¿Arbitrar o manejar un partido?

¿Arbitrar o manejar un partido?

La U jugó tan mal en el Superclásico, que no daba ni para echarle la culpa al árbitro. Pero eso no quita que el desempeño del juez haya sido bueno.

En cuanto nominan a Jorge Osorio, el medio responde positivamente: "Es un juez criterioso". Eso nadie lo duda. "Sabe manejar los partidos". Si se refiere a que no lo afecta la presión, a que no se intimida con el público y que utiliza el mismo reglamento para los dos lados, está perfecto. Cero problema.

¿Cuántas veces escuchamos decir que el árbitro echó a perder un partido por expulsar a un jugador? No es culpa del réferi. Es el futbolista bien expulsado quien comete el error.

Que Osorio no viera el codazo de Esteban Paredes a Pepe Rojas no es reprochable. Después de largos minutos y varias revisiones de las diferentes tomas disponibles, la TV mostró una repetición donde se podía advirtir la agresión.No hay que olvidarse que el árbitro es un ser humano.

Pero que no le mostrara amarilla a Osvaldo González por el "viaje" a Felipe Flores a los dos minutos y que no expulsara a Christian Vilches por el incidente con Patricio Rubio es imperdonable. Osorio estaba encima y el reglamento es claro cuando habla de agresión o intento de. El Quili lanzó el cabezazo. No reviste segundas lecturas.

No me gustan los árbitros que les muestran las tarjetas en la cara a los jugadores ni que sancionan parándose en punta de pies y con los brazos al frente en el punto penal. Pero tampoco los que no aplican el reglamento por muy noble que sea el fin como, por ejemplo, "echar a perder un clásico".

Creo que los árbitros deben ser flexibles y criteriosos, pero dentro de los márgenes de la norma. ¿Qué habría pasado si echaban a Vilches? Probablemente la U perdía igual. ¿Si me gustaba Javier Castrilli? No, pero lo prefiero antes que los jueces que "manejan" partidos.

Comentarios

Comentarios no disponibles