Carucha Fernández: "Sería un sueño dirigir a Colo Colo"

ADRIÁN "CARUCHA" FERNÁNDEZ

Carucha Fernández: "Sería un sueño dirigir a Colo Colo"

El delantero argentino se retiró del fútbol tras un largo peregrinaje. En diálogo con AS Chile, repasa su carrera y recuerda su bullado paso por el "Cacique".

A mediados de 2004 y aún con la crisis económica latente que significó la quiebra dos años antes, el argentino Adrián Fernández llegó como refuerzo a Colo Colo siendo un verdadero desconocido por estos lados.

No llegó solo, pues a pedido del técnico Ricardo Mariano Dabrowski también arribaron sus compatriotas Darío Cajaravilla, Germán Real y Marcelo "Tiburón" Verón. De los cuatro, sólo Fernández dejó algún recuerdo en Macul.

"Carucha", como le apodaban, era un delantero empeñoso que se movía por todo el frente de ataque. Su producción goleadora estuvo lejos de ser perfecta (sólo anotó dos tantos), pero se ganó el cariño de los hinchas por su entrega y su extrovertida personalidad.

Este lunes, tras defender la última temporada al Maccabi Herzliya del ascenso israelí, el trasandino anunció su retiro del fútbol y la noticia de inmediato generó ruido en Chile.

"Después de tanto tiempo fuera de Argentina, decidí que era el momento de volver para estar cerca de mi familia. Quería retirarme en Nueva Chicago, el club de mis amores, pero la institución está en tan malas condiciones que desistí. Ahí surgieron algunas alternativas para jugar en la B, pero no quise. Prefiero quedarme con la hermosa carrera que tuve, terminar ahora y dejar yo el fútbol, antes que él terminara conmigo", confiesa "Carucha" en conversación con AS Chile.

Esa larga carrera lo llevó a jugar en 15 equipos, repartidos por Argentina, Chile, Bolivia, Emiratos Árabes Unidos, Suiza, Bulgaria, Chipre e Israel. "Soy un tipo agradecido por todas las experiencias maravillosas que viví. Estuve en siete países, hablo cinco idiomas y tengo amigos en todo el mundo. Yo nunca fui un crack, pero supe siempre mis virtudes y mis defectos. La gente se encariñaba conmigo porque nunca daba una pelota por perdida, trancaba con la cabeza si era necesario. Eso ayudó a mi adaptación por los lugares donde estuve", agrega Fernández.

Once años después, ¿qué recuerda de su paso por Colo Colo?

-¡Uf, pasaron tantos años! Yo nunca más volví a Chile, pero la gente me sigue escribiendo. Creo que Colo Colo vio en mi un chico humilde, de pueblo esforzado. Soy un agradecido de haber podido defender al "Cacique" y por eso en cada partido y cada entrenamiento dejaba todo y un poco más. La gente se encariñó conmigo y valoró esa actitud.

¿Le habría gustado volver en algún momento?

-Era imposible por cómo se dieron las cosas, pero no puedo mirar atrás y arrepentirme de algo. Sabiendo mis virtudes y mis defectos siempre fui un tipo positivo e intenté aprovechar las oportunidades que la vida me dio. Lo que se dio tocó y lo que no fue porque no lo merecí, nomás.

¿Sigue en contacto con sus ex compañeros?

-Claro, tengo muchísimos amigos por allá. Mi papá me enseñó de chiquito a ser buena persona, porque a los cracks se les va a recordar por ser crack, pero nunca les va a sonar el teléfono para preguntarle cómo están. Me pone feliz ver la carrera que pudieron hacer Matías Fernández, Claudio Bravo y Arturo Vidal, que por esos años era pasapelotas. Con los dos primeros fui compañero y con Arturo compartíamos en algunas comidas. También hablo seguido con Mauricio Donoso, "Manolito" Neira y "Fierrito". ¡Un crack Gonzalo Fierro! Tengo una relación fantástica con ellos vía mail y teléfono.

¿Cómo vivió la final de la Copa América con tanto conocido por el lado de Chile?

-Feliz por ellos. Mis hijos me miraban y cada vez que jugaba Chile me salía una sonrisa. Mis hijos dicen que son de Boca por el tío y de Chicago y Colo Colo por su papá. Yo terminé siendo un hincha más del "Cacique", lo seguí siempre desde que me fui y eso no me pasó con ningún otro club. Miraba los clásicos aunque fueran de madrugada.

¿Qué viene para usted ahora?

-Lo primero es disfrutar a mi familia. Luego, tuve la suerte de hacer el curso de director técnico en Israel y recibí mi diploma de honor. También estuve haciendo un curso en el instituto de Johan Cruyff en Barcelona. Me fui preparando para lo que venía y ahora tengo posibilidades de comenzar a trabajar en las inferiores de algunos equipos de Buenos Aires. Me gusta mucho la docencia, pero para arrancar, luego quiero seguir con el primer equipo de algún club.

¿Le gustaría dirigir a Colo Colo?

-Sería un sueño espectacular, pero recién comienzo en todo esto. Anoche hablé con Mauricio Donoso, que tiene muchas ganas de comenzar a dirigir solo, y me dijo "tenemos que volver a juntarnos". También sé que "Manolito" Neira tiene unas escuelas de fútbol. Trabajar en Chile sería lindo porque tengo muchos amigos, grandes recuerdos y mi mujer ama el país.

¿Y si lo llaman para dirigir a la U?

-(Risas) Creo que no me contratarían nunca, porque yo les quiero ganar hasta en las bolitas. Sería muy difícil...

0 Comentarios

Normas Mostrar