ENTREVISTA AS

Venció a la Roja en Santiago y espera que se repita: "El ambiente era hostil"

Miguel Mea Vitali estuvo en el único triunfo de Venezuela en Santiago de Chile por los puntos, en las Eliminatorias rumbo al Mundial 2002.

0
Venció a la Roja en Santiago y espera que se repita: "El ambiente era hostil"

El martes 4 de septiembre del 2001 es una fecha que nunca olvidará el fútbol venezolano. La Vinotinto visitó a la Roja por las Eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo 2002, se llevaron los tres puntos e hicieron historia, pues fue la primera vez que triunfaron como visita en clasificatorias.

Miguel Mea Vitali, hoy gerente deportivo del Caracas Fútbol Club, habló con AS Chile y lo primero que dijo fue que "lo más bonito es haber participado en esa primera victoria histórica para nuestra selección. Me llena de orgullo haber sido parte de esa gran familia, haber contribuido de una u otra manera al levantamiento de nuestra selección y que nos dejaran de seguir llamando 'La Cenicienta de Sudamérica'".

El ex mediocampista estuvo esa noche en el estadio Nacional de Santiago y junto a AS recordó aquella jornada, además de abordar el encuentro que este jueves sostendrán Chile y Venezuela.

- ¿Qué recuerda del partido jugado en Chile en 2001 por las Eliminatorias?
- Tuve la fortuna de estar en ese partido, de lograr algo histórico para nosotros, porque fue la primera victoria de Venezuela en Eliminatorias como visitante. Fue un partido difícil, enfrentamos a un equipo que no venía bien, más allá de que tres días atrás le había ganado a la campeona del mundo en ese mismo estadio. Fue un resultado histórico, importante, que le daba continuidad al buen resultado que habíamos sacado un mes antes con Uruguay y que significó para nosotros el levantamiento de lo que es hoy la Vinotinto, ya que posterior a la victoria contra Chile, vinimos de local y le ganamos a Perú y Paraguay.

- ¿Cómo era el ambiente en el estadio aquel día?
- Hostil. Algo normal, la gente esperaba que Chile nos pasara por arriba, que nos derrotara, incluso que nos goleara, porque más allá de que no venían bien en Eliminatorias, venían de ganarle a Francia. El pueblo chileno pensaba que nos iban a ganar y a medida de que fueron pasando los minutos y los goles, la gente le fue jugando en contra a sus propios jugadores. Al final del partido, los medios de comunicación y los hinchas fueron muy duros con esa selección.

- ¿Cómo estuvo la celebración?
- Mucha alegría, mucha algarabía en el camerino, después en el hotel. Siempre dentro de lo comedido, nada fuera de lo normal o extraordinario. Lo disfrutamos entre nosotros y cayendo en sí cada uno en su habitación, de lo que habíamos logrado. Creo que caímos en cuenta al llegar al país, después de ver la prensa y lo que estábamos logrando con esos resultados: primero haberle ganado a Uruguay y luego haberle ganado a Chile. Es algo que nos llenó de mucho orgullo, lo soñamos y lo estábamos logrando.

- ¿Cómo ve el partido de este jueves?
- Va a ser un partido duro, difícil para ambas selecciones. Los dos vienen de ganar. Por ahí Chile tiene el último tren que lo puede acercar a pelear por ir al Mundial, esa victoria ante Paraguay habrá levantado la esperanza y las ilusiones de los jugadores, incluso del fanático, y por ahí están contando con estos tres puntos. Y más aún porque cuando vinieron a Venezuela cayeron derrotados. Nosotros estamos con cuerpo técnico interino, tratando de levantar lo que lamentablemente para nosotros han sido unas Eliminatorias complicadas, tanto dentro como fuera de la cancha. Hay que valorar el esfuerzo de los jugadores que siguen poniendo el pecho. Nos sentimos orgullosos porque dan el todo por el todo dentro de la cancha. Le ganaron a Ecuador y estoy seguro que van a seguir con el deseo de traer una victoria tal como nosotros la logramos el 2001.

- ¿Cuál es la clave para vencer a Chile?
- Tratar de jugarle. Sabemos que van a venir con todo. Es una eliminatoria muy pareja, salvo Brasil y Argentina. Chile ha quedado rezagado. Venezuela debe estar bien parado, saber contrarrestar el ataque y la intensidad de los futbolistas chilenos. También quitarle la pelota, va a ser importante el control del partido, manejar los tiempos del compromiso y tratar de golpear en el momento justo. Será complicado, pero contamos con jugadores de jerarquía y la frescura de la juventud. Será muy intenso. Tenemos jugadores de muchísima capacidad, irreverencia y talento.

- ¿Qué jugadores de la Roja le preocupan a usted?
- No nombraría alguno en específico. Chile ha demostrado en los últimos años, ganando dos Copa América consecutivas y metiéndose en mundiales, que tiene jugadores de recorrido y jerarquía. Tiene juventud, esa generación de cambio necesaria. No me voy a quedar con solo dos o tres nombres, con Claudio Bravo, Arturo Vidal o Mauricio Isla, Chile es una selección bastante dura, difícil, compleja y que seguramente tratará de llevarse los tres puntos.

- ¿Cómo toma lo ocurrido con Yeferson Soteldo?
- Temas de indisciplina hay que tomarlos como se tomaron. Hay que apartarlos, sencillo. Hay que partir de ahí. Ya es un jugador profesional, todos han sido jugadores profesionales y se deben a una institución, a un equipo y se deben a una selección, la cual está representando a todo un país. Cualquier acto de indisciplina debe ser automáticamente separado de cualquier institución o selección. Se debe partir desde el respeto a los compañeros. Lo más lógico es lo que fue realizado. Esperemos que sea un ejemplo para el resto de jugadores, no solo en la actual selección. Que sirva de ejemplo para todo un país, que los actos de indisciplina tienen que ser apartados inmediatamente de nuestro fútbol. Si queremos llegar a un Mundial, no podemos permitir indisciplinas.