ENTREVISTA AS

Ignacia Antonia y el fútbol: Endler, Edu Vargas y una amistad con Bielsa

La influencer chilena más famosa del mundo es admiradora de "Tiane" y "Edu", pero con el "Loco" guarda una historia increíble.

Actualizado a
Ignacia Antonia y el fútbol: Endler, Edu Vargas y una amistad con Bielsa

Ignacia Hernández, conocida en las redes sociales como Ignacia Antonia, es la influencer chilena más famosa en el mundo. Con sólo 20 años, ya cuenta con 27 millones de seguidores en Tik Tok, 9,1 millones en Instagram y actualmente trabaja en México, para la cadena Televisa.

En diálogo con AS Chile, Ignacia Antonia contó detalles de su ascendente fama mundial, pero también reveló desconocidos episodios con personajes relacionados con el fútbol. La historia con Marcelo Bielsa es impresionante.

"A Christiane Endler la sigo. Más allá de que es una de las mejores arqueras del mundo, siento que ha hecho una carrera increíble. Jugar en Europa, mantenerse por tantos años y, además, ser reconocida como la mejor, lo encuentro impresionante", señaló la influencer chilena.

- ¿Ha podido compartir con ella?
- No, de hecho tengo una historia triste al respecto (risas). En 2019 me invitaron a París a grabar para una campaña de los 60 años de Barbie. Íbamos a estar las dos, porque éramos las dos chilenas y nos iba bien en cosas totalmente distintas. Mi sueño era conocer París, pero la niña de 17 años pensó que era mejor quedarse en Chile para el cumpleaños del pololo. Más encima terminamos después. ¡Qué idiota! (risas)

- ¿A usted le gusta el fútbol?
- Cuando era más niña iba siempre al estadio, en mi familia somos todos de la U. Cuando chica estaba vuelta loca por Eduardo Vargas, lo amaba. Tenía un cuaderno con sus fotos. ¡Qué vergüenza! (risas). Alguna vez pude sacarme fotos con Johnny Herrera y Charles Arángiz. Mi mejor historia es con Marcelo Bielsa, eso sí.

- ¿En serio?
- Sí, lo pude conocer porque mi abuelo era amigo de él.

- ¿Cómo se hicieron amigos?
- Mi abuelo es Mario Riquelme, el verdulero que trabaja cerca de Juan Pinto Durán. Se hicieron amigos cuando Bielsa fue a comprarle algunas cosas. Un día fuimos a conocerlo y yo la noche anterior no dormí nada. Marcelo Bielsa le pidió una vez que fuera a recibir un premio en su nombre y tiene un cuadro en su casa con la foto que le tomaron.