ENTREVISTA AS

"Nadie me va a quitar el gusto de haber sido el '10' de la UC"

Se formó en el club y logró tres títulos nacionales con los cruzados. Hoy, Diego Rojas viene de jugar en San Luis y no olvida sus inicios: "Me trataron súper bien".

0
"Nadie me va a quitar el gusto de haber sido el '10' de la UC"
Instagram

Diego Rojas está presente, seguramente, en los recuerdos recientes de los hinchas de Universidad Católica. El actual volante de San Luis se formó en el cuadro estudiantil y los primeros años de su etapa en el profesionalismo transcurrieron ahí. Posteriormente, varias salidas a préstamo y una delicada lesión en la rodilla llevaron al zurdo al fútbol del Ascenso. Pasó por Deportes Valdivia y, al cierre del 2021, cumplió un interesante fin de temporada en el elenco de Quillota, que tras un extenso bregar finalmente consiguió la permanencia en la división.

- ¿Qué recuerdos guarda de su etapa en la UC?
- Los mejores, fue la etapa en que mejor la pasé futbolísticamente. Aparte que yo fui formado ahí y tengo muy lindos recuerdos desde siempre, desde que llegué. Me trataron súper bien.

- ¿Por qué finalmente tuvo que dejar el club?
- Hay una exigencia muy alta ahí, siempre tienes que estar al 100. Más que todo fue por eso, porque siempre van llegando jugadores y yo quería jugar seguido. A veces esto no se iba a dar, porque siempre llegaban jugadores en mi posición. Al final fui tomando los préstamos, necesitaba jugar más. Cuando salí, me fui a La Calera. Empecé a hacerlo bien y tuve la lesión en la rodilla. Fue algo muy rápido lo que me pasó. Además, coincidió con el tema de la pandemia y no pude hacer una recuperación ideal en Santiago.

Rojas festejando un título con la UC en 2016.

- ¿Parte de sus buenos recuerdos son los tres títulos nacionales que pudo lograr?
- Sí, fue muy lindo. La verdad es que hasta el día de hoy lo recuerdo. Aparte de que fueron campeonatos en los que jugué y fui importante ya sea desde el primer minuto o desde la banca, siempre aportaba. Los grupos que se formaron eran muy buenos y al final llegaron los campeonatos.

- ¿La última vez que salió del club sintió que ya no iba a volver?
- Cuando iba a préstamo quería hacerlo lo mejor posible en los clubes que iba para volver bien a Católica. Después cuando me fui, iba un poco con esa espinita clavada, pero necesitaba jugar y hacerlo bien. Si no era en Católica, era en otro lado. Si pudiera volver a la UC, feliz, pero tengo que demostrar.

- ¿No es fácil para un chileno ser el ‘10’ de Católica?
- Es difícil y siento que en Católica lo hice bien. Estaba ahí y siempre que me necesitaban, yo respondía. Es un equipo grande que constantemente está buscando jugadores y creo que lo hice bien. No me arrepiento de nada de lo que hice ahí.

- ¿Se dio el gusto de haber sido el ‘10’ de la UC?
- Sí, sí, eso nadie me lo va a quitar. Fue una linda experiencia, aparte de que me formé ahí. Es un club que quiero mucho.

Pasos por la Roja

- ¿Qué recuerdos tiene de su etapa en las selecciones menores? Jugó dos Campeonatos Sudamericanos Sub 20.
- La selección es como otra cosa, aunque sea la Sub 20. Uno siempre va a campeonatos de buen nivel, vive experiencias diferentes. Vas a otros países, hay otro roce. Estás representando a tu país y vas a lugares que son poco habituales. Uno trata de sacar la mejor experiencia de eso. Uno va conociendo hartos compañeros, se va haciendo amigo ahí también. Son buenas experiencias que uno va teniendo.

El ex cruzado en su etapa en la Roja Sub 20.

- Lamentablemente usted no pudo disputar el Mundial de Turquía. Se lesionó cuando el plantel ya estaba en Europa.
- Sí, clasificamos en el Sudamericano de Argentina y estando en España antes de viajar al Mundial me lesioné. Fue difícil, aparte que ese Mundial era para los nacidos el año 1993 y yo era 1995. Daba dos años de ventaja, me sentí muy bien y no se notaba esa diferencia. Además el equipo andaba bien y sentía que podía hacer un buen Mundial. El técnico era Mario Salas y me lesioné en el partido preparatorio contra Uzbekistán, me fracturaron el quinto metatarsiano.

- ¿Anímicamente fue difícil?
- Sí, la verdad es que al principio fue difícil, porque de ahí nos íbamos al Mundial. La lista ya estaba definida y los que estábamos allá íbamos a jugar el Mundial. Me pisaron el pie y traté de seguir jugando. Después me sacaron los exámenes, allá mismo en España, y salió que estaba fracturado. No lo podía creer, me puse a llorar y no encontraba respuestas. Quería que fuera mentira para poder jugar. Pero se dio así, después me recuperé rápido y empecé a jugar en Católica.

- A continuación tuvo una especie de revancha con la Sub 20 siguiente, que era dirigida por Hugo Tocalli.
- Sí y fue muy diferente en cuanto a resultados. Era un muy buen equipo, con casi todos jugando en Primera División y nos fue súper mal. No logramos clasificar a la fase final del torneo.

- Su última presencia en la Roja fue en la Sub 23, en el Torneo de Toulon, en Francia.
- Sí, fue otra buena experiencia. Ese torneo es de mucho nivel, van jugadores de gran rendimiento. Muchos después se convierten en estrellas internacionales.

- ¿Ya tiene 26 años, cuál es su proyecto hacia adelante?
- Quiero volver a Primera División y tratar de hacer un buen campeonato. Quiero que me vendan para afuera y tratar de hacer algunos años afuera, puede ser México u otra opción. No pierdo esa ilusión, trabajo mucho, porque sé que al final esa posibilidad va a llegar. Hay que estar preparado.