La deuda con Alexis en el Inter

Se agradece la sinceridad de Antonio Conte. Es difícil que haya sido solo parte del protocolo lo que dijo sobre Alexis Sánchez luego del triunfo por 2-1 del Inter de Milán contra el Sassuolo en un partido atrasado de la Serie A. En el fondo, el DT italiano aseguró que se sentía en deuda con el chileno, debido a su suplencia, justo en el momento en que el delantero nacional da visos, por momentos, de acercarse a ser el de antes.

De todas maneras, lo más probable es que las cosas continúen tal cual. Si todo marchó así cuando el equipo andaba ahí nomás en medio de la temporada, ahora que los lombardos ganan y ganan (sacaron 11 puntos de ventaja en el liderato y ya son virtuales campeones) no se ve por dónde Alexis pueda acceder a la titularidad. 

La dupla de ataque formada por Lautaro Martínez y Romelu Lukaku ha sido clave para que hoy el Inter se encuentre a las puertas del Scudetto, a pesar de que aún restan 9 fechas. El balance cuantitativo del belga y el argentino es impactante: 21 y 15 goles, respectivamente, en lo que va de la temporada. La escuadra lombarda ha anotado en 68 ocasiones y más del 50% corrió por cuenta de ambos centrodelanteros. Ante este escenario, ni la más rebuscada razón futbolística podría justificar que cualquiera de los dos perdiera el puesto para permitir el ingreso de Sánchez.

Tanto el aporte individual y como el de dupla ofensiva ha sido brutal por parte de los titulares en el ataque del Inter. Y para pesar del chileno, existen también aspectos de funcionamiento colectivo que solidifican aún más la presencia de Martínez y Lukaku desde el comienzo en cada partido. El diseño ofensivo del elenco que conduce Conte demanda la presencia de dos '9' en el área en cada conclusión de las maniobras ofensivas.

El Inter ataca con 4 hombres (la dupla de centrodelanteros y ambos carrileros al convertirse permanentemente en extremos o punteros) y con eso le basta y sobra al equipo. Es más, los que van por los costados solo ahora último empezaron con las diagonales hacia el área rival para convertirse en una especia de tercer '9' y aumentar así el volumen ofensivo. Antes era solo llegar por afuera y buscar las asistencias a la dupla de ataque.

Sánchez sale desfavorecido en este contexto táctico. Salvo algunas excepciones puntuales en el Barcelona y también en el Arsenal, nunca en Europa jugó de '9'. Hasta hoy, el tocopillano es un segundo punta con movilidad para aparecer predominantemente por las orillas y asistir a su compañero de ataque o a quienes acompañan la jugada en la segunda línea de ataque. Lo suyo es recepcionar el balón en los sectores laterales y encarar hacia el área rival. Con su presencia, por lo tanto, el diseño para atacar del Inter queda cojo en el zona central, perdiendo uno de los dos hombres encargados de la finalización de las maniobras.

Esto explica que muchas veces Conte haya incluido a Alexis como mediapunta, detrás de Martínez y Lukaku, una especie de '10' moderno, que mezcla avances con balón dominado y asistencias precisas desde 3/4 de cancha. En su momento, el DT pudo haber innovado modificando el mediocampo con dos '6' y un volante ofensivo para generar un espacio en la titularidad para Sánchez. No obstante, se mantuvo fiel a la figura del triángulo invertido (un mediocampista central y dos interiores) y le fue súper bien con la fórmula. Aunque, para nuestro pesar, eso haya significado la suplencia del tocopillano.