Entrevista AS

El festejo que remeció a Chile: "No estoy a favor de la guerra ni en contra de Palestina"

David Escalante, delantero de Cobreloa, explicó en charla con AS el motivo de su apoyo a Israel, que vive un conflicto con Palestina. "Fue un mensaje de paz", dice.

0
El festejo que remeció a Chile: "No estoy a favor de la guerra ni en contra de Palestina"

David Escalante llamó la atención del fútbol chileno en las últimas horas debido a una comentada celebración que realizó en el duelo contra Santiago Morning. El delantero de Cobreloa mostró un brazalete con la bandera de Israel y la frase "Dios es fiel", justo en un momento en el que dicho estado vive uno de los momentos más álgidos en su conflicto con Palestina. Las redes estallaron tras la foto que se viralizó. 'Chiquito' recibió muchas críticas, pero hoy con AS Chile, elige aclarar el sentido de su mensaje.

"Hace ocho años que conozco de Dios, me he introducido mucho en lo que es la Biblia y desde el principio de la creación del Mundo, de cómo se formó la Nación de Israel, desde Abraham hasta el día de hoy, entonces el apoyo de ayer fue por el momento crítico que está pasando Israel. Es un momento feo, hace muchos años que están en guerra, pero yo no apoyo a la guerra ni estoy en contra de Palestina, eso quiero dejarlo claro", dice a AS.

"Hay mucha gente inocente que está sufriendo lo mismo o peor que es Israel, pero no es nada más que el amor a esa nación que ha sido muy perseguida. (Adolf) Hitler mató a más de seis millones de judíos, entonces no es que todos estemos en contra de Israel. Hay muchos que aman a Israel y que oran para que esto pronto se acabe. Es un mensaje de paz", agrega. 

- ¿Qué opina sobre la reacción en las redes?
- Muchos lo tomaron a mal, por eso quiero aclararlo. A mí no me afecta porque sé que no fue con mala intención, aunque muchos lo vieron así.

- ¿Se imagino la repercusión que iba a tener su celebración?
- La verdad que no. No pensé que iba a tener tantas críticas. Igual siento que son más lo que apoyan a Israel que los que están en contra. El pueblo de Dios es una multitud.

- ¿Usted se queda al margen del conflicto político?
- Exacto. A mí lo que me une a Israel es que es el pueblo elegido de Dios. De ahí viene el salvador del mundo que es Jesucristo, mi hijo se llama Israel por esa nación, mi otro hijo se llama Benjamín por una tribu de Israel y estoy muy relacionado a lo que es ese pueblo. Hay cosas que no comparto con ellos, pero mi apoyo es por el amor a Dios que es incondicional. Vuelvo a aclarar que no tengo nada en contra de Palestina, quiero que esto se solucione y que la gente inocente no sufra. Hay mucha gente terrorista, mucha política y al final el que sufre siempre es el pueblo.

- ¿Deberían los futbolistas hablar y dar a conocer sus puntos de vista respecto a temas como estos?
- Eso es personal. Hay gente que no se mete y está bien. Yo asumo lo que hice, lo volvería a hacer. Yo no quise llevar un mensaje de violencia. Hace poco, (Paul) Pogba puso una bandera de Palestina y es muy respetable.

- ¿Por qué se acercó a la religión?
- No tenía idea de la Biblia, tenía mis creencias como todos. Eso hasta que me hablaron de Dios, que podía cambiarme, ayudarme.

- ¿Fue reacio en un comienzo cuando le empezaron a hablar de la Biblia?
- No, porque a veces uno tiene una necesidad. Es como cuando tienes hambre: te ponen un pan duro y te lo comes. En este caso fue lo mejor que me presentaron. Gracias a Dios lo acepté y me ha ayudado muchísimo. Ese es el mensaje que uno lleva.