Entrevista a Hans Martínez

Martínez: "Por fin se está valorando al Gato Silva"

Amigos desde inferiores, el audino repasa el momento de Silva y el fin de su cesantía. Lamenta que tantos estén cayendo en esa situación.

0

Antes de la Copa América conseguida por Chile en 2015, uno de los momentos más recordados a nivel de selección era el tercer lugar de los sub 20 en Canadá. Fue 1 a 0 ante Austria. El gol lo anotó Hans Martínez. El defensa corrió hacia el corner a festejar esa medalla para el país.

Martínez fue parte de esa generación dorada, pero no gozó de la suerte de la mayoría de ellos. Por distintas circunstancias, estuvo un año sin jugar. “Prefiero no darle vuelta a las razones porque no encontraba una explicación tan concreta para tratar de comprender por qué todavía no estaba jugando”, explica.

Cuando ve a sus ex compañeros de Canadá ser la base de la selección más exitosa de la historia, ¿le duele mirar su realidad?
Si uno lo compara con otros de esa generación, puede pensar que mi carrera fue decayendo. Pero estoy agradecido por todo lo que me ha pasado en este tiempo. Para mí ha sido una carrera si bien no exitosa como la que ha tenido Gary, Vidal, bastante buena así que estoy agradecido.

Francisco Silva fue el que le dio el título a Chile con ese penal, gran amigo suyo. ¿Cómo vivió ese momento?
El Gato ahora es una estrella, en todo ámbito. Estoy contento, muy feliz por “gatito”. El “Gato” hizo muchos partidos donde había sido un gran valor, un jugador muy importante y no se le había dado la importancia que creo se le debería haber dado, por ejemplo en la final de la Copa América anterior. Ahora se le dio la oportunidad de darnos esta segunda copa…Por fin, se está valorando a un jugador que se ha sacado la mugre para estar donde está y que siempre en un perfil bajo ha demostrado ser un gran jugador y gran persona también.

El “Gato” dijo que no pensó nada cuando iba a patear el penal, ¿usted que lo conoce, le cree?
Al “Gato” lo molestamos muchas veces por lo mismo. Es un cara de nada. Uno no puede saber qué está pensando porque cuando está contento o enojado, está igual. Entonces no sabes qué sensación puede estar pasando por él. Cuando si que iba a patear ese penal, dije por fin le voy a ver alguna expresión en su cara, pero cuando vi la TV, ¡no tenía ninguna! Era muy difícil saber si estaba nervioso, confiado. Sé la calidad que tiene y sabía que le iba a pegar muy bien. 

Usted mencionó su rol en la Copa América 2015. ¿Qué destaca más?
Terminó siendo clave. No venía siendo titular y terminó jugando muy bien. No todos los jugadores pueden hacer eso. El “Gato” mostró la calidad, capacidad y jerarquía. Hoy se le recuerda porque hizo el último gol de penal, pero en esa final de la Copa América jugó un partidazo. Fue uno de los grandes jugadores de la cancha.

Además de Silva, pateó Nicolás Castillo, otro cruzado…
Y demostraron lo que muchas veces se le critica a Católica, que sus jugadores no tienen corazón, que no se atreven en estas instancias. Ahí ellos dejaron en claro todo lo contrario
, que son jugadores capacitados, que tienen desparpajo. Estoy feliz por ellos. Espero que le vaya excelente.

Vuelta al fútbol

Después de un año alejado del fútbol, recaló en Audax Italiano. Entremedio solo supo de un fugaz paso por España y O´Higgins, desde donde salió en medio de declaraciones cruzadas. “Se hablaron muchas cosas que fueron en gran parte mentira. Sí cometí el error de jugar un partido (Chile vs Chile) estando lesionado. Fui pavo. Jugué medio tiempo tratando de evitar un problema y al final me trajo un conflicto mayor. No tuve esa precaución que uno debería tener como futbolista profesional”, reconoce.

Esos meses sin fútbol están reposando en su memoria. Ahora se centra en Audax Italiano donde al final de un mes redondo, se lesionó feo. Un desgarro que lo tendrá dos semanas más en para.

¿Qué fue lo más difícil de este año?
No estar en el camarín, no compartir con compañeros, no poder pisar una cancha. Eso es fuerte. Para un futbolista es complicadísimo. Es como lo que les pasa a los que se están retirando y les viene la depresión. Eso es lo que uno siente en ese momento. No poder jugar por más que tienes las condiciones, la capacidad física, pero si no hay una oportunidad, no hay nada que hacer.

El SIFUP habla de 450 jugadores cesantes. Usted fue parte de esa realidad, ¿qué consejo le daría a esos que están sin trabajo?
Es terrible ver la cantidad de jugadores sin club. Muchos la están pasando mal solo por malas decisiones dirigenciales. Pasé por eso y mi consejo es que no sean orgullosos, que si tienen la posibilidad de ir a un club a probarse no lo piensen dos veces. Vayan y demuestren lo que valen. Yo me aferré a mi familia y a Dios, nunca me derrumbé gracias a ellos.

¿Cómo fue retomar la actividad?
Hace tiempo que no tenía una pretemporada tan buena. Se agotaban las posibilidades y eso obviamente a uno lo va desesperando. Gracias a Dios se dio lo de Audax. Después de un año sin jugar, sin poder tener competencia uno se frustra. Lo que más quería, era jugar. No es lo mismo estar en una cancha que en un gimnasio.

¿Jamás le trajo problemas en sus clubes practicar artes marciales?
He practicado, pero nunca ha sido conflicto con los entrenadores. Siempre lo he hecho con su consentimiento, jamás sin autorización. Si me dicen que no, no lo hago. Practicaba artes marciales como un complemento al fútbol. Me ayudaba.

¿En Audax lo seguirá haciendo?
No lo he conversado con Jorge Pellicer. Lo hablaré a ver si le parece bien
. No tengo ningún problema en no hacerlo.