ENTREVISTA AS

La influencer chilena que reluce en Instagram: "Mi estilo de vida es la forma de enfrentar la muerte de mi papá"

Con 450 mil seguidores, Fran Órdenes muestra su "adicción" por las pesas. En diálogo con AS, la joven de La Serena habla de su motivación y la gran retribución de las personas.

0
La influencer chilena que reluce en Instagram: "Mi estilo de vida es la forma de enfrentar la muerte de mi papá"

Fran Órdenes revoluciona las redes sociales. La influencer de 28 años ya tiene 450 mil seguidores en Instagram, red social donde muestra un estilo de vida saludable. "Esta fue mi manera de enfrentar la muerte de mi papá, nunca vi la opción de irme por el lado del carrete u otro que no fuera estar con mi familia y hacer deporte", cuenta en diálogo con AS. La joven de la Serena llama la atención: la mayor parte de los días entrena a las siete de la mañana. Tanto así, que su mensaje ha marcado a varias personas: le escriben y le piden consejos para enfrentar momentos adversos.

"Yo nunca fui buena para ir al gimnasio ni me alimentaba bien, pero un día decidí ir al nutricionista, al psicólogo y al dermatólogo. Me guié con gente profesional y seguí una pauta en relación a hábitos saludables. Y con saludables, me refiero a darme mis gustos y no estar siempre estrictamente bajo un régimen alimenticio. Mi papá falleció en el 2016 y yo empecé con esto entre fines del 2017 y comienzos del 2018", relata Fran Órdenes, quien estudia Administración de Empresas y quien también tiene su propia marca de ropa: @olympedallacosta.

- ¿Es satisfactorio cuando algunas personas le cuentan sus propias historias?
- Todos mis seguidores saben lo que pasó con mi papá y me preguntan cómo lo hice y cómo me levanto tan temprano. Muchas mujeres y hombres pierden a alguien cercano y me escriben mensajes gigantes. Me llegan al alma.

- ¿Los responde?
- Obviamente me doy el tiempo de responder todos esos. Nunca les dejo el visto, porque la experiencia de uno puede ayudar más que cualquier otra cosa a gente que está pasando por lo mismo. Les digo que sí se puede. Me llegan mensajes de gente que perdió a familiares en accidentes y no saben cómo salir de la depresión. Yo recomiendo asistir a un profesional y también, a levantarse. Hay que botar la pena como sea. Yo nunca acepté pastillas anti depresivas ni nada de eso, viví el duelo a sangre fría. Y después de eso, empecé con todo el power.

- ¿Hay gente que empezó a hacer deporte gracias a sus fotos?
- Todas las semanas me escribe gente diciendo que empezó a hacer deporte por mis publicaciones, o que van al gimnasio a las seis de la mañana. Es muy genial.

- ¿Usted también va temprano?
- Voy a las siete de la mañana y todo el mundo me pregunta cómo lo hago (ríe). La mayor parte de los días voy a esa hora. Es el horario perfecto, porque me alcanzo a organizar con todas las cosas que hago en el resto del día. Voy mínimo cuatro veces, pero generalmente voy seis veces a la semana. Descanso un día.

- ¿Cuál es su ejercicio favorito?
- Las pesas son mi adicción máxima. Tampoco soy extremadamente fitness, porque eso requiere una alimentación estricta y yo prefiero disfrutar y también mantener mi vida saludable en el gimnasio. He ido a algunas clases de boxeo, porque siempre me gusta probar cosas nuevas, y ahí voy viendo si engancho o no. Pero al final, siempre me quedo con el entrenamiento de fuerza, en las pesas.

- ¿Y trekking?
- Sí, a veces subo cerros o caminatas. El Cerro Grande (de La Serena) es mi panorama favorito fuera del gimnasio.

- También habla de la importancia de recibir ayuda psicológica...
- Sí, porque a mí me motivó y me dio energía fue tener bien mi salud mental. Si no, no me podría levantar de la cama. Tengo terapia todas las semanas. Hay que cuidarnos por dentro y por fuera.

- Tiene fotos con camiseta de la U. ¿Le gusta el fútbol?
- Yo y toda mi familia somos 'chunchos'. Somos fanáticos. Mis hermanos viven, mueren y lloran por la U. Ahora no me hablan hace como tres días porque la U perdió con Colo Colo en el Superclásico (ríe). Ese es un ejemplo para que veas cómo se vive el fútbol en mi casa. Vemos los partidos en familia. Somos cinco y somos muy unidos.