FÚTBOL CHILENO

El grave problema de Colo Colo para la 'final' ante El Campanil

De las ocho bajas ante Universidad de Concepción, dos ausencias les penan de sobremanera a los albos, pues deberán improvisar una dupla en una zona clave del equipo.

El grave problema de Colo Colo para la 'final' ante El Campanil
FELIPE ZANCA/PHOTOSPORT

Por si la instancia para Colo Colo de definir la permanencia en Primera División en un partido único no fuera poco, los albos además deberán lamentar ochos bajas para enfrentar este miércoles a Universidad de Concepción. Un escenario terriblemente desfavorable de cara a uno de los duelos más trascendentales de la historia del Cacique, pues nunca antes estuvo tan cerca de perder la categoría.

Dos bajas clave

Sin embargo, de todas las ausencia que lamentará el cuadro dirigido por Gustavo Quinteros dos deserciones son de crucial importancia, debido a que dejan completamente desprotegida una zona vital del equipo. Julio Barroso no estará ante El Campanil por acumulación de tarjetas amarillas y, con toda probabilidad, Juan Insaurralde correrá igual suerte, generando un escenario de escasas alternativa para conformar la dupla de centrales.

La sanción a Insaurralde por la roja que recibió en la banca contra Cobresal recién se conocerá este martes, solo horas antes de la definición. De acuerdo al informe del árbitro Francisco Gilabert, el argentino fue expulsado por "emplear lenguaje ofensivo e insultante, ingresa al campo de juego sin autorización y gritándome a viva voz "concha de tu madre, ladrón". Por lo tanto, se prevé un castigo severo. 

Compañía para Falcón

Con este panorama, las opciones para armar el centro de la defensa con que cuenta Quinteros son muy restringidas. Al menos, la presencia de Maximiliano Falcón se encuentra garantizada, lo que puede resultar clave, ya que desde su llegada se transformó en pilar de la zaga y quienes alternaron en la titularidad fueron Barroso e Insaurralde. 

La primera opción que surge es mover a Jeyson Rojas a su posición original de central. Sin embargo, el juvenil ha sacado la tarea adelante, actuando improvisadamente como lateral derecho. Entregó seguridad defensiva y, en la medida que transcurrieron los partidos, cada vez se animó más en los desdoblamientos ofensivos. Todo esto, por supuesto, en el contexto de una de las peores campañas históricas de Colo Colo.  

La alternativa más viable que se vislumbra para acompañar a Falcón es el regreso de Felipe Campos. El ex defensa de Palestino superó un desgarro en el muslo izquierdo, que sufrió en el Superclásico ante la U, y actuó en los últimos minutos del 1-1 contra O'Higgins.

El puesto original de Campos es el de lateral derecho, pero recurrentemente se ha desempeñado también en el eje de la zaga. Conoce la exigencias de la función de central y su desempeño en la labor ha sido correcto en el pasado.

La importancia de su inclusión como zaguero radica en que le permitiría a Quinteros llevar a cabo una sola modificación en la última línea. Campos ingresaría por Barroso y Rojas se mantendría de lateral. Cambiaría solo una 'pieza' del flanco derecho defensivo, lo que no ocurriría con la presencia del juvenil en su puesto nato, ya que implicaría variar los nombres tanto del lateral como del central en el sector derecho.