ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LA ROJA

Una pesadilla en la Roja: las curiosidades de la noche triste

Con la presencia de un candidato presidencial y con una broma de Marcelo Vega que sacó risas, la Selección de Martín Lasarte vivió un primer tiempo fatídico.

Actualizado a

Era la gran oportunidad para consolidar el buen momento de la Roja y el ambiente en San Carlos de Apoquindo era óptimo. Un recinto con más de 8.800 personas, con múltiples banderas y con una gran energía, recibía a la Selección, que ahora enfrentaba a Ecuador por Eliminatorias. Sin embargo, el escenario optimista dio un giro rápidamente. Un gol, una expulsión y dos lesiones transformaron el primer tiempo en un calvario.

Las dudas partieron pocos segundos antes del tanto ecuatoriano. Alexis Sánchez perdió el balón en la salida, Ecuador inició un contragolpe y la apertura de la cuenta estuvo muy cerca. Martín Lasarte parecía nervioso al borde del terreno y el duelo recién comenzaba. Su temor, al final, se ratificó con la definición de Pervis Estupiñán. El rostro de decepción también se transmitía entre el público presente.

La expulsión de Arturo Vidal fue el segundo golpe. Y quizás, uno mucho más duro. El volante, que dejó en el piso al ecuatoriano Félix Torres tras una fuerte infracción, se retiró de la cancha con las manos en la cabeza y con lágrimas en los ojos. El público lo intentó animar con un "Vidal, Vidal" y Lasarte lo esperó al borde del terreno. El mediocampista de Inter llevó su rostro al pecho del entrenador uruguayo, quien lo abrazó y le dio un golpe en la espalda.

Las lesiones de Eugenio Mena y Alexis Sánchez sorprendieron en San Carlos de Apoquindo. Ambos se retiraron de la cancha, justo cuando la Roja demostraba más inseguridad. Francisco Sierralta y Mauricio Isla perdían la pelota en el sector de la Roja, Eduardo Vargas fallaba una ocasión en el ataque y Claudio Bravo tenía que intervenir una vez más.

La broma de Marcelo Vega

El ex futbolista y comentarista de TNT Sports, Marcelo Vega, era uno de los que seguía el duelo desde la tribuna de San Carlos de Apoquindo. En una jugada cerca del descanso, Claudio Baeza evidenció una molestia física. El mundialista relajó el ambiente con una divertida frase: "Se están lesionado todos, voy a tener que entrar yo". El volante de Toluca pudo continuar.

En paralelo, Gary Medel parecía desorientado. Antes de finalizar la primera etapa, el 'Pitbull' empujó innecesariamente a Jeremy Sarmiento y segundos más tarde, cedió a la presión y se complicó en una jugada que pudo costar caro. El futbolista de Bologna se recuperó en el complemento y fue la principal figura de la Roja.

Un candidato presidencial en San Carlos

En el entretiempo, los futbolistas se reunieron en el centro de la cancha, conversaron y se aplaudieron. Caminaron hacia el túnel y recibieron múltiples aplausos. Fuera del estadio estaban sus familiares, dirigentes, hinchas, ex jugadores y una serie de personalidades. Entre ellos, el candidato Sebastián Sichel, quien participará en las elecciones del 21 de noviembre. Al ex ministro le pidieron algunas fotografías. En el mismo sector estaban los diputados Luciano Cruz-Coke, Jorge Alessandri y Francisco Undurraga.

Ampliar
JAVIER SALVO/PHOTOSPORT

¡Hasta los médicos hicieron tiempo!

Con sacrificio y algunas individualidades, la Roja intentó revivir en el complemento. Tuvo algunas oportunidades que no pudo concretar y Ecuador se encargó de complicar aún más el panorama. Los futbolistas visitantes aprovecharon cada segundo para evitar el desarrollo del juego. El arquero Alexander Domínguez lo hizo desde el primer tiempo y recibió múltiples pifias del público.

Cada vez que un jugador caía, la espera era interminable. Medel, Vargas y Bravo eran los más molestos. La situación quedó en evidencia cuando los médicos, que ingresaron para ayudar a uno de sus jugadores, se demoraron largamente en retirarse del terreno.

La noche oscura de la Selección tuvo dos golpes finales. Francisco Sierralta se sumó a los lesiones y terminó el partido como atacante, y Ecuador concretó el segundo a través de Moisés Caicedo. La Roja quería dar un nuevo paso hacia el Mundial de Qatar 2022, pero terminó con una sensación extraña que extiende la incertidumbre de cara a la última etapa de las Eliminatorias. Una jornada con desgracias.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?