ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Fútbol chileno

Ñublense acecha a Colo Colo: 5 causas que explican su brillantez

El elenco de Chillán no cede en la disputa por llegar al liderato, exhibiendo contenidos de juego claros y eficientes. Si conserva la regularidad, posee chances de pelear el título.

Actualizado a
Ñublense acecha a Colo Colo: 5 causas que explican su brillantez
DANIEL PINO/PHOTOSPORT

Tras haber goleado previamente a Universidad Católica en el estadio Nelson Oyarzún (4-0), Ñublense dio otra muestra de su buen momento futbolístico. En esta oportunidad, los dirigidos por Jaime García superaron sin grandes contratiempos a Huachipato y junto a Unión Española son los escoltas del líder Colo Colo.

En Talcahuano, era otra prueba difícil para el cuadro chillanejo, pero volvió a dejar en claro las eficiencias de su funcionamiento. Actualmente, es uno de los mejores equipo del 2022 y el modelo de juego del sublíder se impone y también destaca por evidentes ejes operativos.

Dominio con el balón

De acuerdo a las estadísticas de AS, los chillanejos son el cuadro con mayor posesión de balón del Campeonato Nacional. Con un promedio de 56%, aventajan a la UC, La Calera y Colo Colo, elencos que poseen medias de 55, 54 y 53%, respectivamente. Ñublense domina el juego, a través de la tenencia de la pelota, y queda en evidencia también por su supremacía en otros indicadores relacionados con esta faceta del fútbol.

Es el equipo con mejor promedio de acciones de dribling exitosas, un requerimiento básico para los conjuntos que apuestan por manejar el balón como sustento de su actividad en la cancha. Así es más factible la conservación o progresión durante la fase ofensiva.

Además, se impone en la cifra máxima de pases largos (973) y también en el índice de pases largos buenos (525). Esto es consecuencia de la utilización del Ataque Construido como fórmula de generación de situaciones de finalización. Son frecuentes los cambios de frente para superar la presión en la zona donde se encuentra el balón, otorgándole continuidad y fluidez a la circulación.

Libertad plena

Con 21 goles, Ñublense es el segundo equipo con más tantos a favor en lo que va del torneo, tras Colo Colo (28). Los chillanejos anotan en forma seguida y queda de manifiesto, por ejemplo, en los últimos partidos: marcaron 7 goles. Sobre el funcionamiento en la línea ofensiva de los dirigidos por García, un aspecto llama mucho la atención. Tiene que ver con la libertad posicional que el DT les brinda a los chillanejos.

El DT García conformó en 2022 un equipo altamente competitivo.
Ampliar
El DT García conformó en 2022 un equipo altamente competitivo.JAVIER VERGARA/PHOTOSPORT

Nominalmente, el cuadro rojo ataca con tres hombres en el marco del sistema de juego 1-4-3-3. Sin embargo, los extremos o punteros cuentan con amplia libertad para abandonar su sector. De este modo, generan superioridades posicionales en otros enclaves de la ofensiva, principalmente, en la zona donde se constata la presencia del balón.

Quien sí fija su lugar de manera permanente es el centrodelantero (Nicolás Guerra o Patricio Rubio), con el objetivo de atraer la atención y marca de los centrales rivales. Así los zagueros reducen sus chances de intervención en el control defensivo de los otros dos atacantes, cuando se centralizan durante la gestión del juego ofensivo.

Laterales atacantes

Otro rasgo llamativo en el funcionamiento de Ñublense guarda relación con el papel ofensivo que cumplen los laterales. Regularmente, los titulares son Bernardo Cerezo y Giovanni Campuzano y juegan un rol clave. Se desdoblan al ataque en forma permanente, aprovechando los carriles liberados por los extremos o punteros, a raíz de la libertad con que cuentan para accionar en otros sectores de la delantera. Llegan a línea de fondo y sus habilitaciones hacia el área penal son frecuentes y precisas. Sin embargo, también anotan, como es el caso de Cerezo, quien suma dos cifras en 2022, apareciendo como un atacante más.

La trascendencia de esta fórmula ofensiva radica en la proyección simultánea de ambos laterales. La máxima de que solo pasa al ataque uno de estos, mientras el otro mantiene su posición en la defensa en pos del equilibrio del equipo, no cuenta para los chillanejos. Esto tiene un impacto relevante en el volumen ofensivo del equipo. En cosa de segundos, de tres atacantes la cifra se eleva a cinco y también queda garantizada la amplitud. Ambos laterales hacen ‘ancha’ la ofensiva por el posicionamiento cercano a la línea de banda en cada avance.

Presión permanente

En el plano defensivo, el aspecto que más destaca en Ñublense es la eficacia de la presión constante como recurso para hacerse nuevamente del balón o para impedir la gestión de juego del conjunto rival. La activación de los jugadores es inmediata cuando el oponente recupera la pelota y esto les permite iniciar el proceso defensivo, regularmente, lejos de la portería de Nicola Pérez.

Las maniobras iniciales de acoso, al poseedor del balón y también a los apoyos cercanos, las encabeza el trío de atacantes. Son los primeros en gestionar la defensa de la portería, con el centrodelantero encargado del control de los zagueros rivales y los extremos o punteros en ubicaciones intermedias para movilizarse de acuerdo al destino que adquiera el balón. Los volantes acortan distancia en altura, respaldados a su vez por la línea de defensiva, de manera que la estructura del bloque se torna corta y angosta en las proximidades donde se encuentra la pelota.

Una cifra ilustra el buen funcionamiento de Ñublense en este aspecto del juego. Según las estadísticas de AS, es el equipo con mayor cantidad de acciones de recuperación del balón. Suma 892 y aventaja a Colo Colo (891). La brecha, claro, es mínima, pero enaltece el valor defensivo del sublíder del torneo en vista de la composición de su plantel respecto al del Cacique.