había sido 'manejada' para evitar una lesión mayor. Sin embargo, el volante solo alcanzó a estar 10 minutos en la cancha contra Everton. Una dolencia muscular en la pantorrilla lo mantiene al margen hasta hoy en Colo Colo.

Con los dos '10' avezados fuera de la convocatoria fue el turno de Leonardo Valencia para actuar en la posición, abandonando el puesto de extremo por la izquierda. El mediocampista también se lesionó en la victoria por 1-0 contra Everton al recibir un golpe que lo obligó a dejar el terreno de juego.

La variante de Quinteros

Sin los tres volantes ofensivos en condiciones favorables, Quinteros se vio obligado a intervenir en la organización espacial de los albos. Resulta evidente, entonces, que las bajas de Fernández, Valdivia y Valencia han repercutido en la configuración táctica del equipo.

Ante Everton, Colo Colo se organizó en un momento con una línea de cuatro volantes en el mediocampo (doble '6' y un par de mediocampista externos). Aunque forma parte del repertorio táctico de Quinteros, hasta ahora en el Cacique no lo había empelado. Lo llamativo en este contexto posicional fue también la presencia de una dupla de centrodelanteros.

En el reciente empate 1-1 contra Universidad de Concepción, el DT no estuvo dispuesto en el inicio a sacrificar el 1-4-2-3-1, con un '10' detrás del único '9', que venía empleando. Costa fue improvisado como volante ofensivo y su presentación fue relevante. Sin embargo, ante la urgencia de lograr el empate, otra vez Quinteros volvió a utilizar sistema 1-4-4-2, lo que finalmente le permitió acceder a la paridad.