Colo Colo no tiene '9'

Viendo cómo fue el torneo pasado, no había que ser un genio para darse cuenta que Colo Colo necesitaba, sí o sí, un '9' de garantías para el nuevo torneo. ¿Y qué pasó? Llegaron punteros de todos los tipos (Rodríguez, Fritz, Gaete), pero hasta ahora no ha pasado nada con un refuerzo para el centro del ataque.

Iván Morales y Javier Parraguez, los dos que cuentan para Gustavo Quinteros, sumaron tres goles entre ambos en todo el 2020. ¡Solo tres! El canterano estuvo lesionado en al menos la mitad de los partidos, es cierto, pero cuando volvió no marcó ninguna diferencia. Y en este 2021 sigue teniendo oportunidades y sigue desaprovechándolas. Está claro que no puede ser el '9' titular del Cacique. No solo porque no hace goles, tampoco influye en el partido ni inquieta a las defensas rivales. Ayer tuvo un mano a mano... ¡Y no le pegó a la pelota!

Parraguez, su suplente, jugó 24 partidos el 2020 y no estuvo ni cerca de convencer. Es sacrificado, va al choque, pero de goles o influencia ofensiva, poco y nada. Tampoco puede ser el llamado a terminar las jugadas de ataque. ¿Y Blandi? Ya no rindió y debe irse, su magro ciclo se acabó. No hay mucho más que agregar.

Hasta ahora pasaron 39 días desde el partido con la U. de Concepción por la permanencia. 39 días en que no han sido capaces de fichar al que debió ser el refuerzo prioritario. Y se dieron el lujo de despreciar, sea por la razón que sea, a nombres como Cecilio Waterman (17 goles en un equipo que descendió) y Cristian Palacios (15 goles). Ambos dijeron en todos lados que querían jugar en Macul, incluso el uruguayo estaba libre, pero no. No llegó ninguno. Desastre total.

A Octavio Rivero lo sondearon y después no lo llamaron más. Ya era un jugador probado, que había rendido bien en Colo Colo. Pero tampoco. Terminó yéndose a La Calera. Otro fiasco dirigencial.

Si todo esto no bastara, el gran candidato para ser el '9' es Favio Cabral, quien sería una total apuesta. Tiene 20 años y solo suma 141 minutos en Primera División. Increíble. Para eso mejor darle la opción a Luciano Arriagada y así al menos la prueba es con un canterano que ya ha demostrado condiciones, pero que ha tenido cero chances.

Y para qué hablar de los centrales. Se fueron Insaurralde y Barroso y en 39 días no ha llegado ningún reemplazante. Colo Colo y Quinteros están al límite. Quién sabe cómo termine esta historia. Al menos está claro que ya no empezó bien.