ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Entrevista As

Es discípulo del 'Cholo', fue DT en Ruanda y suena en Chile: "Sueño con la Libertadores"

Tony Hernández es un promisorio DT español. Dirigió en Ruanda, donde logró una Supercopa, pero ahora espera dar el salto al fútbol de Sudamérica.

Actualizado a
Es discípulo del 'Cholo', fue DT en Ruanda y suena en Chile: "Sueño con la Libertadores"

José Antonio Hernández (40) es denominado "el defensor del Cholismo". El joven entrenador español, que admite haber mantenido conversaciones con varios clubes del fútbol chileno, comenzó su carrera recién en 2019, pero desde ya se traza ambiciosos objetivos. Uno de ellos es llegar a Sudamérica y obtener la Copa Libertadores. "Es mi sueño", adelanta en charla con As.

Hace dos años, 'Tony' dirigía al Illescas FC, de la categoría Sub 19 en España. Allí recibió un singular llamado: desde Ruanda, el Mukura Victory Sports quería contar con sus servicios. En su travesía en África obtuvo una Supercopa y adoctrinó a sus jugadores con la filosofía de Simeone. "Es una forma de entender la vida, de enlazar el fútbol con la vida", dice. El propio estratega revela que hoy existen diálogos con Palestino y, en ese contexto, hace un repaso de su, hasta hoy, desconocida carrera.

- ¿Cuándo comenzó su carrera y qué lo motivó a dirigir?
- Hace unos 10 años, por ahí. Empecé como la gran parte de los técnicos del mundo, en categorías inferiores, a excepción de aquellos que fueron futbolistas famosos, que gozan de oportunidades inmediatamente solo por haber sido futbolistas. En España dirigí varias juveniles, hasta que me llamaron a Ruanda en 2019, a un equipo bastante modesto que es el Mukura Victory Sports. Muchos me decían que estaba loco, porque el desconocimiento siempre crea miedo. Fue una experiencia súper bonita, la liga es maravillosa. Llegué a un equipo que estaba último en la tabla, conseguí ganar la Supercopa y ponerlo líder varias fechas, hasta que se suspendió el torneo por Covid. Tras eso, empecé a hacerme un nombre en España, se hablaba de mí como el "exportador del Cholismo en Ruanda". Eso me sirvió. Luego recibí una oferta de Centroamérica, específicamente de Honduras, del Real de Minas. Ahí creamos mucha expectación, pero por problemas externos del equipo y por otras circunstancias, lo tuve que dejar. Tras eso el equipo fue castigado con una multa por la FIFA, descendió y terminó desapareciendo. Malas gestiones que, desgraciadamente, pasan mucho en el fútbol mundial. Hoy estoy en España y estoy negociando con varios equipos de diferentes ligas. Me gustaría el salto a Sudamérica.

- ¿Por qué le llama la atención Sudamérica?
- Para jugar la Copa Libertadores, es mi sueño. He viajado mucho, he vivido en muchos países y lo que pasa en Sudamérica no se ve en otros lados. No solo en la cancha, sino fuera. Me apasiona lo que veo fuera. Los recibimientos de las hinchadas en los estadios son maravillosos. Eso en Europa se ve muy poquito.

Ampliar

- ¿Cómo es la vida y el fútbol en Ruanda? Para la mayoría es una liga desconocida.
- Bueno, yo iba a Ruanda con un poco de incertidumbre, pensé que sería un país desordenado, caótico, con hambruna. Pero después del lamentable genocidio que ocurrió en 1994, el país lo superó y mejoró. Tanto que algunas ciudades se pueden equiparar a muchas otras europeas, en cuanto a modernidad, limpieza. Sí, hay pobreza, pero es una tierra fértil, la economía va bastante bien. En diciembre del año 2019 fueron mis padres a verme y salieron encantados. En cuanto al fútbol, hoy patrocinan, incluso, a equipos como el Arsenal o el París Saint-Germain, con letreros de Visit Rwanda.

- Se le ha catalogado como un defensor del 'cholismo'. ¿Por qué?
- Hay gente que cuando ve lo del 'cholismo' le da miedo, porque cree que es un fútbol defensivo, pero no es eso. La forma de juego de él va variando. A veces, presiona alto, a veces juega al contragolpe, a veces es más defensivo. El 'cholismo' es una forma de entender la vida, de enlazar el fútbol con la vida, de conectar con los futbolistas y hacerles creer en el proyecto, a través de la garra y la pasión en el campo. Es conectar con el público. Ese es el ADN de Simeone. Yo de él adopté el orden táctico perfecto y la solidez defensiva. Luego, tomo otras doctrina, por ejemplo del fútbol inglés. Me gusta el juego directo, cuanto menos toques para llegar al área rival, mejor. No me gusta poseer la pelota por poseerla.

- ¿Qué conoce del fútbol chileno?
- Me encanta seguirlo. Lo veo mucho, estoy al pendiente. También de los futbolistas que exportan hace años. Aquí en España 'Bam Bam' Zamorano es un ídolo, no solo de Real Madrid, sino de España. Para mí es uno de los mejores rematadores de cabeza de toda la historia del fútbol. Recuerdo verlo jugar de pequeño. Después vinieron jugadores que también dejaron su sello, como Alexis o Vidal. Este último es un personaje que amas o odias. Yo lo amo (risas). Me gustan los jugadores que se dejan la piel por el equipo. Y de la liga chilena, hablé en algún momento con Antofagasta, que me encanta la zona, la encuentro preciosa. También con Huachipato, que desgraciadamente descendió. Ahora último con Palestino también, hay posibilidades de llegar. Incluso en el Ascenso hubo conversaciones con Puerto Montt, que tiene un estadio hermoso. Yo no tengo problemas con llegar a un club de Segunda División. Prefiero más el desafío de un equipo pequeño, que con mi aportación llegue arriba, que dirigir a un grande.

- Dice que "hay posibilidades de llegar a Palestino". ¿Qué sabe del club?
- Les presenté mi currículum y un proyecto personalizado para lo que quiero lograr en el club. Incluso, hice un video con una arenga, muy motivador. En el video hay una conexión entre La Casa de Papel, el 'Cholo' Simeone y lo que he logrado yo. Palestino es un equipo que tiene una idiosincracia especial, por la conexión que tiene con el pueblo de Palestina. Es como una segunda selección nacional. Tiene un componente sentimental que el resto de los equipos no tiene, y yo soy muy sentimental. Me pongo eufórico si ganamos, me enfado si perdemos, si hacemos un gol me vuelvo loco, y así.

- ¿Y no le gustaría mantenerse en Europa y dirigir allá?
- Europa no me obsesiona, no me apasiona tanto, no sé si es un objetivo. Mi sueño es ganar la Libertadores algún día. Cuando estaba en Ruanda, a veces me quedaba hasta las tres o cuatro de la mañana viendo los recibimientos, los fuegos artificiales y todo eso, me ponía los pelos de punta. Veía los cánticos de San Lorenzo, de Boca Juniors. Acá en España me gustaría dirigir al Atlético, pero para eso tendría que quitar a Simeone, así que prefiero ir a Sudamérica (risas).

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?