El Comandante

El Comandante

No sé cómo le irá a Mario Salas al frente de la Universidad Católica. Pero seguro que será mejor que la era Falcioni, eso es seguro. Por muchas razones. Porque es un salto en su carrera, llega motivado, conoce el medio y no subestima el campeonato local, como lo hizo el argentino.

Salas llega a remecer un equipo, un plantel que no es sencillo de dirigir. En San Carlos lo han pasado mal. Primero con Lasarte, porque pese a buenas campañas, alcanzaron a ver la corona pero no a tocarla. Y después con Falcioni, donde se hizo todo mal. Todo. El hincha cruzado espera ganar, seguro. Pero también necesita recuperar una identidad.

Salas tiene condiciones para chasconear a la franja. Es metódico, trabajólico, algo loco. Y lo digo como cualidad. Quienes lo hemos seguido desde Barnechea, percibimos criterios que se han mantenido. La búsqueda del arco contrario. La intensidad en la mitad de la cancha.

Comete errores. A ratos se juega demasiado. No es que descuide lo defensivo, pero arriesga mucho. Y la UC necesita ganar, asegurar, no caminar otra vez por la cornisa.

Mario Salas fue rugbista. Cree en el juego de equipo. Una vez dijo que motivaba a los jugadores con los principios del Che Guevara. No sé si será cierto, pero habla de que la pelota es importante, pero no lo único para Salas. También lo digo como halago.

En Barnechea, la selección sub 20, en Huachipato, ha dejado su impronta. Una identidad clara. Colo Colo y la U estarán en Copa Liberadores el primer semestre. Puede ser una ventaja.

No sé cómo le irá a Mario Salas. Pero es un paso adelante. Para él y para la UC.

Comentarios

Comentarios no disponibles