ENTREVISTA AS

De PF de la Roja a DT de moda: "Estoy feliz de encontrar mi lugar en el mundo"

John Armijo sorprende con Melipilla en el inicio del 2021. Antes trabajó con Bielsa y Bonini y luego optó por dirigir: "Sentía la necesidad de operacionalizar mis propias ideas".

0
De PF de la Roja a DT de moda: "Estoy feliz de encontrar mi lugar en el mundo"
JOSE ROBLES/PHOTOSPORT

Melipilla es sin duda el equipo revelación en las fechas iniciales del Campeonato Nacional 2021. La escuadra dirigida por John Armijo, ex PF ayudante de Luis Bonini durante la etapa de Marcelo Bielsa en la Roja, se ubica en la zona alta de la tabla y, con un juego sencillo, directo y muy eficaz en ataque, adelanta la tarea en pos de la permanencia en Primera División, tras ascender en 2020. El DT debuta en la categoría, luego de varios años ejerciendo como preparador físico, y dialogó con AS, revelando detalles del importante cambio que vive en su vida profesional.    

"Antes, el interés de desarrollarme como profe (PF) respondía directamente a mis necesidades y me sentía súper bien. Después de trabajar con entrenadores como José Sulantay y Marcelo Bielsa, de alguna manera, vas viendo que el desarrollo del liderazgo, a través del ser técnico, te produce cierta satisfacción mucho más allá de ser profe solamente. Ser profe es maravilloso, tienes una cercanía absoluta con los jugadores, pero yo también sentía la necesidad de operacionalizar mis propias ideas", parte diciendo Armijo.

"Es por eso que con los entrenadores con los cuales trabajé me dieron el soporte y la claridad para poder ejercer como entrenador. Eso es un poco el porqué decidí ser técnico. Me siento muy feliz de poder haber encontrado mi lugar en este mundo. Siento que me gusta y que al mismo tiempo tengo una cercanía con el jugador", agrega el entrenador chileno.

- Su primera vivencia fue como interino en O’Higgins. ¿Qué recuerdos guarda?
- Sí, fue posterior a la salida de Cristián Arán del plantel. Fue una experiencia muy buena. O’Higgins es una institución que tiene todos los recursos y también todo el orden para hacer una buena labor. Había trabajado antes en el club con Marco Antonio Figueroa y luego me quedé un tiempo trabajando en el Fútbol Joven. Había cierto conocimiento de mi persona, por lo que cuando me dieron la oportunidad fue a ojos cerrados y ellos además se la jugaron conmigo. Fueron prácticamente tres años maravillosos dentro de la institución, en los que se me dieron todas las oportunidades para poder desarrollarme.

- Luego tuvo un paso por Barnechea como DT...
- También fue una etapa buena. Me dieron la oportunidad de organizar un proyecto institucional que duró muy poco, porque lo paró la pandemia. Fue una jefatura técnica en la que yo podía organizar todas las categorías del club. Creamos y desarrollamos un plan de captación. Pudimos hacer actualizaciones con los profes con muy buenos resultados, pero después tuvimos que suspender las actividades. Entramos un poco en tierra de nadie, porque el Fútbol Joven queda expuesto a las administraciones de los planteles. Por lo tanto, no había un sustento a lo que estábamos desarrollando.

- ¿Fue entonces una gran oportunidad cuando surgió la chance de llegar a Melipilla?
- Mira, yo creo que en la vida si las oportunidades llegan y uno está convencido, hay que tomarlas. Esa fue un poco la tónica, si pensar en nada, ni en el sueldo que te iban a pagar, solamente fuimos pensando en que éramos capaces de aprovechar la oportunidad que se nos estaba dando. Faltaban algunos puntos para poder meterse en la liguilla (de Primera B) y poder asegurar la liguilla. Rescato que pudimos aprovechar la oportunidad con el cuerpo técnico y haber podido demostrar que estábamos capacitados para ese desafío. En otros clubes no te daban la posibilidad, porque siempre estaba el tema de poder liberarme de mi rol de preparador físico.

DT con psicólogo

Armijo cuenta que no deja nada al azar en el ejercicio de su cargo y, por lo mismo, cuenta con la ayuda personal de un psicólogo para afrontar los rigores de la profesión. "Específicamente trabajo con Sergio Auad, que me ayuda a gestionar las emociones. Uno está tomando decisiones constantemente y Sergio me ha ayudado mucho en muy poquito tiempo a gestionar algunas cuestiones que tiene que ver con el liderazgo, con las ideas que hay entregar para desarrollar cierto tipo de tareas con los jugadores. Eso te va haciendo mucho más fuerte en el ejercicio del liderazgo con tus dirigidos. El gestionar me ha servido muchísimo", cuenta Armijo.

- Siempre se habla de psicólogos para los jugadores, pero también es clave el apoyo en este plano a los entrenadores.
- Sí, claro. Uno tiene que tomar decisiones sumamente fuertes y a veces uno las toma con mucho dolor o con alta dosis de emocionalidad en todo esto. Uno tiene que empezar a normalizar ciertas cosas para que después las decisiones que uno tome no sean acompañadas de emociones tan fuertes que te condicionen la decisión que estás tomando. Que ojalá sea la decisión lo más racional posible. Yo no tenía ese proceso bien desarrollado y el coach, junto con Andrés Pizarro (psicólogo del plantel), me ha ayudado a poder normalizar la cuestión emocional para después poder tomar buenas decisiones.