Entrevista As

De promesa alba a cuarta división: la dura ruta de figura del Vial que jugará en la B

Carlos Sepúlveda era una de las joyas del Cacique, pero no encontró su lugar. Debió luchar y sufrir e incluso pensó en ayudar a su papá como jardinero.

0
De promesa alba a cuarta división: la dura ruta de figura del Vial que jugará en la B

Fernández Vial logró el sueño de regresar al Ascenso tras el último fallo y en su plantel hay muchas historias de esfuerzo, de idas y vueltas y de luchas incesantes por no decaer ni desaparecer del mapa futbolístico. Una de ellas es la de Carlos Sepúlveda, ex joya de las inferiores de Colo Colo, que vivió de todo antes de este ansiado salto.

"Lo más difícil fue ir bajando de categoría, porque he pasado por todas las divisiones. Esperé que el teléfono sonara y no pasó nada. Ahí me fui a General Velásquez en Tercera A (cuarta categoría)", cuenta en diálogo con As a la espera del debut. Hoy juegan ante Independiente de Cauquenes por Copa Chile.

- En las series menores de Colo Colo le tenían mucha fe, ¿por qué no pudo encontrar un lugar?
- Fueron años muy lindos, se hablaba mucho de mí y había expectativas. Por lo mismo fue duro salir a préstamo y después dejar de ser parte de Colo Colo. Tuve muy buenos momentos en juveniles, cumplí bien en las divisiones menores, esperé, pero nunca me dieron la opción de mostrarme. Me quedé con la espina y ahora trabajo para volver a ese equipo. Es un club muy grande, volver al Monumental es mi gran sueño.

- Ese desplome de pasar de Colo Colo a categorías bajas debe haber sido muy duro...
- Primero me fui a La Calera y de ahí al terminar el préstamo, finiquité. Al final tuve la suerte de toparme con Italo Pinochet (DT) que me llevó a General Velásquez. Fuimos campeones de Tercera A y pudimos subir a Segunda División Profesional.

- En esos momentos complejos, ¿pensó en dejar el futbol?
- Estuve en General Velásquez tres años y es muy complicado el tema, porque no se paga bien y la ANFP tampoco apoya mucho, así que se hacía lo que se podía. Luchamos harto y pese a ganar sueldos bajos siempre teníamos hambre de lograr cosas. Claro que hubo un momento en que no podía escalar. Había tenido un año bueno y tampoco pude dar el salto, así que pensé en retirarme, porque además tengo hijos.

- ¿A qué había pensado dedicarse?
- Lo más próximo era trabajar con mi papá. Él es jardinero indepenmdiente, así que esa era mi idea si no se concretaba lo de Fernández Vial.

- Por todo esto, ¿qué significa para su carrera este fallo?
- Es un plus emocional porque he estado hartos años en Segunda Profesional y no había podido dar el salto. Vine al Vial a ser campeón, esuvimos ahí y ahora gracias al fallo pudimos subir. Este debe ser mi gran año para crecer y llegar a Primera Divisíon. Ahora estoy más cerca y si tengo un buen año sería lindo volver. Es mi sueño, es donde debo estar.

- ¿Cómo vivió el plantel del Vial la noticia de su inclusión en el Ascenso?
- Para un jugador es muy lindo. Había pasado harto tiempo en que estuvimos esperando el fallo hasta que se nos dio y ahora iremos con todo. Es muy difícil, jugaremos partidos seguidos, pero estamos felices.

- ¿Cómo fue el momento en que se enteraron?
- Estábamos en la casa, recibimos el fallo y nos felicitamos por Whatsapp. Al otro día nos juntamos a cenar, el entrenador habló, Arturo (Sanhueza) también. Todos estábamos muy emocionados y nos abrazamos.