ENTREVISTA AS

"En Chile aún tenemos la cultura de que ser deportista es un hobby"

Erika Olivera, diputada por el distrito 9, volverá a postularse a este cargo en las elecciones de noviembre para buscar un segundo período.

0
"En Chile aún tenemos la cultura de que ser deportista es un hobby"

A un mes de las elecciones presidenciales y de diputados y Senadores, el nombre de Erika Olivera vuelve a tomar fuerza de cara a la carrera por ocupar un puesto en el distrito 9. La ex maratonista se presentará a las elecciones de noviembre con el objetivo de lograr su segundo periodo como Diputada.

La abanderada de Chile en los Juegos Olímpicos de Río 2016 aceptó conversar con AS Chile sobre su candidatura, los cambios que debería realizar el país en materia deportiva y la participación nacional en Tokio 2020.

 "Mientras no tengamos una autoridad que realmente entienda y comprenda las necesidades vamos a continuar en cinco o 10 años más con las mismas problemáticas", indicó la diputada Olivera.

El paso de Chile por los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio

- ¿Qué opina sobre la participación del Team Chile y Team ParaChile en Tokio 2020?
- Como ciudadana de este país y como ex deportista me siento orgullosa de ver a la selección nacional representándonos después de todo un proceso que fue complejo por la pandemia. Este ciclo fue especial y distinto, el que viene también va a ser muy distinto porque estos Juegos se realizaron un año después de lo que corresponde y el ciclo de París será más corto. Ojalá las condiciones vayan mejorando para que los deportistas que se están preparando para Santiago 2023 y París 2024 tengan un proceso un poco más normal. Hay que agradecerle al Team Chile y Team ParaChile por habernos representado, por haber mojado la camiseta. Ellos no son solo deportistas, si no que también son grandes embajadores de nuestro país.

- En Redes Sociales se vieron muchas críticas hacia los deportistas que participaron en Tokio 2020 ¿Qué opina usted sobre los “opinologos”?
- Simplemente hablan desde el desconocimiento de lo que significa ser deportista. Lamentablemente en Chile todavía tenemos la cultura de que ser deportista es prácticamente un hobby y no es así. Esos deportistas que nos representaron en Tokio 2020 son personas que dedican todo su tiempo para prepararse. En nuestro país el deporte no es considerado un trabajo y el deportista no es considerado, ni mirado, ni valorizado como un trabajador. Nosotros vemos todos los días como se lucha para entregarle las herramientas y las condiciones.

Su carrera como Diputada

- ¿Qué la motiva a usted el volver a postularse como Diputada?
- Me motiva el seguir trabajando por algo tan importante como lo es el deporte, las mujeres, los adultos mayores y la infancia en nuestro país. El deporte es un constante ciclo porque empieza en una etapa muy temprana. Las mujeres que participan en el ámbito deportivo cada vez van en aumento. Muchas veces se ve al adulto mayor como alguien que ya cumplió un ciclo en su vida y, lamentablemente, en nuestro país prácticamente se le pone termino a la vida laboral, deportiva y profesional. Ahora uno puede ver a muchos deportistas que compiten en la categoría máster y muchos ex deportistas nacionales quieren competir en este tipo de categoría, pero lamentablemente se les ve como amateurs y nosotros tenemos que seguir trabajando para mejorar todas estas áreas. También me motiva el mantener el contacto con las personas en terreno y así llevar sus problemáticas al Congreso, muchas de las propuestas que he levantado precisamente han nacido de situaciones que he recogido en terreno y eso para mí tiene mucho significado.

- ¿Usted cree que en el futuro más deportistas se interesen en iniciar una carrera política?
- A mí me encantaría, no sé si a alguno le va a llamar la atención entrar a esta área. Personalmente he conversado con algunos y les he intentado convencer para dar ese paso porque necesitamos más gente aquí dentro que conozca la realidad del deporte nacional. Me encantaría que llegaran deportistas al Senado porque hacen mucha falta.

- ¿Desde que usted es diputada ha visto un cambio en la percepción de la cámara baja hacia el deporte?
- Si, de todas maneras. Mi única experiencia previa fue cuando visitaba el Congreso junto a otros deportistas para pedir apoyo y contar nuestras problemáticas. En esa oportunidad recibimos pocas respuestas e incluso nulas y por eso también me involucré como Diputada. Ahora, en estos 3 años hay muchos diputados y diputadas que se han tomado muy en serio la Comisión de Deporte, hay otros que por temas de tiempo o temas personales no participan mucho y eso afecta porque hoy se necesita que los Diputados y Diputadas entiendan lo que se está votando. Uno ahí hace el llamado a que ojalá puedan tener más participación dentro de la Comisión de Deporte porque siempre estamos los mismos. A pesar de esto, cuando uno se sienta a conversar con ellos hay mucha disposición para escuchar y hay muchos otros que no pertenecen a la comisión que se acercan para estar informados sobre los proyectos que se están votando en relación con el deporte. Recuerdo que cuando ingresé a la Cámara muchos de los proyectos relacionados al deporte estaban enfocados al fútbol y de a poco se ha ido entendiendo que el deporte no es solo fútbol, si no que es algo más grande.

