Unión Española

César Pinares da detalles del inicio de la era de Martín Palermo

El hispano destacó en los amistosos y anotó un gran gol contra Magallanes por la Copa Chile. "El profe tiene el panorama claro de cómo quiere que juegue el equipo", dice.

César Pinares da detalles del inicio de la era de Martín Palermo
RAMON MONROY PHOTOSPORT

Bajo el mando de Martín Palermo, Unión Española registra un absoluto invicto. En tres amistosos, contra San Felipe, Cerro Porteño y Colo Colo, los hispanos se impusieron. Además en el debut por la Copa Chile, vencieron por 2-1 a Magallanes, con un golazo desde más de 25 metros de César Pinares.

El zurdo ha sido una de las buenas figuras en la etapa inicial del ex artillero de Boca Juniors como DT en Santa Laura. Su tanto frente al cuadro carabelero se ubicó entre los mejores en la partida de la temporada futbolística nacional.

"Estoy contento y satisfecho por el gol. Había hecho un par de goles parecidos antes. El más cercano en el tiempo fue en el campeonato pasado contra Audax Italiano. En Iquique también marqué así en una final de la Copa Chile, contra Huachipato. Tengo antecedentes de goles desde afuera del área", sostiene Pinares a AS Chile.

-Es una fortaleza de su juego, aparecer por la izquierda y pegarle fuerte al arco.
-La verdad es que ahora último me he puesto a pegarle más al arco. Mucha gente, familiares, mi mamá, mis cercanos, me dicen que le pegue más al arco. Los profes y los compañeros también. Tengo buen chute, yo también lo sé, pero de repente no lo hago por cosas que ni yo sé. Debo aprovechar más el tiro que tengo para sacarle provecho.

-¿Qué le dice el cuerpo técnico al respecto? ¿En particular Martín Palermo?
-La verdad es que Martín me deja jugar. Me gusta mucho lo que busca hacer conmigo, que es dejarme jugar, que mi juego fluya junto a todo el equipo. Me siento muy cómodo jugando de esta manera.

-Se ha ganado un lugar en el equipo, fue titular en los amistosos y también en la Copa Chile.
-Siento que he andado en buen nivel. El plantel está competitivo, así que hay que estar bien para seguir como titular. Todos los que estamos en el plantel tenemos chances. Contra Magallanes tuvieron que entrar dos compañeros que estaban afuera y lo hicieron de muy buena forma. Se notó muy poco la ausencia de los que venían jugando. Hay que estar bien preparado para no soltar la camiseta.

-¿Con Palermo, el que pestañea pierde?
-La verdad es que la competencia es bien sana. Es un plantel joven, todos quieren jugar y se están mostrando. El profe les va a dar la oportunidad a todos. Así que la competencia está buena, en buen nivel. Eso hace que el equipo ande bien y se vea reflejado en los triunfos. Aunque hayan sido amistosos los tres primeros, los hemos ganado todos. Eso refleja el buen rendimiento que tiene el plantel en general.

-¿Cómo han sido estas primeras semanas bajo la conducción de Palermo?
-Mira, cuando uno escuchó el nombre de Martín Palermo, sabíamos lo que le fue como futbolista junto al Pato (Roberto) Abbondanzieri su ayudante. Se nos viene al tiro a la mente lo que es Boca Juniors, lo que son los triunfos y los logros. Con el pasar del tiempo, todo se hace más cotidiano, pero escucharlo hablar a él de la experiencia que tiene nos puso a todos en muy buen camino. 

-¿Cuáles serían los variables que explican este buen rendimiento inicial?
-Creo que la competitividad que hay en el plantel. También que el equipo sabe que el esquema Martín lo tiene bien definido. Hay una forma de juego y después los jugadores van rotando a medida que se dan circunstancias, como lesiones o rendimiento. Todos tienen la motivación de querer jugar y saben también que habrá una chance. El que anda bien, va a jugar. Y el que pestañea, el que se queda un poquito, lamentablemente tendrá que quedarse afuera. 

-Da la impresión de que Palermo busca algo no muy elaborado, que no se genera grandes problemas en su idea de juego.
-Hasta ahora hemos jugado con un 4-4-2 bien marcado. Un rombo en el mediocampo y dos adelante. Al tener el profe el panorama claro de cómo quiere jugar, después hace que eso se transmita. Cada uno tiene claro lo que debe hacer en la cancha. Eso es personal y después se refleja en lo colectivo. Nadie tiene dudas y eso parte desde el cuerpo técnico.