ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Entrevista AS

Se retiró por la pandemia y siempre vuelve a Chile: “Tengo los mejores recuerdos”

Por varias temporadas, fue uno de los mejores mediocampista del torneo local y es recordado por los hinchas: “La etapa en Iquique fue espectacular”.

Actualizado a
Se retiró por la pandemia y siempre vuelve a Chile: “Tengo los mejores recuerdos”

Dedicado a otros quehaceres, luego de retirarse actuando por Magallanes en 2021, Gonzalo Bustamante atendió a AS desde su natal Córdoba, Argentina, para hacer un repaso de su etapa en Chile. El argentino llegó en 2015 a Iquique, club en el que destacó y aún es recordado por los hinchas. Posteriormente, pasó por Curicó y Magallanes, adquiriendo protagonismo a nivel local por más de un lustro. El trasandino no se olvida del país y además tiene un potente vínculo con Chile, su hijo Valentino.

“Tengo los mejores recuerdos. Mi etapa allá la divido en dos, primero la de Iquique que fue espectacular. Nos fue muy bien tanto en lo personal como en lo colectivo. Tuvimos nuestros momentos y otros a lo mejor malos, pero en la balanza general fue muy positiva esa etapa”, sostuvo Bustamante, quien hoy se inicia como DT, trabajando con niños, y posee un par de emprendimientos en Córdoba.

- ¿Después qué pasó?

- Cuando salí de Iquique me encontré con algunos problemas familiares, extrafutbolísticos, y no pude disfrutar tanto lo que estaba viviendo en Curicó y Magallanes. A lo mejor en Magallanes sí, pero después también vino la pandemia. Lamentablemente esa detención (del torneo), a los jugadores de nuestra edad nos afectó bastante, lo sentimos así. Cuando tocó volver, fue difícil. En el poquito tiempo que se volvió a jugar el campeonato, me afectaron algunas lesiones.

- ¿Y la etapa en Curicó?

- Lo que más destaco de ese paso es el grupo. Futbolísticamente, no me quedaron muy lindos recuerdos, porque no jugué mucho, pero sí encontré un grupo buenísimo que me ayudó en un momento muy complicado mío. Si miras hacia atrás, eso es también lo que queda, los momentos vividos, las personas con las que uno se cruza.

Bustamante pasó por Curicó en 2019.
Ampliar
Bustamante pasó por Curicó en 2019.JOSE ROBLES/PHOTOSPORT

- Sin embargo, es recordado principalmente por su paso por Iquique…

- Conocí a gente muy buena, pero me quedo también con el hecho de haber conocido grandes personas en Curicó. Coincidimos muchos argentinos además, entre los extranjeros y los nacionalizados éramos como 10. Eso estuvo bueno también. Me llevé bien siempre con todos, pero los argentinos nos juntamos más. En Iquique se daba un poco más de juntarnos entre todos. Fueron pasando los años y te haces más amigo, los chicos comparten el colegio.

- La pandemia lo pilló en Magallanes en el Ascenso…

- Sí, podría haber sido un año espectacular, porque nos fue bien en todo el torneo y nos caímos solo en las últimas fechas. No fue año muy analizable en cuanto a lo futbolístico.

- ¿Sigue en contacto con gente de Chile?

- Sí, yo tengo también un hijo chileno, Valentino, un iquiqueño. Tengo amigos todavía y con Esteban Carvajal (mediocampista de Barnechea) es con el que más hablo, nos consideramos muy amigos. He vuelto a ir varias veces a Chile y es él el que me recibe. Me busca, me lleva y hacemos nuestras cosas en conjunto. Después, por Instagram, puedes reaccionar a una historia y tener un diálogo para saber cómo está la familia. Recién ahora he vuelto a armar mi círculo de amigos en Córdoba, porque estuve muchos años fuera. Soy un poco complicado con las relaciones, pero trato de alimentarlas a la distancia.

El argentino, abajo a la derecha, con la camiseta de Magallanes.
Ampliar
El argentino, abajo a la derecha, con la camiseta de Magallanes.

- No se ha olvidado del país, viene y regresa a su casa en Argentina…

- Sí, siempre trato de ir una o dos veces por año, voy a verlo a Valentino. Este año ya fui para allá, el año pasado fui también y él vino una vez a Córdoba. Voy sobre todo a Iquique, no tan seguido como quisiera, principalmente por la distancia allá mismo en Chile y también porque está caro. A Iquique siempre lo tengo presente.

- ¿Lo reciben bien los iquiqueños?

- Sí, muy bien, nada qué decir. A mí eso de que a los argentinos no los trata bien, la verdad es que nunca me pasó. Me quedo con ese recuerdo de cómo me trataron también fuera de la cancha. Nada qué decir, más de alguna racha, de alguna bronca en que no te va bien y te dicen algo. Después, el general de la gente y en la calle, muy bien.

- Disfruta estando acá…

- Cuando voy, trato de no salir mucho, me quedo en casa. Valentino tiene tres años y es chiquitito, trato de estar con él. Pero cuando salgo y si me conoce alguien, la verdad es que me tratan bien.