UNIVERSIDAD CATÓLICA

El informe de Tobar: admite un error, pero habla de "juego brusco grave" y "conducta anti deportiva"

En su informe del UC-Wanderers, el árbitro modificó la naturaleza de la infracción en la segunda amarilla al ariete, tras observar las imágenes de la transmisión.

0
El informe de Tobar: admite un error, pero habla de "juego brusco grave" y "conducta anti deportiva"
JONNATHAN OYARZUN/PHOTOSPORT

Al comienzo de la tarde, la ANFP hizo público el informe de Roberto Tobar sobre el partido entre Universidad Católica y Santiago Wanderers. La victoria de los cruzados en San Carlos de Apoquindo (3-2) estuvo marcada por la expulsión de Germán Lanaro y Fernando Zampedri, lo que generó duras críticas respecto del cometido del árbitro internacional chileno.

En el cuadro universitario se quejaron principalmente por imposibilidad de poder contar con ambos jugadores para el duelo decisivo de este domingo ante Colo Colo en el Monumental. La diferencia en la tabla es apenas de dos puntos entre el Cacique y los estudiantiles, quienes son los escoltas del torneo.

Sin embargo, el informe del encuentro abre la puerta a que finalmente Zampedri no sea suspendido, a raíz de su expulsión por doble tarjeta amarilla. En el documento, Tobar admite que la conducta del argentino no ameritaría la segunda amonestación.

En relación a la expulsión de Zampedri, el escrito indica que ocurrió "por recibir una segunda amonestación en el mismo partido (uso ilegal de brazos, conducta antideportiva)".

No obstante, agrega que "una vez terminado el partido y revisando las imágenes con el equipo arbitral en el vestuario, observamos que la acción de Fernando Zampedri, en la cual es expulsado (VAR no puede proceder por protocolo, ya que no permite intervenir por doble amonestación), es una acción imprudente por la baja intensidad y el sector del cuerpo donde impacta al adversario, sumando a esto la exageración del defensor que alude un golpe en el rostro".

Respecto de la tarjeta roja directa a Lanaro, Tobar sostiene en el informe que adoptó la decisión "por juego brusco grave (producto de la disputa del juego golpea con la planta del pie el abdomen de su adversario)".