Entrevista AS

"Sería lindo jugar en la U, el equipo del que me enamoré": Brayan Garrido y su sueño azul

Brayan Garrido, actual volante de Melipilla, sueña con volver al club donde se formó. "Si hay que dar la vuelta larga, estoy dispuesto".

"Sería lindo jugar en la U, el equipo del que me enamoré": Brayan Garrido y su sueño azul

Brayan Garrido vivió uno de los días más felices de su vida este fin de semana, donde logró el ascenso con Deportes Melipilla a la Primera División después de 13 años. Fue una ruta complicada para llegar hasta ahí. Una que comenzó en las inferiores de Universidad de Chile.

Nacido en Maipú, hizo todas las inferiores en los azules, hasta que Ángel Guillermo Hoyos le permitió ascender al plantel profesional. Pese a no alcanzar a debutar, su sueño está ahí. "Es el club que me enamoró. Me siento muy identificado por la gente entonces me encantaría estar ahí. Me gusta sentir la camiseta que representó, por lo mismo, sería lindo jugar en la U, representar al equipo del cual soy hincha".

- ¿Dónde comenzó su carrera?
- Yo partí en el barrio con mi papá, en un club que se llamaba Aromo, en la comuna de Maipú. Un amigo de mi papá que era técnico de una escuela de Coquimbo me vio jugando, y en eso él le dice a mi papá que me lleve. Fui, quedé y de un momento a otro se cambió el nombre a Magallanes, pero seguía todo igual. Luego este cerró y dieron la opción de irse a probar al Club Magallanes. Y bueno, después me vieron jugar contra la U y me dijeron que me fuera a probar, fui porque me gustaba el equipo y quedé.

- ¿Y cómo fue su proceso en la U?
- Para mi la U lo fue todo en su momento. Fue un equipo del que me enamoré completamente. Me jugaba todo en cada partido, sentía la camiseta, ellos me dieron educación y valores. Además de formarme como jugador, me formaron como persona. Era el que yo amaba, entonces yo lo daba todo. Por circunstancias no me tocó debutar y seguir en el plantel, pero si hay que dar la vuelta más larga, estoy dispuesto y para eso hago las cosas bien. En la U me entregue 100%, deje de lado y adelanté estudios por conseguir algo ahí. No me llegó la oportunidad pero seguiré para poder llegar.

- ¿Cómo será en lo personal ahora jugar contra ellos?
- Lindo también. Todo mi círculo cercano es de la U, entonces me escribían “cuando juegues contra ellos vamos a estar con el corazón dividido entre Melipilla y la U”, y yo creo que me va pasar lo mismo. Melipilla me abrió las puertas para desarrollarme profesionalmente como jugador y la U me dio todas las herramientas para llegar a estar aquí. Entonces tendré el corazón dividido, pero feliz de enfrentarme a ellos. Seria una linda oportunidad, ellos me conocen, saben quien soy y demostrar que también puedo estar ahí.

- ¿Con quién fue compañero en su estadía en la U?
- Tuve una gran amistad con Nicolás Guerra, compartí con Iván Rozas, Yerko Leiva y los juveniles que estaban. Cuando estuve en el plantel con Guillermo Hoyos pude compartir con varios jugadores extraordinarios como Mauricio Pinilla, Jean Beausejour, David Pizarro. De ahí me llevo los mejores recuerdos y me encantaría volver.

- Y de esos jugadores mencionados ¿Alguno fue clave en su desarrollo como jugador?
- David Pizarro me gustaba ya que jugaba en mi posición. Además por la calidad que tenía, la carrera que hizo, la calidad de persona que es. Le gustaba bromear, pero al hacer eso te integraba, te daba confianza. La calidad de persona que es y lo futbolístico lo hace ser la persona que más admiraba.

- ¿Dónde se ve en un futuro?
- A corto plazo quiero seguir en Primera División, poder jugar lo más posible y dar un salto a un equipo mejor. Paso a paso porque aún soy joven, tengo bastantes metas. Me gustaría jugar en el extranjero, Argentina o Brasil, pero me encantaría jugar en la U.

- ¿Y algún club en especial en el extranjero?
- No, ninguno. Yo soy hincha de la U, me gusta cantar sus canciones, ando con la camiseta del equipo cada vez que voy a jugar futbolito y nada, me encantaría jugar ahí ya que es el club que me representa y el de mis amores. Tengo contrato vigente con Melipilla todo este año, entonces quiero consolidarme bien en Primera, sumar minutos y dar mi salto a la U, espero también ganar un título que es un sueño que siempre tiene uno de pequeño. Ahí saltar al extranjero y jugar, también está la selección. Tengo metas, soy joven y me gusta ir paso a paso.

- ¿Qué expectativas tiene en Primera División?
- Las más altas. Sabemos que somos un gran equipo, hemos demostrado eso y somos fuertes donde hemos ido. Queremos pelear cosas importantes y por qué no ilusionarnos con una clasificación a Sudamericana o Libertadores. La base que dejó el entrenador Hector Adomaitis es clara y muy sólida en defensa. Ahora, con el técnico John Armijo es mucha movilidad, pase y llegar con gente al área. Fuimos uno de los mejores de la B y queremos demostrarlo en Primera División. Podemos lograrlo porque somos un gran grupo.