ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

“Estuve entre ser futbolista o tenista... mi papá tuvo que hacer unas maniobras”

El ex tenista dialogó con AS en medio del lanzamiento del libro ‘Fernando González: la mejor derecha de la historia’, escrito por el periodista Gonzalo Querol.

Actualizado a
“Estuve entre ser futbolista o tenista... mi papá tuvo que hacer unas maniobras”

“Vamos a futbolizar la conversación, Fernando”. A González no le molesta. Al contrario, sonríe y pone atención. Después de 10 confesiones inéditas (aquí puedes leer la primera parte) durante el lanzamiento del libro ‘Fernando González: la mejor derecha de la historia’, escrito por el periodista Gonzalo Querol, el campeón olímpico se relaja y habla de su otra pasión. Una que abandonó en la niñez.

¿Es cierto que quiso ser jugador de fútbol? González lo piensa y responde: “A ver, primero quería ser bombero. Después, estaba entre ser futbolista y tenista, pero me decidí a los seis años”, reconoce en diálogo con AS.

- ¿O sea alcanzó a jugar?

- Sí, yo estaba en la Escuela de Fútbol de Universidad Católica en Santa Rosa, pero mi papá era fanático del tenis. Le gusta el fútbol, pero lo normal. Yo iba dos días al fútbol y dos días al tenis durante la semana. El fin de semana solo me tocaba tenis porque mi papá estaba ahí, jugando todo el día. Él me preguntó qué deporte me gustaba más y yo le dije que los dos. Se vio obligado a hacer una maniobras (ríe).

- ¿Qué hizo su padre?

- Dijo que la Escuela estaba de vacaciones. Pasó el tiempo, yo pregunté cuándo volvían y me decía “todavía no”. O yo pedía zapatos de fútbol para navidad y me llegaban pelotas de tenis. A mi me gusta mucho el fútbol, no más que el tenis, pero reconozco que fue un momento difícil de mi vida.

- ¿En qué posición jugaba?

- Jugaba adelante, hacía los goles. Al nivel que jugaba, en la escuela y el colegio, era más rápido que la mayoría. Creo que generalmente alguien que es bueno para un deporte, es bueno en todos. Pero hoy soy malo para el fútbol porque no jugué más desde los 12 años. Por las lesiones y todo ese tema que debía cuidar.

- Si como tenista fue la mejor derecha de la historia, ¿cómo hubiese sido el Fernando González futbolista?

- También le pegaba muy fuerte con la derecha. De hecho, en mi curso me decían “cañoncito” porque cuando jugábamos en educación física o en los recreos, le aforraba con esa pierna.

- En el lanzamiento del libro dijo que el festejo de Atenas 2004 le recordó la celebración de Colo Colo en el 1991...

- Sí, yo seguí la campaña del 1991 desde cerca. Fui al estadio hasta los cuartos de final porque después nos conseguimos entradas. Era difícil ir con estadio lleno. Son ídolos: Morón, Mendoza, Yañez, Barti, Vilches, Margas, Pizarro, Ormeño...

- ¿Con las medallas de oro de los Juegos Olímpicos volvió a ver esa euforia?

- Volví a ver esa euforia de otra manera. Uno lo va viendo e impresiona lo que puede generar en la gente. Darle un momento o una tarde de alegría a la gente, es muchísimo, especialmente en los momentos que vivimos.

El libro ‘Fernando González: la mejor derecha de la historia’ relata múltiples anécdotas sobre la carrera del ex número cinco del mundo, desde su adolescencia hasta el retiro. Hay más de 70 entrevistados, resultado de un trabajo de seis años.

Ampliar