Colo Colo

Las dos apuestas de Quinteros que no resultaron frente a la U

El técnico albo se decidió en la zona ofensiva por dos jugadores que habían tenido escasa continuidad antes del Superclásico. Ninguno respondió bien.

Deslucido. Ese adjetivo bien podría definir, no solo al Superclásico de este domingo, sino que también a varios de los rendimientos individuales de ambos equipos. En Colo Colo, por ejemplo, hubo dos apuestas que no funcionaron: Gustavo Quinteros entregó la confianza a Ignacio Jara e Iván Morales, pero ninguno de los dos estuvo a la altura de lo que se requiere en un encuentro de esta envergadura.

Eso sí, el ex Cobreloa y Goiás jugó fuera de su posición natural. El estratega albo decidió situarlo como puntero derecho -rotando su posición con Costa-, una ubicación que el oriundo de Cerro Navia demostró no sentir. En apoyo defensivo, le costó el retroceso para ayudar a Rojas a taponar los desbordes de Pablo Aránguiz y, en ataque, por momentos exhibió buena conducción, pero no estuvo fino en la toma de decisiones.

Quizá, tampoco se le podía exigir demasiado a un jugador que, hasta antes del duelo ante los azules, apenas sumaba 33 minutos con la camiseta del 'Cacique'. Finalmente, y sin gravitar demasiado en el trámite del juego, fue sustituido por Solari a los 74'.

Por otra parte, Iván Morales se hizo cargo de la siempre difícil labor de ser el '9' de Colo Colo. Más aún si en la banca está esperando el goleador histórico de los albos en este clase de cotejos. Lo cierto es que el delantero de 21 años estuvo desasistido, pero sí tuvo un par de ocasiones que pudo finalizar de mejor forma.

A los 25' recibió un pase entre los centrales universitarios, quedó de frente al arco para rematar, pero se demoró más de lo requerido y Luis Casanova estuvo impecable para llegar a cerrar deslizándose y mandar el balón al córner. Y, en el complemento, tuvo quizá una de las más claras del partido: a los 77', aguantó un balón tras pase largo, le ganó la posición a Casanova, pero remató débil a las manos de De Paul. Tras esto, fue reemplazado por Paredes y salió disgustado. Pudo haberse transformado en el héroe de un deslavado Superclásico.