Campeón Torneo de Clausura

El fin de seis años de sinsabores de Universidad Católica

Desde que perdieron la final ante la U en 2011, los cruzados sufrieron con campeonatos desperdiciados y el estigma de 'segundones'.

La última vez que Universidad Católica festejó un título fue el 5 de diciembre de 2010, cuando golearon por 5-0 a Everton. Aquella vez, el equipo dirigido por Juan Antonio Pizzi remontó una desventaja de siete puntos con Colo Colo. Fue el último torneo largo jugado en Chile.

En el primer semestre de 2011, la UC jugó a gran nivel en Copa Libertadores, donde ganó por primera vez en Argentina (4-3 sobre Vélez Sarsfield) y quedó eliminado por dos desafortunadas noches ante Peñarol, por los cuartos de final.

En el Apertura local, la Católica de Pizzi definía el título ante la U de Jorge Sampaoli. Sacó ventaja en la ida por 2-0. Para la revancha, los jugadores cruzados llegaron al estadio con cotillón en el bus, arengados por el preparador físico Jorge Freitas.

Los azules lo dieron vuelta. Ganaron 4-1 y fue el primer título de la Era Sampaoli.

Desde ese instante comenzaron los infortunios de la UC. La palabra 'cotillón' pasó a ser una burla permanente para los cruzados. Y, con el paso de los años y torneos, les cayó el mote de "segundones".

El llanto de Tomás Costa tras su expulsión en la "final del cotillón" de 2011. En cinco años en el club, el volante argentino no pudo ser campeón.

En el torneo de Transición 2013, la UC finalizó segunda detrás de Unión Española y superó a Colo Colo como el equipo con más vicecampeonatos en la historia: 18 contra 17.

En el certamen siguiente, definieron el título con O'Higgins y cayeron 1-0 en el Nacional. Desperdiciaron tres puntos de ventaja a dos fechas del final y fueron alcanzados por los rancagüinos tras perder 2-0 en Antofagasta.

En el Clausura 2014, Colo Colo sacó amplia ventaja, pero nuevamente Católica ocupó el segundo lugar. Ya era un estigma. En el segundo semestre de ese año, los cruzados se hunden con Julio César Falcioni en la banca: 14° en el Apertura y eliminados en primera fase de la Copa Sudamericana.

En 2015 asume Mario Salas para levantar el equipo y lo logra. Vuelve a ser competitivo, pero no llegan los títulos. En el Clausura el campeón es el sorprendente Cobresal y la UC decepcionó en la última fecha: ganaba 3-0 a Iquique en San Carlos, pero el partido termina 3-3.

Volvían a ser segundos en el Apertura. Llegaban un punto abajo de Colo Colo en la última fecha, pero ni siquiera pudieron meterle presión al Cacique. Perdieron 1-0 ante Audax Italiano y los albos, sin jugar debido a los bochornosos incidentes del estadio Elías Figueroa de Valparaíso, celebraron en el final de torneo más deslucido de la historia.

En el tercer semestre de Mario Salas, Universidad Católica por fin pudo celebrar luego de seis años y diez torneos de sinsabores. Atrás quedó el episodio de 'cotillón' y el estigma de 'segundones'. Todo cambió con el gol de José Pedro Fuenzalida y la decepción de O'Higgins en Rancagua.