ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El justo reclamo de Alexis

Actualizado a

Estaba conversador Alexis Sánchez después del buen triunfo de Olympique de Marsella en la Champions League ante Sporting Lisboa. La escuadra del chileno goleó por 4-1 y mantuvo las chances de avanzar a la etapa siguiente, cosa que se veía complicada antes del partido. Las dos derrotas iniciales, ante Tottenham y Frankfurt en el Grupo D, tenían al elenco de Francia último y estaba en vilo. Los duelos de vuelta ante los tres rivales ahora serán clave para ver qué pasa con miras al futuro del atacante de la Roja en el certamen. No olvidemos que una de las exigencias de Sánchez, al dejar el Inter de Milán, consistió en que su nuevo club al menos tuviera la participación garantizada en la Champions.

Tras el encuentro, el chileno se confesó. Lo hizo sin ningún ánimo de polemizar, solo evidenciando un hecho futbolístico que ocupa su preocupación. El DT Igor Tudor insiste en su postura de alinear a Alexis como centrodelantero. La sorpresa todavía persiste, pues la vida futbolística en Europa del tocopillano ha sido siempre como un hombre de juego exterior o últimamente actuando por el eje de la cancha, pero en la labor de mediapunta o volante ofensivo, detrás de un centroatacante o también de un trío delanteros. “Es muy difícil, ya que voy al espacio para acá, para allá y a veces no te meten balón”, afirmó.

Por ahora, es imposible que Tudor vaya a recular en su propuesta ofensiva con el chileno de ‘9′. Cuando Sánchez debutó en el empate 1-1 contra Brest, lo hizo reemplazando al turco Cengiz Ünder en la posición de extremo izquierdo. No fue novedad, puesto que el DT lo incluyó en su función clásica. Todavía en el plantel estaba el polaco Arkadiusz Milik, pero poco después el centrodelantero partió a la Juventus y el tocopillano ocupó definitivamente su lugar en el eje de la delantera. La decisión no pasó inadvertida, ya que se suponía que el segundo ‘9′ del plantel era el colombiano Luis Suárez. Sin embargo, el DT del Olympique de Marsella parece que no le tiene fe al sudamericano.

De todas formas, el registro de Alexis como ariete es nada de malo. Ha disputado siete partidos en la Ligue 1 (solo cinco de titular) y suma cuatro goles. Además, en la Champions League recién contra Sporting Lisboa jugó el segundo encuentro del certamen y exhibe un gol, precisamente el tanto del empate parcial 1-1 contra los portugueses en el Vélodrome de Marsella. Fue una conquistas absolutamente propia, que nació de una maniobra individual de presión en el inicio del juego por parte del arquero Antonio Adán. El chileno percibió las dudas del guardameta en torno hacia dónde dirigir el balón, se le fue encima y el intento de pase largo del golero fue bloqueado por Sánchez, terminando la pelota dentro de la portería visitante.

Alexis tuvo plena razón en lo que dijo. La movilidad y las desmarcaciones siguen todavía siendo parte importante de sus contenidos de juego ofensivo, pero esto no tiene un correlato con las habilitaciones que semejante nivel de desplazamientos debería poseer. El tocopillano es una opción permanente de pase en ataque, incluso en acciones profundas dentro del área penal, pero el balón no le llega con precisión y ventaja. Y cuando esto ocurrió, Sánchez sí pudo anotar. Fue en su primer gol en Francia ante Niza, tras una asistencia de Claus y posteriormente contra Auxerre y Lille, gracias a habilitaciones de Guendouzi y Under. Ah, las tres cesiones surgieron desde la derecha y en forma horizontal, lo que revela que no hay juego interior todavía para establecer conexiones trascendentes en ofensiva con el referente de la Roja.

Esto último no va a pasar en vista del formato de juego que el DT Tudor intenta desarrollar en el Olympique de Marsella. Hasta ahora, el elenco francés es un conjunto de ataques sorpresivos y veloces, tras recuperaciones del balón en su sector o a raíz del éxito en acciones puntuales de presión en campo contrario. No hay gran elaboración en el mediocampo y las progresiones se localizan esencialmente por las zonas laterales. Acá, la gestión de los carrileros y los extremos resulta vital. De hecho, en sus anotaciones Alexis se ha visto beneficiado por las asistencias de un carrilero o lateral-volante (Claus), de un extremo (Under) y de un volante mixto actuando circunstancialmente como extremo (Guendouzi).

El panorama de juego parece que no cambiará mucho en el Olympique de Marsella. Sánchez tendrá que armarse de paciencia y maximizar las chances con que cuente. Tal como lo ha hecho hasta hoy, porque su cifra de goles es altamente valorable.