ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Entrevista AS

La historia del PF camionero que desafía a la U: “Llevo varios años”

Integra el cuerpo técnico de General Velásquez y, cuando tiene tiempo, toma el volante y sale a la carretera: “De chico me llamaron la atención los camiones”.

Actualizado a
La historia del PF camionero que desafía a la U: “Llevo varios años”

Universidad de Chile sufrió hasta el último minuto para vencer por 2-1 a General Velásquez en el duelo de ida de la Copa Chile. La escuadra de San Vicente de Tagua Tagua dominó por largos pasajes y contó con varias chances de gol. Los albiverdes jugaron de igual a igual ante uno de los grandes del país y, como ocurre muchas veces, detrás de cada performance se esconden historias desconocidas y llamativas. Una de estas es la que protagoniza Gustavo Arros, el preparador físico del elenco de la Región de O’Higgins. El profesional comparte, ocasionalmente, sus actividades en los entrenamientos con un sorpresivo oficio: también es camionero.

“Llevo varios años inserto en el tema de los camiones, como desde el año 2016 más o menos, cuando me compré el primero, un (Scania) 112. Después, el 2020 mi primo Marcelo Román me dio la oportunidad de comprarle el camión. Es un Scania 113. Mi primo es como mi hermano y me lo vendió en cuotas, confía en mí”, cuenta Arros, de 34 años, quien antes fue PF en Juventud Chimbarongo, Deportes Rengo y Colchagua.

- ¿Es un gusto personal, tradición de la familia? ¿Por qué surge esto?

- Es como tradición de la familia. Cuando estudiaba Educación Física, mi primo me invitaba a viajar al sur con él, pero también a mí de chico me llamaron la atención los camiones. Siempre quise tener uno propio.

Ampliar

- ¿Paralelamente a sus labores como PF?

- Claro, yo lo llevaba como hobby.

- ¿En algún momento se transformó en su actividad principal?

- Sí, por supuesto. Cuando uno queda cesante o en vacaciones me subía. Después ocurrió que vendí el camión (Scania) 111 y me compré uno más moderno, el 112. Ahí empecé a trabajar en paralelo con el 113, que me vendió mi primo Marcelo, que ahora me lo maneja mi otro primo, Carlos Felipe. Yo lo manejaba para tirar (trasladar) un fertilizante, desde septiembre en adelante.

- ¿Hacia dónde viaja cuando se sube nuevamente al camión?

- Llego hasta Temuco, Chillán, Los Ángeles. Por acá cerca hasta Talca, Curicó. Hasta ahí llegó en el camión blanco que manejo ocasionalmente.

- ¿Le queda menos tiempo ahora, por el hecho de estar a cargo de la parte física de un equipo en una categoría que es profesional?

- Sí, antes me movía un poco más. Mira te voy a contar una historia que se relaciona con momentos en que uno se da cuenta de por qué pasan las cosas. Estaba cargando en Puente Negro, en San Fernando, me senté frente al volante y me dije “puta, estoy cansado de andar aquí arriba del camión”.

Ampliar

- Se cuestionó fuertemente lo que estaba haciendo.

- Sí, tengo a mi señora (Laura) que trabaja todo el día afuera y pensé que ese tiempo debía dárselo a mi hijo pequeño (Máximo Gustavo). Me dije “tengo que buscar un chofer para que maneje el camión blanco”. Busqué un amigo que lo manejara y al día después me llamó el profe César Bustamante (DT de General Velásquez).

- ¿Qué pasó en ese momento?

- Primero le pregunté en qué horario estaban entrenando para ir visitarlo, porque a mi hijo también le gusta la pelota. El profe me dijo “yo lo llamo por otra cosa. Vi que usted había publicado (en redes sociales) que se bajaba del camión y, como se me fue mi PF, quiero que vuelva a trabajar conmigo”. Le dije que me interesaba, que era lindo volver a un plantel, pero que iba a tener que volver a los libros para estudiar de nuevo.

- ¿Qué hizo entonces?

- No tenía todo botado, pero no pensaba volver como PF. Estaba sí en el rubro del transporte, tenía más tiempo para ver a mi hijo crecer. Y partimos no más, fue un día viernes, del mes de marzo. No ha sido complicado, siempre he tenido el mismo método y gracias a dios me ha dado frutos. Somos un equipo con pocos recursos y los muchachos, por ejemplo, hacen sus propios preventivos. Yo me dedico netamente a lo físico con el profe César y Héctor Lazo, el preparador de arqueros.

- ¿Cómo se ha sentido en la vuelta a la preparación física en la cancha?

- Muy bien, cambió todo, como que uno vuelve a la vida. El día a día, estar preocupado del plantel, ha sido muy lindo. Justo ahora se dio esto de la Copa Chile y ha sido más atractivo todavía.

“Me subo, conduzco, lo hago lo rápido que se puede y vuelvo a meterme en lo mío que ahora es el fútbol”.

Gustavo Arros, PF de General Velásquez

- ¿Si tuviera que elegir por ambas actividades, por cuál cree que se inclinaría?

- Yo creo que elegiría la preparación física. Los camiones uno igual los puede administrar sin necesidad de subirse a conducir.

- ¿Si cuenta con tiempo y ganas igualmente toma el volante y parte a realizar algún viaje?

- Sí, no tengo problemas. Me subo, conduzco, lo hago lo rápido que se puede y vuelvo a meterme en lo mío que ahora es el fútbol.

- ¿Sus dirigidos saben que también tiene esta actividad? ¿Qué le dicen?

- Algunos me tiran la talla, me dicen el PF camionero. Bromean con que el petróleo ahora está caro. Ojalá que ahora Scania me venda un camión más barato, más moderno (ríe).

- Fuera de bromas es también otro ingreso para usted.

- Sí, claro, pero en este tiempo es complicada la cosa. Con las reparaciones y los gastos todo lo que uno ahorra después lo pierde. Sin embargo, me quedo con esa frase que dice “perder para ganar, no es perder”. Uno se tiene que mentalizar con esa frase no más.

- Ah, por último al menos una pregunta relacionada con su rol de PF: ¿cómo vio físicamente al equipo en relación a un plantel de un equipo grande Primera División?

- Me pareció muy bueno el desempeño de los muchachos. Nosotros no tenemos todo lo que tienen ellos para trabajar, tenemos 10 vallas, 20 conos, unas bandas de resistencia, unos cajones pliométricos y dos barras para hacer pesas. Fue bueno el desempeño que mostraron y más que por un tema físico fue también por un factor psicológico. Varios años el club lleva trabajando con profesionales y eso es muy importante. Hasta a uno le hace bien el psicólogo.