La Roja

El estrecho lazo del candidato a la Roja con Guardiola y Sampaoli

Juanma Lillo surgió como el último nombre en el que trabaja la ANFP para asumir el mando en la Roja. Ya estuvo como ayudante. Hoy está en Inglaterra.

Juanma Lillo podría desembarcar por segunda vez en Chile, aunque en un escenario muy diferente. El experimentado entrenador español es el último candidato que surge para reemplazar a Reinaldo Rueda al mando de la Roja.

Lillo, quien fue estuvo junto a Jorge Sampaoli entre el 2015 y 2016 como asistente, ahora postula al cargo mayor. Lo hace con una larga trayectoria como segundo, pero sin grandes pergaminos como cabeza de un proyecto.

De hecho, actualmente se desempeña dentro del staff técnico de Josep Guardiola en el Manchester City. Un rol similar al que ocupó en la Roja, cuando reemplazó a Sebastián Beccacece en el cuerpo técnico del casildense.

"Maestro" de Pep Guardiola

Juanma Lillo nunca fue futbolista profesional, y comenzó su carrera como entrenador muy joven. A los 20 dirigió su primer equipo: el Tolosa FC de la Tercera División de España. Luego siguió el Mirandés, el Cultura Leonesa y el Salamanca donde estuvo cuatro años. 

En 1996 conoció a Pep Guardiola, cuando el catalán aún era jugador. Pep se enamoró de la filosofía del entrenador. Tan así, que decidió seguirlo a los Dorados de Sinaloa el 2005 para su última aventura en la cancha, y cuando comenzaba su transición a entrenador. "Mis influencias han sido Cruyff y Lillo", afirmó el actual DT del City.

 Incluso, antes de ese encuentro en México, Guardiola postuló como director deportivo del Barcelona bajo la candidatura de Lluís Bassat a la presidencia de los blaugranas, y su primera medida sería llevar a Lillo a la banca culé. Joan Laporta terminó ganando dichas elecciones.

En España consideran que Lillo fue la mente que amoldó a Guardiola para poder aplicar la filosofía de Cruyff a su estilo propio, por eso lo catalogan como el 'maestro' de Pep. Es por esto que el año pasado, tras la salida de Arteta como ayudante técnico de Guardiola para partir al Arsenal, el catalán optó por Lillo para el rol vacante en el City, función que aún cumple.

"Fidelidad" con Sampaoli

Tras la partida de Sebastián Beccacece del cuerpo técnico de Sampaoli, para dirigir a la U. de Chile, el casildense optó por sumar a Juanma Lillo como su reemplazante. En ese momento Lillo estaba contratado por los azules como asesor de las divisiones inferiores, se conocieron y comenzaron una dupla que perduró por años.

Lillo alcanzó a estar tres meses en la Roja, dejando buenos resultados en el comienzo de las Clasificatorias rumbo a Rusia 2018, pero que tuvo un final abrupto con la turbulenta salida de Sampaoli de Chile.

En ese episodio, Lillo defendió la postura del casildense: "se transgredieron y traspasaron límites que no se debían traspasar y eso fue generando un clima poco ideal para Jorge. Él es una persona de conducta ejemplares, pero se instalaron mentiras burdas que dejaron en el aire cosas. Eso lo incomodó tanto que pensó que lo mejor era parar ese proceso".

Luego de eso, ambos siguieron trabajando juntos y llegaron al Sevilla, donde estuvieron aproximadamente un año. La relación terminó cuando Sampaoli aceptó la oferta de Argentina, y volvió a trabajar con Beccacece como su segundo.