ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Entrevista AS

“Es un año ganado”: fue el DT más joven de Primera B, es ingeniero y rozó la hazaña en el fútbol chileno

Sólo por diferencia de gol no consiguió el paso a la liguilla y la actuación de sus dirigidos impresionó: “Ya conocía al club donde llegué”.

Actualizado a
“Es un año ganado”: fue el DT más joven de Primera B, es ingeniero y rozó la hazaña en el fútbol chileno

Antonio Martínez debutó como entrenador durante la temporada que se acerca a su término en el Ascenso. Sólo falta por definir al ganador de la liguilla que acompañará a Cobreloa en Primera División y el viñamarino, de 33 años, hizo un balance positivo de su gestión en conversación con AS. En la banca de Barnechea, sólo por diferencia de gol no logró acceder a la etapa de postemporada en la B.

“En términos medibles, creo que es un año ganado en función de una campaña sólida con una cierta estructura competitiva durante la temporada. Esto nos permitió estar siempre al acecho y a partir de ahí el equipo se desenvolvió bien en competencia. En términos de sensaciones, el balance es muy bueno respecto de mi relación con los jugadores, con el staff, con el club. Creo que le dimos una identidad a Barnechea que se vio reflejada en la competencia. Eso me deja conforme”, sostuvo Martínez, quien ejerció antes como técnico ayudante y es también ingeniero comercial.

- ¿El ejercicio como DT en jefe fue de acuerdo a lo esperado?

- En la gestión del proyecto y en desenvolverme en el cargo, creo que fue como yo lo esperaba. Ya conocía al club donde llegué y eso fue bastante productivo para mí en la gestión de las externalidades, no solamente cómo va a jugar mi equipo. Como todo equipo de la Primera B, siempre hay cosas por solucionar, pero creo que lo pudimos sacar bien adelante. No hubo grandes falencias en el proyecto 2023 y el equipo también respondió en la cancha. Sentimos que se pudo dar algo más, pero me voy conforme.

- Solo por diferencia de gol no accedieron a la liguilla. ¿Qué pasó?

- La sensación fue que puntuamos para clasificar a la liguilla, pero por la estructura y base del campeonato nos quedamos afuera. A lo mejor, podríamos haber definido con un partido entre los equipos que teníamos el mismo puntaje. No es así, pero quedamos con un poco de rabia o revancha competitiva para el año que viene, si Dios quiere, estar en la liguilla. Si nos hubiésemos metido, creo que hubiésemos dado que hablar.

- Tan así…

- Estábamos en un momento del equipo muy bueno. Con dinámica de juego, con ritmo, con goles. En ese sentido, un poquito amargado, porque no pudimos abrochar lo que sí fue un buen año en este término de año del proyecto.

- ¿A partir de su juventud, qué énfasis puso en la conducción del plantel?

- Busqué generar un grupo sólido, unido. Que no sólo compita en el partido, que también exista una sana competencia interna, que todos los jugadores se sientan importantes. Hubo oportunidad para todos los del plantel a lo largo del año. Esas cosas van formando un poco una familia, que fue lo que intentamos hacer. Se formó un lindo grupo, no solo de los jugadores sino que con todo el entorno del club. A partir de ahí generar lazos, confianza y lealtades, que nos permitan soñar con hacer algo distinto a lo que se había hecho el último año.

- ¿Se sintió representado por el equipo en la cancha?

- Sí, sí, en eso estoy sumamente conforme. Satisfecho también porque el equipo respondió no sólo a una forma o manera de jugar. A partir de usar distintos sistemas, yo fui acompañando táctica y técnicamente al equipo, pero en el desarrollo hubo una consecuencia de jugar. Hacia el protagonismo, con la pelota. Eso explotó las capacidades de los jugadores y se vio reflejado estadísticamente en el torneo con rachas invictos, con goleadores. Eso me permite estar bastante tranquilo, porque el trabajo que se hizo fue siempre en búsqueda de la mejora del futbolista.

Ampliar

- Usted además es ingeniero comercial. ¿Qué le aportó su otra profesión para dirigir al plantel?

- Creo que todo está involucrado, pero claro que aporta porque te entrega una estructura, cierta forma de pensar, que te ordena, te ejemplifica, te clarifica para poder tomar decisiones. Eso es bueno porque hay un seguimiento, una correlación desde la idea y los propósitos. Poder entregarle al futbolista una claridad en ese aspecto es importante.