El archivo no muerde

El archivo no muerde

La memoria es frágil, pero el archivo no muerde. Es bueno revisarlo de vez en cuando. El Colo Colo de Héctor Tapia partió mal. Perdió en el debut, como local, contra San Marcos de Arica. Y luego contra Iquique en Copiapó, en un arranque de certamen que dejaba muchas dudas. Tras empatar como local ante Huachipato, los albos esperaron hasta la cuarta fecha para ganar su primer pleito, ante O’Higgins como visitante.

Se hablaba de un plantel cansado, de las fisuras del técnico Héctor Tapia con la dirigencia del club y que la Copa Libertadores aparecía como el gran objetivo de la temporada. De no pasar a la siguiente fase, los días del cuerpo técnico parecían contados.

Pero Tapia encontró la estructura. Primero a través de resultados, ganando partidos sin jugar bien, pero reforzando la confianza. Luego, con el alza de algunos rendimientos individuales, para convertirse en un equipo duro, difícil de vencer, tanto en el torneo local como en la Copa.

Ante la Universidad de Concepción, Colo Colo jugó a su antojo. Aceleró cuando quiso, marcó con la tenencia de la pelota y posee un arquero que responde en momentos complejos.

Lo que ha ganado el equipo de Tapia es sumar nombres de reparto a la lista de los protagonistas. Juan Delgado no desentona, Claudio Baeza pide cancha, Camilo Rodríguez cumplió reemplazando a Gonzalo Fierro. No jugaron Vecchio ni Suazo, y el técnico tuvo donde encontrar una respuesta.

El problema que padeció Colo Colo en el segundo semestre del 2014 era que carecía de banca, de suplencia. Hoy se sumaron nombres y el equipo creció. Comenzó a construir un plantel.

Colo Colo quedó a un punto del líder, Cobresal. La próxima semana en el Superclásico se podrá medir si las credenciales que ha exhibido hasta ahora, le darán para pelear en los dos frentes.

Es cierto, aún no ha enfrentado los clásicos y se viene la curva final del Clausura. En Copa Libertadores tiene que jugar los partidos claves, en la rueda de revanchas, en un grupo extremadamente duro. Pero está en posiciones expectantes en ambos torneos y eso es más, mucho más, de lo que podían aventurar los que hablaban de crisis a comienzos del 2015.

0 Comentarios

Normas Mostrar