Canotaje

Constanza Nobis, el futuro de Chile en el canotaje

Con 19 años, la kayakista nacional asoma como una de las grandes promesas del Team Chile de cara a los próximos años: "Ojalá que haya una proyección para París 2024".

0
Constanza Nobis, el futuro de Chile en el canotaje

El canotaje es una disciplina que le ha dado grandes alegrías al país. En Lima 2019, María José Mailliard y Karen Roco lograron medallas de plata para el Team Chile. Ambas deportistas dirán presente en los Juegos Olímpicos de Tokio , donde sin duda dejarán un legado para la futura generacion de kayakistas.

Detrás de ellas asoma otra figura. Constanza Nobis (19) es considerada como una de las jovenes promesas del canotaje nacional. Cuando solo tenía 16 años, la oriunda de Los Andes fue parte de la delegación nacional que compitió en Lima 2019, al igual que Mailliard y Roco.

"Fue una experiencia demasiado bacán y que me hizo sentir muy motivada a seguir en el kayak. Sientes que todo el esfuerzo puesto te lleva a sito muy especial. No sola la experiencia de la competencia y le río es lo divertido, sino que también la gente que una conoce en el lugar donde te quedas. La experiencia completa es demasiado divertida y motivante", comenta Nobis, quien desde el año pasado se encuentra viviendo en el sur del país. 

- ¿Cómo ha sido este 2021 para usted?
- Este año ha sido de mucho cambio para mí, más que nada por el tema de la pandemia. He tenido que adaptar todo para seguir entrenando. Yo vivía en Los Andes, y allá no hay mucho lugares para poder remar. Necesitaba un espacio con las condiciones para hacer kayak. Me vine a vivir a Pucón y acá he estado adaptándome para poder ir al río, con los controles y todo eso. Es súper complejo poder seguir con los entrenamientos.

- ¿Se ha adaptado bien al cambio región y ciudad?
- En realidad ha sido lo mejor que pude decidir. Donde vivía antes el rio fue cerrado y el lugar que teníamos para entrenar era súper restringido. Acá en Pucón es todo abierto, hay muchos ríos y es el paraíso para todos los kayakistas. Es mucho mejor todo. Con el tema de los controles y la franja deportiva, el rio tiene un acceso súper cercano.

- A fines de 2020 volvió a competir después de un año y 13 meses, ¿cómo fue ese momento para usted?
- Fue de muchos sentimientos encontrados. Me sentía preparada, pero también tenía la inseguridad encima de no haber estado remando desde hace bastante tiempo. Ahí fue cuando decidí venir a Pucón, dos meses antes de la competencia, para poder entrenar de forma intensiva y así rendir en la competencia. Ahí me dí cuenta que con menos de un mes sin entrenar ya se retrocede mucho. Es muy importante mantener un ritmo de entrenamiento, de lo contrario el rendimiento se ve muy perjudicado. Este 2021 ha sido netamente de entrenamientos, después de ese nacional en 2020 no ha habido más competencias.

¿Cómo se las ha arreglado para entrenar con las restricciones de la pandemia?
- Con el tema de las cuarentenas ha sido súper difícil porque el permiso que dan para poder entrenar especifica que a la hora de realizar la actividad deportiva no se puede llegar en vehículo, y en mi disciplina eso es súper difícil porque tengo que ir con el Kayak encima. De todas maneras, tratamos, con ingenio, de seguir con los entrenamientos.

- Karen Roco y María José Mailliard van a estar en los Juegos Olímpicos de Tokio, ¿cómo las ves a ella en la cita olímpica?
- Yo creo que ellas se están preparando mucho y con harta motivación. Llevan mucho tiempo esperando esta competencia y estoy con toda la fe de que les irá bien. Las deportistas de canotaje son todas demasiado secas y disciplinadas. Es algo súper valorable porque igual en Chile estos deportes no son tan apoyados al no ser muy conocidos. Cada deportista que llega a un nivel alto se debe a su esfuerzo propio y hay que valorarlo mucho.

Sus inicios, la falta de apoyo y la experiencia de Lima 2019

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de NOBIS🦋 (@coninobis)

- ¿Cómo empezó en el canotaje?
- Yo empecé hace unos seis años, pero hace tres años empecé a entrenar en serio. Partí porque una vez, andando en auto con mi papá, le pregunté qué hacía cuando joven, y el me dijo que hacía kayak de slalom. Le pedí que me explicara y él me dijo que si quería podía probarlo. Me llevó a un canal en Los Andes y después no me bajé más del kayak. Lo que más me gustó fue el entorno, el estar en el río y la naturaleza. Me encanta viajar y conocer gente. El espacio es muy tranquilo y una se conecta mucho con el ambiente.

- En 2018 usted estuvo complicada con el financiamiento para preparar la Copa del Mundo de su categoría, ¿cómo lo ha hecho en los últimos años para financiar su carrera?
- Durante toda mi carrera deportiva he recibido muy pocas veces financiamiento por parte de la federación, solo he recibido para algunos viajes a competencias importantes, pero en la parte de entrenamientos, como el pagar a alguien para que me entrene de forma profesional, siempre mi papá ha sido el que me ha financiado, lo mismo con el equipo. Todo el financiamiento ha sido por parte de mi familia o gestiones propios con auspiciadores. En los Andes, el gimnasio “Área 51” me brindó sus instalaciones para poder entrenar gratis con un entrenador.

- ¿Esta falta de apoyo no la ha hecho pensar en dejar la actividad? ¿Ve los estudios cómo otro camino?
- Salí del colegio el año antepasado y el próximo entraré a la universidad. Voy a estudiar párvulos en la Universidad Católica de Villarrica por beca deportiva. Si me ha pasado que a veces es un poco desmotivador que no estén los recursos que a una le gustaría tener, como un entrenador para mejorar o un lugar específico para entrenar, pero ahora estoy súper motivada. Acá en Pucón tengo el espacio y el apoyo. Tengo la suerte de que mi familia me ha aportado mucho y por eso sigo en el deporte, pero también sé que hay gente muy talentosa que ha salido del canotaje porque no tienen los recursos.

- Hace algunos años atrás le tocó competir en Lima 2019, ¿qué recuerda de esa cita?
- Fue una experiencia demasiado bacán y que me hizo sentir muy motivada a seguir en el kayac. Sientes que todo el esfuerzo puesto te lleva a sito muy especial. No sola la experiencia de la competencia y le rio es lo divertido, sino que también la gente que una conoce en el lugar donde te quedas. La experiencia completa es demasiado divertida y motivante.