COLO COLO

La última promesa de Aníbal Mosa en Colo Colo está en el aire

En 2017, cuando necesitaba los votos del Club Social, el empresario aseguró que vendería sus acciones a los socios de Colo Colo en un periodo de cinco años.

0

“Hay una decisión de venderles mis acciones. He firmado un protocolo y se establecerá un plazo de cinco años”. Esa es la frase con que Aníbal Mosa, en el 2017, consiguió los votos del Club Social y Deportivo Colo Colo para continuar a la cabeza de Blanco y Negro. El contrincante era Jaime Pizarro, campeón de la Libertadores 1991. Sin embargo, a cuatro años de ese anuncio, el escenario es muy diferente.

A través de una publicación en el sitio oficial, la Bolsa de Santiago confirmó este martes que el 13 de abril se rematará el 35 por ciento de las acciones de Blanco y Negro, equivalente al total perteneciente a Aníbal Mosa. Por la fórmula elegida, cualquier persona o sociedad (a través de corredoras) puede transformarse en el máximo accionista del club. Y así, asegurar tres miembros en la mesa directiva.

Ese contexto se contrapone con la promesa que había hecho Mosa: “No vine a hacer negocios a Colo Colo. Las acciones tienen que permanecer en los colocolinos. Ellos tienen que empezar a sentirse un poco más dueños del club”, decía en abril del 2017. Ese mensaje se repitió en el transcurso de los años. Incluso, hace dos semanas, Marcelo Barticciotto dejó una frase que seguía la misma línea: “Mosa quiere, por el bien del club, que los colocolinos compren las acciones”.

La opción de que el Club Social y Deportivo Colo Colo, como tal, adquiera las acciones de Colo Colo, es inviable: “Hay un millón de trabas, porque el contrato de concesión es leonino”, explicaba Fernando Monsalve en 2018, tras el fracaso de la negociación. La institución que encabeza Edmundo Valladares analizó escenarios durante los últimos días. Pero al menos ahora, parece resignada.

“Quien desee participar en la propiedad de Blanco y Negro debe transparentar sus intereses. Colo Colo no es una acción bursátil, un negocio o una vitrina, es una parte fundamental de la historia de Chile. Eso conlleva una responsabilidad social, que ningún capital nacional o extranjero puede desconocer”, afirmaron desde el Club Social este miércoles. “Seguimos abiertos al diálogo con las partes involucradas”.

Una agrupación llamada ‘Recuperemos Colo Colo’ busca desde noviembre una estrategia para que los hinchas compren acciones de Blanco y Negro. Quieren tener un cupo en el directorio. No obstante, el repentino anuncio de Mosa tomó por sorpresa a los integrantes del proyecto, quienes trabajan con una cuenta regresiva.

En cualquier caso, con el Club Social en una figura paralela o con otros hinchas agrupados en un tipo de sociedad, la posibilidad de que adquieran parte de la propiedad del club este 13 de abril, es casi imposible. En medio de polémicas y un remate, Mosa puso en juego su propio compromiso. Tal vez, el último.