ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

Partió en Colo Colo y hoy es el DT más joven del fútbol chileno: “Quiero llegar lejos”

Matías Garrido empezó a estudiar cuando tenía 19 y el año pasado logró el ascenso con Trasandino: “No me veía en otra situación que no fuese en una cancha de fútbol”.

Actualizado a
Partió en Colo Colo y hoy es el DT más joven del fútbol chileno: “Quiero llegar lejos”

Como muchos niños, Matías Garrido llegó a Colo Colo cuando tenía 10 años. En el Monumental permaneció hasta la categoría Sub 17, cuando partió a Barnechea. Durante su crecimiento, el joven pasó por distintos procesos de la Roja juvenil: fue dirigido por Mariano Puyol, Hernán Caputto y Héctor Robles, entre otros técnicos. Sin embargo, cuando cumplió 19 años, dio un pequeño giro en su vida. “Empecé a estudiar en el INAF”, cuenta Garrido, quien actualmente dirige a Deportes Rengo en Tercera División. Es el DT de menor edad (24) en Chile.

“Tuve la posibilidad de ser dirigido por grandes entrenadores y eso me marcó como deportista y persona. Además de los técnicos de la Selección, me tocó compartir con Miguel Riffo, Héctor Tapia, Jorge Contreras y varios otros que me entregaron herramientas. Aprendí de ellos y me dieron ciertos lineamientos que me llevaron a tomar la decisión”, relata Garrido en diálogo con AS.

- ¿Pensó en seguir como futbolista un par de años más?

- Cuando estaba estudiando, la carrera me empezó a gustar mucho. Fueron tres años intensivos. Le tomé importancia a aprender los conceptos que se necesitan y opté por iniciar mi carrera. No me veía en otra situación que no fuese en una cancha de fútbol, así que partí con unas escuelas de fútbol. Hoy tengo en cuatro sectores de Santiago.

- ¿Le costó entrar a algún club?

- El año pasado fui ayudante técnico de Luis Pérez Franco en Trasandino. Hicimos un tremendo trabajo y logramos el ascenso a Segunda División. En ese momento pensé que tenía las capacidades para dirigir solo y conformé mi cuerpo técnico. Traté de seguir nutriéndome como técnico y se dio todo muy rápido.

- ¿Cómo se gestó la posibilidad de dirigir a Rengo?

- Muy rápido. Yo observaba partidos de forma constante, analizaba a los planteles... y estaba en eso, cuando me llamaron los directores del club. Se llevaron una tremenda impresión. Me veía como alguien mayor y con el correr del tiempo se dieron cuenta que era joven y que tenía todas las ganas de trabajar. Ellos confiaron en lo que yo podía realizar, porque había que sacar al equipo de la zona de descenso.

- Remontaron con siete partidos sin perder y clasificaron a la liguilla...

- Así es, todo fue muy rápido. Pasamos de estar en el último lugar a posicionarlo en el segundo puesto. Fue gratificante y un mérito de todo el plantel. Ahora estoy aprovechando la oportunidad y estoy entregando las mejores herramientas para que se puedan desarrollar los jugadores y la institución siga creciendo. Me gustaría llegar lejos y que esto sea mi sustento para el futuro, pero estoy con los pies en la tierra, analizando lo bueno, lo malo y lo que podemos hacer mejor.

- ¿Le ha tocado dirigir a jugadores mayores?

- Sí, a más grandes o algunos con los que compartí en Colo Colo, pero nadie me tuteó. Cuando me inicié en el INAF, uno asume que en cualquier momento puede llegar la oportunidad para dirigir a jugadores mayores o menores, así que no es tema. Tengo clara mis convicciones y hacia donde quiero apuntar. Me considero un DT cercano a los jugadores y eso le doy a entender al plantel. Soy un ser humano, igual que ellos, y debe existir respeto. Nunca he tenido un problema y estoy bien tranquilo.

- ¿A qué aspira?

- Me gustaría dirigir a la Selección o en el extranjero, pero hay que ser mesurado y humilde porque en esta carrera hay más derrotas que triunfos. Hay que ir quemando etapas, paso a paso, con responsabilidad y con alegría.

Ampliar