El debut es duro para todos

El debut es duro para todos

Lo escribimos acá. El debut en un torneo corto es duro para todos. Todos. Las voces alarmistas despedazaron a Chile tras su primero partido. Resulta que después de ver los cotejos inaugurales de México, Bolivia, Uruguay, Jamaica, Argentina, Paraguay, no terminó siendo tan malo, ni en desempeño ni en resultado.

Imposible hacer análisis concluyentes tras el primer partido. Es solo la presentación inicial. No da para conclusiones tajantes, ni para los que ganan, los que golean, ni siquiera para los que pierden. Hay que ver fútbol, mirar fútbol, para cerciorarse que esta verdad es tan evidente como que la pelota es redonda.

Tras el primer tiempo nadie habría dudado de la victoria Argentina sobre Paraguay El 2-0 no solo era justo sino que mezquino para la albiceleste. En el segundo tiempo no cerraron el pleito cuando pudieron, por impericia frente al arco o por un par de tapadas formidables de Silva, el golero de los albirrojos.

Pero era un partido tranquilo, contenido para el once de Martino. El gol de Haedo Valdez fue clave. Mete a Paraguay en el partido. Muchas veces el gol llega con un buen desempeño. Pero otras veces, como en esta ocasión, esa ecuación no se cumple. El cuadro guaraní no jugaba bien cuando el delantero sorprendió a Romero con un golazo.

Respuesta más anímica que futbolística en un comienzo. Pero el ímpetu paraguayo fue contagioso. Benítez y González le dieron más profundidad y Barrios entró fresco a una zona donde Santa Cruz ya había hecho el desgaste. El empate sobre el final le da carácter casi de hazaña para un partido que pudieron perder y por goleada.

¿Messi? El mejor del mundo demostró luces de su talento inconmensurable. Pudo marcar un par de goles, hasta que el agotamiento propio de una campaña europea que no tiene misericordias, afectó al 10, como lo sintió Vidal, como lo sintió Mascherano, como lo sintieron todos los que llegaron a instancias finales.

Lo duro de la Copa América es, además, la diferencia de estilos. Paraguay no juega parecido a Brasil, Brasil no tiene nada que ver con Colombia, Colombia entiende el juego distinto a Chile, Chile no se asemeja a Venezuela, Venezuela ataca distinto a Uruguay. Todos demasiado diferentes.

Argentina sigue siendo candidato. Que duda cabe. Tiene equipo para hacerlo. Pero el empate ante los paraguayos demuestra que el debut siempre es difícil, incluso para los mejores del mundo. Y refleja que lo de Chile, si bien fue insuficiente, no fue tan malo. Pero desazón de los alarmistas. Guarden sus argumentos para cuando sea necesario. Aún no.

0 Comentarios

Normas Mostrar