Unión Española

Diego Churín: “Quiero aprender día a día y seguir madurando"

El argentino se ha ganado un lugar como centrodelantero en los hispanos. “Sabía que llegaba a un equipo con mucha historia”, manifiesta.

Diego Churín: “Quiero aprender día a día y seguir madurando"
Marcelo Hernández/Photosport

Luego de un buen paso por Curicó, en Primera B, e interesantes apariciones en Universidad de Concepción, Diego Churín dio el buscado paso hacia la capital.

El delantero argentino, de 26 años, quien se formó en Independiente de Avellaneda, recaló en Unión Española y, partiendo desde la banca, se ganó hoy el puesto de centroatacante.

“Uno siempre entrena para dar lo mejor y las cosas se me están dando. Trato de colaborar con el equipo. La verdad es que todo ha sido 10 puntos con los compañeros. Cómo me recibieron, tanto los dirigentes como los compañeros. Eso da confianza para entrar a la cancha y dar lo mejor. Creo que eso es lo fundamental para que las cosas me estén saliendo”, explica Churín a AS Chile.

Antes de establecerse en Santa Laura, el argentino proyectaba una nueva temporada en la Octava Región. Sin embargo, “se dio todo muy rápido. Cuando me dijeron que existía la opción de venir, lo pensé y acepté sabiendo lo grande que es el club y la historia que tiene. Además tiene un muy buen plantel. Al no tener los minutos que uno quería en la Universidad de Concepción, vi esta opción con muy buenos ojos y tomé el desafío. No me arrepiento y estoy muy contento”, afirma el ariete.

En el plantel hay varios delanteros, pero se ha ido consolidando paulatinamente en el puesto.
Trato de aprender de los compañeros. En Universidad de Concepción tuve de compañero a Gabriel (Vargas), un tipo bárbaro, un buen profesional, muy buena persona y he aprendido mucho de él. La verdad es que estoy agradecido de cómo se brindó conmigo y fue una competencia muy sana. Hoy me toca desde otro lugar seguir peleando el puesto, con Carlos (Salom) o con otros chicos que jugamos en la posición. Son todas competencias sanas, siempre poniendo al grupo por delante y tratando de dar lo mejor por el bien del equipo.

“Me ha costado un poco adaptarme a Santiago”

-¿Cómo marcha la vida en Santiago?
-Me ha costado un poco. Me fui cambiando de Curicó hacia el sur, a Concepción, y luego a Santiago. Cuesta cuando uno ya venía planificando lo que iba a ser el año y de repente toca cambiar de club. Cuesta volver a acostumbrarse a otra vida, a cambiar la manera de funcionar.

-¿Qué le ha llamado la atención de la capital?
-Es otra cosa la ciudad, es otro el movimiento. Hay muchas cosas para hacer. Con mi familia estamos muy contentos de estar acá en Chile. Eso es lo primero y lo principal. Siempre nos han tratado muy bien y estamos eternamente agradecidos por eso. Ahora nos toca estar en la capital y es otra forma de vivir y otra manera para adaptarnos también.

La versatilidad para actuar en los tres puestos de ataque la adquirió acá o ya era parte de su juego.
Siempre que uno juega al fútbol quiere tener la pelota en los pies. A veces no es paciente cuando no le llega el balón y eso hace que uno comience a moverse más. En lo que toca a mí, siempre me gusta moverme por todo el frente del ataque. En Universidad de Concepción jugué también por afuera, de wing. Trato de acomodarme y de hacer lo que pida el técnico. Ahora, en este momento, trato de ser el referente de ataque en el equipo.

¿Cuáles son los objetivos que manejan en el plantel?
La misión es seguir consolidando el juego que teníamos en las primeras fechas y lograr una regularidad en lo que va a quedar del torneo. Además tratar de hacernos cada vez más fuertes como grupo, como equipo, e intentar llegar a una copa internacional.

¿Se percató de que Unión posee otra repercusión por tratarse de un equipo tradicional en el fútbol chileno?
Cuando tomé la decisión de venir, sabía que llegaría a un equipo con mucha historia. Un equipo que siempre trata de pelear en los puestos de arriba, que ha jugado torneos internacionales y, en los últimos años, salió campeón. Es un desafío bastante lindo e importante para tomarlo.

¿Posee expectativas a futuro o solo piensa en la actualidad?
Estoy abocado completamente y 100 por ciento a Unión. No hay nada que me impida no pensar en eso. Hoy en día tenemos que seguir creciendo y yo como profesional. Quiero aprender día a día y seguir madurando. La idea es seguir esforzándome para darle lo mejor al grupo y dejar a Unión lo más arriba.