Entrevista As

Esperó por años su chance y hoy brilla: "Tengo mi sicólogo y mi PF, invierto en eso"

Joaquín Muñoz vivió varias temporadas de ostracismo y recién en 2019 pudo ganarse un lugar. "Fue un camino largo, pero fue bueno que sea así".

0
Esperó por años su chance y hoy brilla: "Tengo mi sicólogo y mi PF, invierto en eso"
MARCELO HERNANDEZ/PHOTOSPORT MARCELO HERNANDEZ/PHOTOSPORT

Audax Italiano es uno de los equipos del momento en el Torneo Nacional. Son terceros, a cinco puntos de Colo Colo, y gran parte del éxito se ha sustentado en la seguridad defensiva, algo donde Joaquín Muñoz (30) es clave. Es el tercer arquero menos batido del campeonato y vive el mejor momento de una carrera llena de vaivenes. Siempre fue el segundo o tercer portero, debutó en 2015 con 25 años y recién en 2019 empezó a experimentar lo que siempre soñó.

"Fue un camino largo, pero fue bueno que sea así, porque cuando las cosas llegan de un momento a otro son pocos los bien preparados sicológicamente. La capacidad siempre la vas a tener, pero lo más importante es lo mental", confiesa en diálogo con As Chile.

- ¿Cómo resistió tanto tiempo de espera para ganarse el arco de Audax?
- Uno siempre va a querer jugar, más en mi posición, pero siempre había arqueros de jerarquía. Cuando subí al primer equipo estaba Johnny (Herrera), después el 'Oso' (Alejandro Sánchez), (Nery) Veloso, Jaime Bravo y Nico Peric. Fue importante tener arqueros de experiencia y sabiduría para aprender de ellos.

- ¿Cómo fue convivir con arqueros de ese nivel?
- Cuando estaba Johnny yo era más chico, él me ayudaba con algunas cosas específicas. Con Nico (Peric) trabajé más a la par, yo ya era segundo arquero y lo presionaba para ser titular, competíamos y nos apoyábamos. De Herrera siempre me fijaba en su presencia, su forma de atajar, era entretenido trabajar con ellos.

- ¿No pensó en salir a préstamo a ganar experiencia?
- Sí, pero como era joven y no tenía partidos, era difícil salir. Además, tenía un contrato que me aseguraba estar en Audax y siempre mi objetivo fue jugar acá, por eso aguanté. Fue una decisión sabia.

- Por todo lo que vivió, ¿cómo toma este momento personal y colectivo?
- Estoy súper contento, porque en el torneo anterior estuvimos peleando el descenso y ahora estar arriba es una satisfacción para los formados en casa que siempre quisimos pelear cosas importantes.

"Trabajo con un sicólogo y un PF propios"

Muñoz tomó una decisión para impulsar su carrera. Decidió buscar ayuda profesional y hoy se ven los frutos. "Al sicólogo (José Huerta) lo tomé antes de la pandemia, también tengo un PF personal que me ha ayudado un montón. Hoy puedo decir que tengo un equipo de trabajo y eso es lo que intento inculcar a los más jóvenes, el no quedarse solo con el entrenamiento, porque hoy el futbolista es un atleta. Son inversiones que no se toman en cuenta, pero que me han servido un montón".

- ¿Se imagina una chance en la Roja?
- Sí, sería lindo estar en microciclo, que te conozca el seleccionador, pero no es algo que mate. Ojalá Bravo dure para siempre, porque nos hemos dejado estar sobre los hombros de él y hay que encontrar arqueros para cuando él no esté. Ahí te puedo nombrar a (Brayan) Cortés, (Gabriel) Castellón o (Fernando) De Paul. Tenemos que dar paso a esos arqueros para que tomen experiencia.

- ¿Y llegar a un grande?
- No me quita el sueño, aunque siempre es un objetivo cuando estás en tu mejor momento, sería lindo dar ese paso. De todas formas, estoy tranquilo en Audax, la gente me quiere mucho, me siento bien considerado y es mi casa.

- Ya llamaron a Joaquín Montecinos, ¿a qué otro compañero ve en la Selección Chilena?
- Me gusta toda mi defensa, pero hoy Chile tiene muchos centrales, así que ahí está complicado. En otras posiciones me encanta Michael Fuentes. Es muy rápido, joven, moderno, rápido, alto y fuerte. También me gustaría que siga siendo llamado Montecinos que tiene mucha actitud. También está Fernando Cornejo. En realidad me los llevaría a todos, pero ellos son más jóvenes.