Entrevista AS

El ex U que llegó a valer US$ 8 millones vuelve a Primera: "Jamás dejé de levantarme"

Tras dos temporadas en Barnechea, Juan Ignacio Duma fichó por Melipilla: "Tengo ganas de ser importante en el torneo". También habla del conjunto azul.

Juan Ignacio Duma (27) está de vuelta en Primera División. Tras dos temporadas con Barnechea en la B, el ariete argentino-chileno se transformó en refuerzo de Deportes Melipilla. Su última experiencia en la serie de honor había sido en Antofagasta. "Estoy muy feliz", admite el jugador, quien saltó a la fama con la camiseta de la U a fines del 2012, y al año siguiente brilló en los clásicos.

Le anotó un doblete a Colo Colo y otro tanto a la UC en la final de la Copa Chile. Todo en cuatro días. Azul Azul lo proyectaba como su gran promesa, y estipuló que su cláusula de salida sería de ocho millones de dólares. Sin embargo, la apuesta no resultó. Duma no tuvo espacio y se marchó de la U. Pasó por Palestino, Huachipato, el cuadro nortino y cambió de categoría. Ahora buscará su revancha.

- ¿Cómo se siente al volver a Primera División?
- Siempre es importante volver a jugar en la máxima categoría del fútbol acá en Chile o en cualquier otro lado. El año pasado tuve la oportunidad de volver. Me fueron a buscar, pero tenía contrato en Barnechea y no pude salir.

- ¿Este logro se lo dedica a alguien?
- Es un logro personal. Salí de Deportes Antofagasta en busca de continuidad y para volver a enamorarme del futbol. Tuve varias lesiones seguidas que me quitaron todo eso, y sabía que volviendo a jugar iba a poder demostrar la clase de futbolista que soy. Gracias al trabajo y a no bajar los brazos en Barnechea, lo pude hacer.

- En este tiempo que no se pudo concretar su retorno a Primera, ¿tuvo algún bajón anímico?
- La verdad es que nunca. Mi primer objetivo era jugar y volver a enamorarme del futbol. Después, sabía que este año había hecho un muy buen torneo y estaba jugando a gran nivel. Me sentí bien todo el año, jugando todos los partidos y anotando goles. Así que tenía que esperar la oportunidad, y por suerte llegó.

- ¿Qué enseñanzas saca de estas temporadas en la Primera B con Barnechea?
- La Primera B es una categoría muy dura. Hay buenos jugadores y mucho más roce. En lo personal, me ayudó mucho para agarrar confianza. La cancha en donde Barnechea hace de local, es sintética, y la verdad es que no es buena. Y ya poder jugar bien ahí, me daba mucho carácter y confianza para poder hacer mi juego libremente.

- Mirando más hacia atrás, ¿se reprocha alguna decisión que haya ralentizado su desarrollo como futbolista?
- Más que reprochar, lamento haber sufrido tantas lesiones graves que me quitaron tiempo en la cancha, pero después siempre sentí que hice lo correcto dentro y fuera. Jamás dejé de levantarme cada vez que caí, y lo sigo haciendo hasta el día de hoy. Soy un luchador y pocos saben todo lo que pase para volver a estar acá.

- ¿Con qué Juan Ignacio Duma nos encontraremos en Deportes Melipilla?
- Tengo mucha hambre de fútbol, ganas de ser importante en el torneo, y ojalá darle muchas alegrías a la gente. Mi forma de jugar no la he cambiado, pero sí estoy mucho más maduro y con mejor toma de decisión dentro de la cancha.

- ¿Llegará en 2021 la explosión definitiva de Duma?
- Espero que sea muy bueno en lo personal, grupal y que todos en conjunto podamos cumplir nuestros objetivos. Pero voy a ir paso a paso, tratando de dar lo mejor en cada partido.

"Dejaron ir a Johnny, el máximo ídolo. Qué se puede esperar para los demás".

Duma, sobre la partida de Montillo

- ¿Volver a la U sigue siendo un objetivo en su carrera?
- Sí, me encantaría volver a la U. Es el equipo que me dio la oportunidad de crecer personal y futbolísticamente. Sería lindo volver a ganar cosas con el club. Pero hoy debo pensar en Melipilla y en hacer un gran torneo.

- ¿Qué le pareció el trato que la U tuvo con Walter Montillo?
- La verdad es que no me sorprende. Dejaron ir a Johnny Herrera, el máximo ídolo. Qué se puede esperar para los demás. Pero es una lástima. Yo quería enfrentar a Walter, un grandioso jugador.

- ¿Quedó con alguna espina en la U por la vez que le pusieron una millonaria cláusula de salida?
- No, jamás. Sí creo que fue excesivo el monto, pero no era algo que yo podía hacer. La dirigencia de ese momento fue la que tomó la decisión de la cláusula. Jamás podría tenerle rencor al club que tanto quiero y con el que pasé tantas alegrías.