ACTUALIDAD

¿Por qué en Chile le decimos 'pololos' a las parejas de novios?

Es una palabra que cotidianamente usamos en Chile, pero que pocos saben su verdadero origen. Para los extranjeros también es un dilema.

0
¿Por qué en Chile le decimos 'pololos' a las parejas de novios?

La palabra 'Pololo' está en el lenguaje cotidiano de los chilenos hace décadas. El término 'Pololear' significa "mantener relaciones amorosas de cierto nivel de formalidad".

En hispanoamérica sería ser novios, sin convivencia ni compromiso de matrimonio. Una relación entre dos personas, pero antes de concretar el vínculo definitivo. Pero ¿por qué le decimos así en Chile?

¿Por qué decimos 'pololos' a los novios en Chile?

Pololear viene de pololo. La cuarta acepción es la que involucra al concepto de noviazgo. "Insecto, como de un centímetro y medio, fitófago, y que al volar produce un zumbido como el moscardón. Tiene la cabeza pequeña, el cuerpo con un surco por encima y verrugas, élitros cortos y de color verde, vientre ceniciento, patas anteriores rojizas, y posteriores verdes", dice la RAE.

Esta palabra viene el mapudungun "piulliu" que significa mosca y metaforiza al novio alrededor de la novia, igual que la mosca a la fruta. El vuelo de este insecto se denomina "pololear".

Existe una segunda teoría que habla que el término "nació en Valparaíso, cuando los primeros bomberos se identificaban como tales con la figura de un pololo metálico, color rojo en la solapa del vestón. Para las niñas de la época, poder lucir un pololo en el vestido era señal clara que había conquistado a un apuesto bombero, que tenía pololo o que estaba pololeando".

Sin embargo, para esta segunda hipótesis no hay pruebas suficientes y todo indica que la palabra viene del insecto y su revoloteo, que es comparado con el intento de conquista del hombre a la mujer.

¿Qué otro significado tiene la palabra 'Pololo' en Chile?

En Chile, la palabra 'Pololo' también se refiere a una persona que hace pequeños trabajos casuales o informales. O directamente a un pequeño trabajo casual o informal, que es remunerado, pero se realiza con distancia en el tiempo.