¿Por qué Garin le puede ganar a Medvedev en Roland Garros?

Este domingo 6 de junio, el tenis chileno vivirá su partido más importante en los últimos 11 años. Cristian Garin (23°) desafiará a Daniil Medvedev (2°) en los octavos de final de Roland Garros en un duelo que puede quedar en la historia de nuestro deporte. Algunos pueden discutir esta afirmación inicial recordando algún duelo de Copa Davis, pero la realidad es que para mí, desde la derrota de Fernando González ante Andy Roddick en el Abierto de Australia 2010, que no vivimos algo como lo de mañana. Y para qué les voy a mentir: yo estoy ilusionado.

Hace exactamente un mes que Garin se enfrentó al ruso en los octavos del Masters 1000 de Madrid.  En ese momento Medvedev era el 3 del mundo, pero había declarado abiertamente su disgusto por jugar en arcilla. Si pudiera, se saltaría toda la gira en tierra batida, pero hay compromisos con la ATP que son indeclinables. Pero ahora bien, una cosa es que no se sienta cómodo y otra muy distinta es olvidar que es Top 3. Porque la realidad es que el tenista de 25 años es un jugadorazo.

Ese día en la capital española Garin dio el golpe y ganó por 6-4, 6(2)-7 y 6-1 en más de dos horas y media. Lo hizo jugando un gran tenis y aguantando todo lo que le tiraba su rival.

Cuando supe que el duelo se repetiría, esta vez en Francia, decidí revivir ese partido. Y justamente, para este artículo, analicé los 197 puntos que jugaron. Uno por uno. Quería saber por qué ese día el chileno se quedó con la victoria para poder pensar en por qué puede dar la sorpresa en París. Y saqué varias conclusiones, aunque hay que hacer un alcance muy importante y necesario.

Madrid tiene unos 700 metros de altura, lo que sería como jugar en San Carlos de Apoquindo, donde se realizó el Chile Open. París, solo tiene 35. ¿Y eso influye? ¡Demasiado! La pelota se siente diferente, vuela de más y se necesita jugar con efecto mucho más de lo normal. ¿Jugar plano? Es para valientes y con mucha confianza, aunque no te garantice éxito, porque la pelota se demora en caer. Entonces no podemos esperar el mismo partido que en la Caja Mágica.

Pero volvamos a lo que pasó en mayo. Dentro del análisis, hubo muchas cosas que me llamaron la atención. ¿La primera? Medvedev abusó del saque al revés de Garin en el lado par de la cancha. Se lo buscó casi todo el partido. ¿La segunda? El ruso sacó plano pocas veces y esto puede tener una explicación: la altura. Servir fuerte puede hacer jugar mucho más seguido con el segundo servicio y aquello a cualquiera lo pone en peligro. ¿Tercer punto llamativo? La pelota de Garin corría más. En el primer set fue 43 rps (revoluciones por segundo) con la derecha contra 35 de Medvedev y 27 rps contra 22 en el revés, por dar un ejemplo.

¿Qué quiere decir eso? Que el top-spin de Garin es más completo, por lo que pique es más letal también. Sabe jugar variando alturas y velocidades, no necesita pegar palos siempre. Medvedev, de por sí, tiene un revés que flota mucho y eso le hace perder fuerza a la hora de picar, aunque por otro lado si el ruso está bien plantado saca un winner sin problemas. 

El cuarto punto a destacar fue que Daniil Medvedev tuvo que correr más que Garin. En el primer set fueron cuatro metros más (778 contra 774), en el segundo 1.042 versus 990 y en el tercero 885 frente 838. ¿Esto cómo se explica? El saque de Medvedev no hizo el daño que acostumbra. Sin ir más lejos, en el promedio final del partido, Garin sacó más fuerte en el primer y segundo servicio (190km/h vs 186km/h en el primer intento y 151km/h vs 143km/h con el segundo). En París la cosa puede cambiar porque puede darse el lujo de sacar plano. En sus primeras tres rondas, el ruso acumula 21 aces, pero ha cedido su servicio en ocho oportunidades.

Entonces, ¿por qué Garin le ganó en Madrid? Porque se quedó con más puntos cortos (de 1 a 5 impactos) por 61 a 51, medios (de 5 a 9) 34-27 y en los largos (sobre 9) la historia solo se emparejó (12-12), es decir, en ningún rubro estuvo abajo el chileno.

¿Cómo se dieron los intercambios? Muchísimos reveses cruzados. ¿Quién cambiaba de direcciones? Medvedev, casi siempre tras el cuarto o quinto intercambio al mismo lugar. ¿Cómo reaccionaba Garin a eso? Aprovechaba la velocidad de su rival o variaba alturas para poder reposicionarse en el centro de la cancha. ¿Cuál fue el punto más débil de Medvedev? Sin dudas la derecha cruzada. Gran parte de sus errores no forzados fueron de esa manera y ni siquiera superando la red. 

Vamos a los puntos claves. Garin quebró tres veces en nueve oportunidades, mientras que Medvedev solo tuvo una en todo el duelo y no la aprovechó, porque el chileno lo salvó con un ace. ¿Cómo sacó el ruso bajo presión? Plano a full o a tres cuartos de velocidad. Y esto es algo que Franco Davín, coach de 'Gago', debe tener más que claro. En el break del primer set, el actual dos del mundo se la jugó con un 'palo' a la T que se quedó en la red, y luego buscó un slice por el drive de Garin, pero acabó en doble falta.

¿Qué hizo mal Garin ese día? Los drop shots. Ganó muy pocos porque le quedaron largo -otra vez el concepto de pelota flotada por la altura- y el poder de anticipo de Medvedev es muy bueno. Mide casi dos metros pero es rápido para la altura que tiene. Deberá estar muy certero en la cancha Suzanne Lenglen si quiere acortar los puntos. Diría que es lo único que debe mejorar sí o sí, porque el chileno hizo un partido bastante sólido en las demás facetas.

Entonces, ¿qué debe hacer Garin para pasar a cuartos de final de Grand Slam por primera vez en su carrera? Primero, sacar muy bien. Luego, aguantar los rallies de fondo como lo hizo en España y estar atento al momento que Medvedev cambie de dirección, porque lo va a hacer. Subir a la red a acortar los puntos como estrategia para sorprender es importante. Su oponente es sólido desde el fondo de la cancha, así que subir por el revés del ruso con una apertura rasante y fuerte para cerrar con volea, puede ser un buen combo. Y, sobre todo, anticipar el saque del dos del mundo cuando cuente con chances de break. Medvedev saca plano casi siempre bajo presión.

Insisto con algo que planteé al comienzo de esta columna. No esperen el partido que se jugó en Madrid. Para ganarle al dos del mundo en un partido a cinco sets hay que dar el 200%. Las pistas de este año en Roland Garros han estado extremadamente rápidas, al punto de ponerse a la par con una cancha dura. Por eso no debe sorprender la gran cantidad de estadounidenses que llegaron al menos a tercera ronda. Y por eso también es que Medvedev se metió en la segunda semana solo perdiendo un set. Pero también vuelvo a decir que creo en que 'Gago' puede meterse en cuartos. Armas tiene.