COLO COLO

El modelo ecuatoriano que atrae a Valladares, nuevo mandamás albo

El periodista se transformó en sucesor de Aníbal Mosa, gracias a los seis votos que consiguió en el directorio. El CSyD ya tiene un programa de gobierno.

0

El Club Social y Deportivo Colo Colo asumió el mando de Blanco y Negro. Por primera vez, con un programa propio. Edmundo Valladares fue elegido como nuevo presidente, gracias a los seis (de nueve) votos que alcanzó en el directorio. Así, el periodista se transformó en el sucesor de Aníbal Mosa, quien se mantiene cono máximo accionista. El nuevo gobierno pretende dar un giro institucional, económico y deportivo. En este último punto, el fútbol joven tendrá un rol protagónico.

Entre sus lineamientos estratégicos, el Club Social definió uno de los grandes problemas de Colo Colo en el último tiempo: “No ha sido capaz de generar una base amplia de jugadores formados en su cantera que se instalen en el plantel profesional como su columna vertebral, privilegiando en los hechos una política de contrataciones cortoplacista y una orientación institucional excesivamente subordinada al resultado del fin de semana”. Allí está la principal tarea.

En ese contexto, Valladares mira a Independiente del Valle como uno de los grandes ejemplos a seguir. En marzo, durante un diálogo con AS, el directivo explicó: "Allá se destina el 50 por ciento de los recursos al fútbol formativo. ¡Y son animadores internacionales!". El mencionado club recién llegó hace 12 años a Primera División y ya cosecha varios títulos: una final de Libertadores (2016), un título de Sudamericana (2019) y un primer lugar en Libertadores Sub 20 (2020).

"Es un modelo seductor y digno de estudiar. Hay que poner la identidad por delante", agregó Valladares en esa ocasión. El nuevo gobierno caminará en esa línea hacia el centenario: la idea es que entre el 30% y 40% del presupuesto anual de Blanco y Negro, sea destinado a cadetes. Actualmente, en un año normal, la concesionaria reparte $1.250 millones entre el fútbol joven y el fútbol femenino. Eso equivale a menos del 10 por ciento.

AS conversó con Juan Halty, ex jugador chileno que forma arqueros en Independiente del Valle. ¿Qué destacaría de ese modelo ecuatoriano? “La dirigencia se coloca metas y objetivos, y lo tiene claro. Ellos saben cuántos cadetes quieren usar, cuántos cadetes quieren vender al año. En Chile somos de corto plazo y muy resultadistas”. La formación integral durante la proyección al primer equipo también es clave, y en el CSyD lo observan con atención.

En la misma ruta, Valladares tiene otro objetivo: “Actualmente el trabajo formativo cuenta con las mismas instalaciones de hace 30 años”. Eso, cree, debe cambiar. La mejora de la infraestructura y los recursos materiales también son indispensables en el gobierno del nuevo mandamás.