Crisis en el fútbol chileno

Los clubes de Miguel Nasur que sufren por sueldos impagos

Mientras el dirigente es uno de los posibles candidatos a encabezar la ANFP, en el plantel de Santiago Morning reclaman que los atrasos de pago son reiterados.

0
Los clubes de Miguel Nasur que sufren por sueldos impagos
Carlos Quezada Carlos Quezada

Queda poco más de un mes para que se escoja el nuevo presidente de la ANFP y el nombre de Miguel Nasur suena fuerte en una posible candidatura. Sin embargo, el ex vicepresidente de la Conmebol mantiene sueldos impagos a sus dos clubes profesionales.

El plantel de Santiago Morning está en receso y no ha recibido los dineros de octubre que debían ser entregados a más tardar el 15 de noviembre, pese a que ya firmaron las planillas mensuales. Los jugadores recibieron un cheque con los montos normales, pero aún no existe fondo para que lo puedan cobrar.

Los directivos se comprometieron a que este martes sí liberarán los sueldos, no obstante, en el equipo ya no se confían. "Veremos si es verdad o no. Y si el 15 de diciembre aún no nos pagan el sueldo de noviembre, no firmaremos más la planilla porque no es primera vez que se atrasan", cuenta una fuente del plantel a AS Chile.

Miguel Nasur, además de ser presidente de Santiago Morning, tiene vínculos con otros cuatro clubes del fútbol chileno: San Marcos de Arica, Melipilla, San Antonio Unido y Deportes Ovalle. Este último es presidido por Juan Miguel Nasur, su hijo.

El cuadro de la Cuarta Región milita en la Segunda División Profesional y se ubica en la décima posición del campeonato. La historia es más dura aún: tampoco han recibido los sueldos de octubre, no tienen ningún documento que garantice que esto sí se hará en los próximos días y han debido disputar duelos en las últimas dos semanas.

"El tema quita energía a los jugadores y sabemos que ya no les queda dinero en sus cuentas. Ojalá se solucionen estos problemas", dijo el técnico Leandro Zepeda a El Ovallino antes de jugar el partido del sábado frente a San Antonio Unido en la Quinta Región.

Ambas escuadras igualaron sin goles y el ánimo no es el mejor. "No tenemos idea qué ha pasado y no nos han dado ninguna explicación. No contestan el teléfono. Yo tengo familia y no sé que hacer. Tengo rabia e impotencia; me dan ganas de dejar el equipo", asegura un jugador del club mientras viaja de vuelta a la provincia del Limarí.

En tanto, Miguel Nasur ya observa al 4 de enero, día en que se realizará una nueva elección en la ANFP. Ahí podría enfrentar a Marcelo Salas y podría ser su regreso a la cabeza del fútbol chileno.