ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

HUERTA

El peligroso 'vicio' de Garin

"Físicamente, Garin está apto para lidiar con maratones de tenis, pero no puede aferrarse siempre a aquello. Para llegar a las fases finales, tienes que hacerlo lo más fresco posible..."

Actualizado a
"Físicamente, Garin está apto para lidiar con maratones de tenis, pero no puede aferrarse siempre a aquello. Para llegar a las fases finales, tienes que hacerlo lo más fresco posible..."

Cuando vi los horarios del primer día del Abierto de Australia 2022 festejé. ¿Por qué? Porque el partido de Cristian Garin ante Facundo Bagnis era ideal para nosotros los chilenos. Domingo a las 21 horas, extraordinario para quienes entrábamos a trabajar temprano al día siguiente. Pero recién a las 01.51 de la madrugada del lunes, 'Gago' certificó su paso a la segunda ronda. Después de 4 horas y 39 minutos, el chileno dejó en el camino al argentino, en una nueva batalla del chileno en un Grand Slam.

Ante Pedro Martínez Portero, fue casi lo mismo. Disputó cuatro minutos menos que en el debut, pero ya suma nueve horas y 14 minutos de juego. Luego de tres días de competencia, el nacional es el jugador con más tiempo en la cancha tras las primeras dos rondas en Melbourne. Garin tiene dos lugares en el podio de los duelos más largos de la versión 2022 de Australia (el primer puesto es de Aslan Karatsev, con sus 4hrs52 ante Jaume Munar) y además, es el único tenista que, hasta ahora, ha jugado más de cuatro horas en sus dos duelos.

Pero las batallas mentales, físicas y tenísticas de Garin en Grand Slams no son nuevas. Es cosa de mirar su historial en estos torneos. El número uno de Chile ha ganado 15 de sus 27 duelos de este nivel. Solo dos veces ganó en sets corridos (13%). ¿El resto? Siete en cuatro parciales (47%) y seis en cinco sets (40%).

Por contraparte, sus derrotas en Grand Slams muestran una tendencia diferente. En el 50 por ciento de las veces que cayó, no ganó sets (6 de 12), perdió cinco veces en cuatro mangas (42%) y solo contra Kukushkin perdió llegando al máximo de parciales que se pueden disputar (8%). Esto explica muchas cosas. Una de ellas, la inconsistencia de Garin.

El mejor tenista del país en la actualidad no ha demostrado ser confiable -aún- en partidos largos, del primer nivel. A 'Gago' le cuesta muchísimo mantener un buen nivel que le permita sacar adelante los partidos con mayor comodidad. Y eso, ante los grandes o la élite del tenis, es estar destinado a la eliminación. No pudo ganar sets ante Djokovic, Medvedev, Goffin, Wawrinka, Rublev, De Miñaur y Raonic. ¿Qué tienen en común? Jugadores con experiencia y que pueden mantener su regularidad por horas. ¿Garin? Es un tenista que apela mucho al momento, a sentirse 'en la zona'.

Ante Martínez Portero, del 4-2 del cuarto set al 4-0 del quinto, hizo un partido brillante. Sólido de fondo, pegándole fuerte a la bola con el drive, buscando la iniciativa. Pero aún no puede alargar eso a un partido entero. Contra Bagnis le pasó algo similar. Muy buenos dos primeros parciales, pero desde que no pudo quebrar en el 3-4 del tercero (tuvo cuatro bolas de break), se enredó. Y estiró un partido que estaba para la sentencia.

Físicamente, Garin está apto para lidiar con maratones de tenis, pero no puede aferrarse siempre a aquello. Para llegar a las fases finales, tienes que hacerlo lo más fresco posible. El tenis hoy es muy físico y mental, pero cuando se definen los torneos, tener algo extra en el estanque da réditos. Más pruebas que las mostradas por Djokovic, Nadal y Federer, imposible.

¿Qué se le puede pedir a Garin tenísticamente? Una mayor decisión de forma continua. Tiene que ir a cerrar los puntos a la red con más frecuencia y soltar el drive cuando está bien parado. Muchas veces, por jugar un tiro que queda en el limbo (no es ni ofensivo ni profundo), pasa de estar atacando a defenderse (esto último lo hace muy bien), pero cuando te toca un rival que no falla en la red o de la mitad para adelante, no hay defensa que valga, salvo que seas Nadal.

Ojo, con Jorge Aguilar se está viendo una versión más agresiva, pero de a ratos. La confianza tiene que ver ahí. Si siente los impactos de buena forma, seguirá tirando, pero cuando presenta dudas, es como que automáticamente pasa a la zona de confort, el rol defensivo. Ha ido demostrando que cuando se lanza hacia la bola, hace mucho daño. La potencia la tiene de forma natural.

Pensemos en Gael Monfils, próximo rival de Garin en tercera ronda. ¿Tiene chances 'Gago'? Sí, como también es cierto que el francés posee una experiencia mayor y que, además, apenas necesitó de tres horas y cuatro minutos para ganar dos partidos. Ese factor puede ser determinante en el duelo que entregará a un cupo a los octavos.

Ante Monfils, no es favorito, pero tampoco es un partido imposible. Y teniendo en consideración las dudas que mostró en la ATP Cup, llegar a una segunda semana en Melbourne sería más que positivo. Eso sí, en los Grand Slams venideros tendrá que reducir su tiempo en cancha en las primeras rondas si es que desea dar el salto definitivo a los top.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?