Proyectos y cambios en materia deportiva

- ¿Usted cree que debe haber un cambio en el presupuesto estatal que va dirigido al Deporte?
- Lo que uno siempre espera es que sea mucho más. En Chile se habla de gasto en deporte y no inversión. Una que estuvo inmersa en el mundo del deporte sueña que esa inversión sea mayor, además, una de las cosas que a mi me gustaría es que los recursos que se entregan al deporte sean invertidos más en los deportistas y no tanto en los pagos administrativos. Uno puede ver que muchas veces hay un gasto enorme en contratos administrativo que uno se pregunta, ¿para qué? Debiesen enfocarse los deportistas, porque lamentablemente aún vemos casos de algunos que se tienen que preparar para las distintas competencias y no tienen cómo. Para mi es indignante que un deportista tenga que llegar al extremo de hacer rifas o bingos para poder costearse su preparación, muchas veces son deportistas de proyección y nuestras leyes deportivas no están apuntadas a la formación integral de los deportistas jóvenes, por lo que no reciben el apoyo necesario y cuando ya lo obtienen es cuando están consolidados.

- ¿Usted cree que hay una deuda pendiente con los deportistas de nuestro país en relación con su salud?
- Suena casi paradójico cuando se dice que deporte es salud. Creo que las personas que se dedican al deporte de alto rendimiento lo hacen con mucho agrado y entrega, pero finalmente cuando lo analizas desde una parte más fría te das cuenta de que el sobrepasar limites va en contra de la salud. Hay deportistas que cuando se lesionan deben seguir entrenando para poder estar preparados para sus campeonatos y en ese momento ya no se habla de salud y muchas veces eso se traduce en salud mental. Cuando te lesionas no solo es algo físico, también sicológo. En ese aspecto no hay ningún tipo de apoyo. Muchas veces el deportista se las ‘banca’ y las soporta, pero llega un momento que eso te pasa la cuenta. Hoy en Chile se trabaja con psicólogos deportivos, pero los profesionales que están dedicados a esa área son pocos. Por ejemplo, para los 400 deportistas que tienen la Beca Prodar solo hay disponibles dos psicólogos en el Centro de Alto Rendimiento (CAR).

- ¿Buscaría impulsar proyectos que estén relacionados a estos temas?
- El problema son los recursos económicos. Los parlamentarios estamos limitados a presentar proyectos de Ley hasta cierto margen. El Ministerio del Deporte debería ser quien impulse este tipo de proyectos. Lamentablemente no hemos visto cambio en este aspecto. En 2018 yo presenté un proyecto de resolución para que en el CAR se contara con especialidades como otorrinolaringología , ginecología y oftalmología, pero nunca tuvimos respuesta.

El futuro de Chile en Santiago 2023

- ¿Cómo ve la preparación de los deportistas nacionales de cara a Santiago 2023?
- A mi me preocupa mucho lo que vaya a pasar en Santiago 2023. Primero porque es un gran desafío como país anfitrión y hoy se está viendo que las autoridades se están enfocando en la infraestructura para los Juegos. Me imagino que también se está trabajando de la mejor manera para que los deportistas lleguen preparados para los Panamericanos y Parapanamericanos. Personalmente le solicité a la ministra del Deporte que se realice una mesa de trabajo con los diferentes actores del Mindep, IND, Comité Olímpico y Paralímpico, Federaciones, Deportistas y Técnicos para crear un plan adecuado de cara a Santiago 2023. El desafío de Chile en Santiago 2023 es grande teniendo en cuenta que en Lima 2019 se obtuvo la mayor cantidad de medallas en la historia de nuestro país.

-¿Cómo ve usted la situación del atletismo nacional? 
-Me preocupa la situación que se está viviendo, ya que en los últimos Juegos Olímpicos no tuvimos a ningún representante en las pruebas de pista, mientras que en Rio 2016 tuvimos representantes en las pruebas de velocidad, maratón y lanzamiento. Creo que de aquí a 2023 las autoridades correspondientes deben crear la mesa que mencioné para ver los planes a corto y mediano plazo.

- ¿Qué otros cambios deben haber en materia deportiva pensando en Los Ángeles 2028?
- Los cambios que siempre he soñado, pero lamentablemente estos no llegarán hasta cuando la primera autoridad del país no entienda la importancia que tiene el deporte. No solo lo que significa para el deportista de alto rendimiento, si no que desde su base, es decir, desde su población. Primero debemos crear un cambio cultural. Chile, con el paso del tiempo, ha creado un poco de consciencia, pero nos falta mucho todavía. Es solo ver las noticias sobre los porcentajes de obesidad en el país. La pandemia también nos demostró la desigualdad que viven los chilenos en todos los aspectos e incluso en el deporte. Los cambios más profundos que hay que hacer es en la estructura y que se entienda la importancia y relevancia que tienen los deportistas que representan a nuestro país. Por ejemplo, recién en el 2022 los deportistas Prodar podrán contar con sus pagos de cotizaciones. Ese es un solo ejemplo de lo que han tenido que pasar. Imagínate que quienes que no está dentro de esta beca no reciben apoyo y pasan a ser un ‘indigente’ para el sistema. Si el Poder Ejecutivo no está dispuesto a generar este cambio vamos a seguir con los mismos problemas en 2028.