Entrevista AS

"Como el DT del Bayern": 'Kike' Acuña vive su día más soñado

El ahora técnico tomó a San Felipe tras la salida de Arrotea. Pese al interinato, dice que espera triunfar y estar un largo tiempo. "Admiro a Miguel Ponce".

Jorge 'Kike' Acuña (42) nunca se esperó un ascenso tan rápido en lo referente a su nueva faceta: la de director técnico. El ex jugador del Feyenoord recibió su título de entrenador en el INAF recién el 11 de enero y casi cuatro meses más tarde tendrá su primer desafío al mando de un club profesional. Será en su querido Unión San Felipe, equipo que quedó sin estratega tras la destitución de Tomás Arrotea, por malos resultados (tres derrotas en igual número de partidos).

"Es uno de mis sueños llegar a ser el DT de San Felipe... Es lo que me propuse cuando comencé a estudiar esta carrera", parte diciendo a As el ex seleccionado de la Roja. Además, confiesa estar familiarizado con el plantel, puesto que en la temporada anterior ya trabajó con Héctor Roco, el ex adiestrador de los Aconcagüinos. En ese equipo técnico también estaban Patricio Rivera y Nicolás Suárez, quienes ahora serán sus ayudantes en la banca.

"Ya sé cómo se trabaja acá. Tenía buena llegada con el grupo desde antes, así que me recibieron excelente. Además, Nicolás (Suárez) jugó también en San Felipe, fue compañero de muchos de los jugadores que hoy están. En mi caso es igual, también compartí con varios", señala el oriundo de Ovalle.

- ¿Es mucha la presión de dirigir a un equipo que hoy está último?
- Es la presión normal que hay cuando te dedicas a esta profesión, ya seas futbolista o técnico. La verdad es que estoy súper tranquilo, porque en estos tres días que llevamos trabajando, el grupo se ha comportado de muy buena forma, el ánimo está por arriba y todos tenemos la intención de comenzar a sacar resultados positivos. Sí te puedo decir que quizá es una presión algo diferente, porque cuando juegas, al final dependes de lo que tú mismo puedas hacer en cancha. Ahora es un trabajo distinto, donde tratamos de entregar todas las herramientas para que el jugador pueda rendir el día del partido.

- ¿Cuál es la clave para que el jugador de San Felipe vuelva al nivel que lo tuvo disputando el ascenso la temporada pasada?
- Creo que el ánimo, la confianza es muy importante. Es prácticamente el mismo equipo que la temporada anterior, con dos incorporaciones nuevas, entonces ellos conocen el funcionamiento. Tienen que volver a jugar como lo hacían antes. Yo estoy seguro que vamos a salir de la posición incómoda en la que estamos. El otro día, junto a Nicolás (Suárez) nos reunimos con ellos y se los dijimos. Hemos hablado de manera grupal y también de manera individual. Ellos saben que soy un tipo súper cercano. Me interesa saber cómo se sienten, ir conversando... saber cómo ven ellos la situación. No es que yo tenga la razón en todo. Ellos me pueden aportar también.

- ¿El desafío lo toma como un interinato de corto plazo o le gustaría mantenerse en el club?
- Primero que todo tengo que agradecer la confianza del presidente y del club, por habernos puesto aquí. Nosotros somos trabajadores del club y en cualquier emergencia obviamente que estaremos disponibles para asumir. Como tú dices, es un interinato, y hoy en lo que más pienso es en el próximo partido ante San Luis. Ahora, lo que pase de ahí en adelante es otro cuento. Pero claro que me gustaría mantenerme en el cargo. Recuerdo a Jorge Pellicer que asumió como interino en la Católica y terminó siendo campeón. O hace poco, el mismo caso del DT del Bayern Múnich. Es algo que, sí, lo pensamos... pero tampoco nos volvemos locos.

- ¿Cuáles son sus referentes en la dirección técnica?
- Siempre he dicho que uno de los que más me enseñó fue Juvenal (Olmos). Pero ahora último, cuando ya terminaba mi carrera y empecé a ver cómo se comportaban los técnicos, como trabajaban y todo, creo que el 'Chueco' Ponce me sorprendió. Lo encuentro un entrenador buenísimo. Él es una persona a la cual yo admiro. Ayer hablé una hora por teléfono con él. Somos grandes amigos y, por la amistad que nos une, él va a estar siempre a disposición para darme consejos. Quiere lo mejor para mí y yo también para él.

- ¿Cómo analiza su debut próximo ante San Luis?
- Es un rival más que difícil, que está necesitado igual que nosotros. Están en la parte baja de la tabla con un solo punto. Hemos visto estos tres partidos y con los muchachos trabajamos con base en eso. Pero, como te digo, siempre con mucha tranquilidad y esperanzados de poder lograr el primer triunfo del torneo.