ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

¿Y los cómplices de Jadue? (segunda parte)

Actualizado a

El castigo a perpetuidad de la FIFA sobre Sergio Jadue es una confirmación oficial bastante tardía de algo que siempre se supo que iba a ocurrir. Y la declaración de la directiva de la ANFP es una comunicación que también llega placé.

Cuando la justicia norteamericana ya tiene a Jadue tipificado como un delincuente e, incluso, muchos dicen saber cuál será la sentencia que tendrá (cinco años y si tiene mucha suerte, con derecho a libertad vigilada, es decir, con arraigo y grillete GPS), la FIFA llega recién a decirnos que el calerano no merece  ser dirigente del fútbol nunca más en su vida. Y acá, en Quilín, plantean: "Tenemos la convicción de que creó una organización para delinquir y apropiarse de los dineros de la ANFP".

A estas alturas es algo que se cae de maduro.

No se trata de que no se valore el accionar de la nueva directiva del fútbol chileno. No ha sido fácil el trabajo. Mal que mal, hay que escudriñar en una organización criminal que, como tal, trata de no dejar pistas ni cabos sueltos. A Al Capone finalmente lo procesaron por evasión de impuestos y no por otros crímenes mayores. Es ese el punto o palabra clave: organización criminal.

Sergio Elías Jadue Jadue no es Walter White, el protagonista de la serie de culto "Breaking Bad", un profesor de química que utilizó sus conocimientos para sintetizar la metanfetamina más pura del hemisferio norte y que, gracias a ello, terminó siendo el temible y despiadado Heisenberg. Los talentos que se le reconocen a Jadue es su audacia, soberbia y lo que se podría llamar como la suerte del goleador: estar en el lugar y momento preciso para aprovechar la oportunidad. Eso no es suficiente para formar una organización que delinque y que estuvo varios años impune. No estamos hablando de una mente brillante ni de un superdotado intelectual.

La pregunta sigue siendo la misma que quedó planteada hace un mes en esta misma columna. ¿Qué pasa con los cómplices de Jadue?

Son varias las tareas que Jadue no podría haber hecho solo. A saber: asesores para la apertura de cuentas offshore, limpieza y legalización de procedimientos, ingreso al país del dinero en efectivo de las coimas, fiscalizadores que hayan hecho la vista gorda en la ANFP y en otros lugares como, por ejemplo, el aeropuerto, personal operativo contratado o por amistad, y un largo etcétera. La más evidente de todas y que a estas alturas debería ser causa de procesamiento inmediato: ¿Quién lo puso ahí?

Jadue no la hizo solo. Hay varios más que deben pagar. El director de la ANFP Hugo Muñoz dijo el jueves en "Los Tenores de ADN": "Jadue nunca más en su vida se va a poder pasear tranquilo por las calles de Santiago". Tiene toda la razón. Pero, hasta el momento, pareciera que sus cómplices sí van a poder hacerlo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?