ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

Tiene 13 años, viaja 10 horas para entrenar en la UC y sueña con la Roja: “Quiero jugar en Lyon o Barcelona”

Analía Filún es de San José de la Mariquina y es una de las joyas de B Talent Star. Ya es parte del Sub 16 de Católica, e incluso entrenó con la Sub 19.

Actualizado a
Tiene 13 años, viaja 10 horas para entrenar en la UC y sueña con la Roja: “Quiero jugar en Lyon o Barcelona”
Rodrigo Huerta

Analía Filún tiene 13 años y es una de las grandes joyas que tiene B Talent Star, la aplicación chilena que cambió la forma de hacer scouting en el mundo. Con su corta edad, la adolescente de San José de la Mariquina ya ha demostrado su hambre de lograr éxito en el fútbol femenino, disciplina que cada día suma popularidad.

Me manejo en varios puestos, pero soy volante de salida por la derecha. Cuando partí, era delantera, pero me di cuenta que no me sentía cómoda. Después pasé a ser central, lateral y me costaba, pero llegué al medio y me sentí cómoda. Hoy me hacen jugar en distintas posiciones y eso me sirve para estar preparada según lo que necesiten de mí”, dice Filún a AS Chile. La joven atiende a este medio en uno de los jardines del Stadio Italiano y una de las cosas que más sorprende al escucharla es su madurez.

Mi pasión por el fútbol empezó a los cinco años. Desde chiquitita que me gusta, porque además tengo hermanos que juegan. Con el paso de los años, conocí una escuela en la que me enseñaron muchísimo. Yo ni siquiera sabía patear una pelota, pero la pasión seguía estando. Fui creciendo y evolucionando hasta que conocí la aplicación”, agrega.

- ¿De qué forma conoció la app B Talent Star?

- Quise probar suerte, ver qué tal me iba y me fue muy bien. Luego me llamaron a Católica, donde hice una prueba de una semana entrenando con la Sub 19, porque la Sub 16 aún no comenzaba a entrenar. Gracias a Dios me fue bien y después de cinco meses me llamaron a una selección chilena. Estaba muy nerviosa y ansiosa, pero dispuesta de demostrar lo que había aprendido. Fui parte de un microciclo.

- ¿Cómo hace con los viajes desde San José de Mariquina a Santiago para entrenar? Usted no vive en la capital...

- Viajo una semana y media al mes. Son 10 horas en bus, así que se hace pesado el viaje. La verdad que esto requiere mucha ayuda de los padres. Mi papá es un hombre que siempre me ha estado apoyando en todo, que no me critica y se ha sacrificado mucho con el tema de los pasajes, la estadía y la alimentación. Lo admiro mucho y le doy gracias siempre por todo lo que hace por mí.

- ¿Y cómo se organiza con las clases del colegio?

- Cuesta mucho, porque hay que estar perdiendo clases, materia, pero intento ponerme al día. A pesar de eso, tengo buenos promedios, me va bien. La verdad que si uno quiere crecer o ser alguien en la vida requiere de mucho esfuerzo y sacrificio.

- ¿Y el clima de su comuna afectaba en sus inicios?

- Llueve mucho, casi todo el año. Además, las canchas son horribles. Hay unas solo de tierra, otras con algo de pasto y muchos hoyos. A pesar de eso, pude salir adelante.

- ¿Cuál fue su primera impresión cuando llegó a la UC?

- Es un cambio radical, porque pasar de un pueblo tan chico a una ciudad tan grande y más en Las Condes que tiene muchos lujos, su estadio también. Aparte de ansiosa, me sentía feliz de todo lo que había hecho para llegar hasta aquí.

- ¿Cómo afrontó los primeros días que debió experimentar esos cambios?

- Fue muy complicado, porque llegar a un lugar donde tú no conoces nada es difícil. Eso sí, ya me estoy acostumbrando.

- Ha entrenado con la Sub 19 de la UC y regularmente con la Sub 16. ¿Nota diferencias físicas o tácticas con usted?

- La diferencia de cómo se ha desarrollado el cuerpo es mucha, pero en la cancha no se nota tanto, porque si uno está ahí, es por algo. Talento y lo que se necesita para poder estar. Estos años que quedan hay que explotarlos al máximo para seguir subiendo de categoría y por qué no llegar a un plantel adulto con 16 años.

- ¿De qué forma mira su futuro en una actividad que si bien está creciendo sigue estando lejos de las comodidades que tiene el fútbol masculino?

- La idea es construir algo bonito y profesional, tampoco tan de prisa. Ojalá que nosotras podamos llegar a lo que hacen en la élite del fútbol masculino y quizás más. Al igual que ellos, tenemos las mismas capacidades de poder aprender y lograr algo.

- ¿Cuáles son sus referentes en el fútbol?

- Una de las personas que admiro mucho es Tiane Endler. Es la mejor arquera del mundo. Admiro su perseverancia y su forma de ser en general. En realidad, admiro a todas las jugadoras de Chile, porque les costó llegar al lugar en el que están y hay un sacrificio detrás. Del extranjero, me gusta Alexia Putellas. Destaca mucho y se nota el talento que tiene.

- ¿Qué sueños tiene para su carrera que recién está comenzando?

- Salir de Chile. Estar jugando en un fútbol más grande como puede ser España o Estados Unidos, que son potencias. Aquí en Chile hay oportunidades, pero no se dan tanto. Mi sueño es llegar a la Selección y jugar en el Olympique Lyon o Barcelona.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?