U.de Chile - Colo Colo

La desconocida historia del primer Superclásico

En 1935, albos y azules se midieron por primera vez en un amistoso. 24 años más tarde, comenzó la rivalidad cuando definieron el título.

0
La desconocida historia del primer Superclásico

Tres historias que muestran la evolución del partido más importante del fútbol chileno. Desde el desconocido primer choque de 1935, pasando por el inicio de la rivalidad entre albos y azules en la definición de 1959, para terminar con la mejor anécdota de Leonel Sánchez enfrentando al equipo de sus amores.

Partido cero: Profesionalismo vs amateurismo

Universidad de Chile aún no era un equipo profesional y se midió ante Colo Colo, fundador del fútbol rentado, el 9 de junio de 1935 en los Campos de Sports. Fue un apretado partido amistoso, donde los azules demostraron por qué eran subcampeones del Nacional Amateur.

"Si el Universidad gana, significaría la supremacía del football amateur. Sería una apoteosis", consignaba el Diario La Nación en la previa. La U comenzó ganando con un cabezazo de Víctor 'Cañón' Alonso a los 30', pero los albos lo dieron vuelta con tantos de su artillero Luis Carvallo (34' y 38'). Alonso empató antes del descanso.

En el segundo tiempo los blancos fueron superiores, pero sólo encontraron la victoria 3-2 con un penal a cinco minutos del final. El juez Roberto Aguirre vio mano dentro del área de Hermógenes Murúa y Enrique 'Tigre' Sorrel lo convirtió en gol.

Fue un partido duro, áspero, jugado con muy poca técnica, donde Colo Colo quedó con diez jugadores tras expulsión de Aurelio González. “Resistió la orden del juez, dando muestras de mal carácter y fue sacado por la fuerza policial”, señaló la prensa de la época.

El inicio de la rivalidad

Hasta noviembre de 1959 no existía una rivalidad entre Colo Colo y Universidad de Chile. Era sólo un partido más. En aquel torneo, el Cacique llegó a estar seis puntos arriba de los azules, pero la diferencia se igualó a una fecha del final, con la victoria de la U 3-2 sobre los albos. Carlos Campos anotó el gol decisivo en los descuentos.

En la última jornada ambos equipos ganaron y debieron definir el título en un partido único. La noche del 11 de noviembre, 40.744 personas llegaron al estadio Nacional. Según las crónicas, fue un encuentro emocionante, friccionado y con poco fútbol.

A los 40 minutos, Leonel Sánchez abrió la cuenta con un potente tiro libre que dobló las manos al arquero Misael Escuti. A los 50', un pase profundo de Sánchez fue aprovechado con una genialidad por Ernesto Alvarez: el argentino eludió a Fernando Navarro y Gastón Guevara, para anotar el 2-0 con un zurdazo cruzado.

El descuento de Juan Soto (70'), tras una aventura personal, sólo le agregó más emoción al partido. La U ganaba su segunda estrella y se iniciaba una rivalidad que ya tiene 57 años. Y sí, fue un "campeón en tu cara".

Leonel en la otra vereda

Leonel Sánchez, figura e ídolo de Universidad de Chile, dejaba el club de toda su vida para fichar por el archirrival en el verano de 1970. Y el 17 de mayo de aquel año, con toda la prensa atenta a su desempeño, enfrentó por primera vez a la U.

En los minutos finales, con el marcador 1-1 (Roberto Hodge para los azules y Sergio Ahumada para los albos), Leonel Sánchez arrancó por la derecha, eludió a Manuel Rodríguez y cuando ingresó al área chica, fue enganchado por Eduardo Peralta.

El juez Carlos Robles Robles se desentendió de la jugada y gesticuló para que el juego siguiera. "Le reclamé airadamente, hasta que me expulsó", cuenta Leonel. Las crónicas de la época hablan de un 'zarandeo' del delantero al árbitro.

Lo sorprendente es la anécdota que décadas más tarde desclasifica Leonel. "En un curso de entrenadores, volví a ver a Don Carlos (Robles), cuando ambos estábamos retirados de la actividad. Le recordé la jugada y grande fue mi sorpresa con su respuesta: ¡Sí hombre! claro que fue un penal más grande que una casa, pero cómo iba a validarlo si yo soy azul. ¿No crees que habría sido una estupidez que tú le hubieses anotado un gol a la U?"

Y nunca le hizo un gol al equipo de sus amores.